7 de mayo de 2012

TUTELA; 1er JLT Santiago 04/05/2012; acoge demanda por despido injustificado; es posible vislumbrar en la relación contractual existente entre los litigantes (Chilevisión y presentadora del tiempo) elementos propios de una relación laboral, a saber una prestación de servicios personales, una remuneración por dicha prestación y el vinculo de subordinación y dependencia entre demandante y demandado, manifestado en la continuidad de los servicios prestados por la demandante desde el año 2004, para desarrollar una misma labor, concurriendo los días y en la hora señalada por la demandada, conforme además a un libreto confeccionado por el canal de televisión, sin posibilidad de modificación por la contraria y utilizando el vestuario proveído por aquella, además de contemplar el propio contrato sanciones por inasistencias e incumplimientos y el otorgamiento de un periodo de pre y post natal, como asimismo de vacaciones si lograba ponerse de acuerdo con el resto de sus compañeras, lo que no corresponden sino a características propias del poder de dirección y mando del empleador, quien regula la forma en la cual deben prestarse los servicios y establece sanciones para quien no cumpla aquello, como serían las multas y termino del contrato por inasistencias o retrasos como por la vulneración de los objetivos del canal demandado; RIT O-354-2012

Santiago, cuatro de mayo de dos mil doce. (no ejecutoriada) VISTOS, OIDOS LOS INTERVINIENTES Y CONSIDERANDO: PRIMERO: Que comparece al proceso ................, domiciliada en Camino La Piedra N° 24, Piedra Roja, Chicureo, comuna de Colina quien interpone demanda por nulidad de despido, despido injustificado y cobro de prestaciones en contra de RED DE TELEVISIÓN CHILEVISIÓN S.A., representada legalmente por Jaime de Aguirre Hoffa y Mario Conca Rosende, ambos domiciliados en Inés Matte Urrejola N° 0890, comuna de Providencia, a fin de que se declare que prestó servicios para la demandada bajo vínculo de subordinación y dependencia y que su despido fue arbitrario, injustificado e improcedente y se condene a la demandada al pago de la indemnización sustitutiva del aviso previo, indemnización por años de servicio, recargo, feriado, además de las remuneraciones y demás prestaciones derivadas del contrato de trabajo entre la fecha del despido y convalidación del mismo y cotizaciones de seguridad social por todo el periodo trabajado, con intereses, reajustes y costas. Fundando lo anterior señala que fue contratada por la demandada en jornada parcial a contar del mes de junio de 2004. Agrega que los servicios contratados consistían principalmente en ser conductora del programa del tiempo de dicho canal. Sostiene que sus servicios estaban sujetos a un horario específico que consistía en constituirse en las dependencias del Canal entre dos y cinco veces a la semana durante un horario prefijado y determinado por el director del Programa y que le era comunicado semanalmente. Añade que debe hacer presente que la jornada era impuesta y exigida rígidamente por su empleador quien se la comunicaba vía e mail al inicio de cada mes, sin tener derecho alguno a flexibilizar tal jornada. Manifiesta que, adicionalmente a dicha jornada y grabación del programa del tiempo se le exigía estar a disposición del Canal para los diversos horarios y programas en que ellos estimaran necesaria su presencia sin derecho a remuneraciones adicionales. Expresa que paralelamente a lo anterior se le exigía la más absoluta exclusividad para el canal sin poder desempeñar actividades de conductora, propias de su profesión, para ningún otro medio de comunicación (Cláusula 15°), además se le prohibía participar en Campañas publicitarias (Cláusula 13a) y también se le negaba la posibilidad de participar en conferencias y entrevistas de prensa (cláusula 16°), en síntesis se le negaba a realizar cualquier otra función propia de su oficio diversa a la convenida con la demandada. Expone que siempre estuvo sujeta a la supervisión, instrucciones y ordenes de superiores, siendo sus jefes directos don Alvaro Rojas Pardo y Mauricio Moscoso quienes determinaban su jornada de trabajo, fiscalizaban el desempeño de su labor, impartían las instrucciones sobre el modo como desempeñarlo y a quienes debía reportar regularmente. Señala que no obstante todo lo anterior, jamás se le escrituró contrato de trabajo a pesar de haber trabajado en forma continua e ininterrumpida para la demandada por más de siete años y medio, recibiendo mensualmente el mismo pago por las mismas horas de trabajo, desempeñando la misma función, todo lo cual trató de disfrazarse con contratos de prestación de servicios con vigencia de un año, respecto de los cuales era obligada a firmar en un mismo acto el finiquito a contar del último día de vigencia del mismo y simultáneamente firmar el nuevo contrato con vigencia a contar del día siguiente y de este modo mantener en forma ininterrumpida la continuidad en la prestación de los servicios. Refiere que demás esta señalar, que esta forma de operar le era impuesta bajo la amenaza que era la única manera de conservar su trabajo en el Canal. Dice que con fecha 31 de diciembre de 2011, su superior jerárquico Mauricio Moscoso le exigió firmar el finiquito correspondiente sin entregarle el nuevo contrato para el año 2012, frente a lo cual evidentemente se negó a firmar, ante lo que el Señor Moscoso le indicó simplemente que debía dar por terminada toda vinculación con el Canal, sin mayores explicaciones. Sostiene que al momento de su despido su remuneración era de $833.333 y que en todo el tiempo trabajado jamás gozó de vacaciones. Indica que los hechos descritos constituyen una relación laboral en los términos del artículo 7° del Código del Trabajo y así debe ser calificada por el tribunal. Señala que en efecto, nuestra jurisprudencia en forma reiterada y uniforme ha establecido que el vínculo de subordinación y dependencia que constituye la relación laboral está determinado por la prestación de servicios personales, a cambio de una remuneración mensual determinada, con sujeción a horario, en dependencias de la empresa y bajo las directrices e instrucciones de superiores jerárquicos, todo lo cual configura el denominado vínculo de subordinación y dependencia. SEGUNDO: Que la demandada evacuando el traslado que le fuera conferido solicita el rechazo de la demanda de autos, con costas. Fundando lo anterior señala que la actora prestó servicios profesionales a representada en virtud de contrato de prestación de servicios de fecha 01 de Enero de 2011 a plazo fijo, con vigencia desde las fecha de su suscripción y hasta el día 31 de Diciembre de 2011, ambas fechas inclusive, Añade que según consta en la cláusula decimocuarta del contrato contrato se declara expresamente que el prestador de servicios, es decir, "La Profesional", demandante en autos, declara poseer vasta experiencia en medios de comunicación, particularmente en lo que se refiere a actuación y modelaje, así como en general, todo tipo de actividades y eventos relacionados con éste y otros medios de comunicación. Indica que por su parte, en la cláusula segunda del referido contrato, la actora se obliga a prestarle a Chilevisión sus servicios profesionales como conductora del programa de televisión “EI Tiempo", u otra denominación que la estación de televisión le asigne durante la vigencia del contrato. Agrega que en la cláusula vigésimo primera de dicho contrato de prestación de servicios profesionales se estableció que la antedicha figura "no crea nexos de orden laboral entre las partes ni vínculos de subordinación o dependencia que deban regirse por las disposiciones legales vigentes y es voluntad de las partes, convenir un Contrato de Prestación de Servicios Profesionales”. Refiere que a su vez, en la cláusula vigésimo segunda, las partes declaran que el presente contrato, por la naturaleza de los servicios a prestar se regirá por lo dispuesto en los artículos N°2006 y siguientes del Código Civil, en todo lo no estipulado en el presente instrumento. Expresa que en la cláusula tercera se acuerda que Chilevisión “pagará al profesional por los servicios señalados en la cláusula anterior, un honorario bruto mensual de $833.333. - (ochocientos treinta y tres mil trescientos treinta y tres pesos) Las sumas de dinero estipuladas en este contrato serán pagadas los días 18 o día hábil posterior, del mes siguiente al cual se prestaron los servicios, contra presentación de la correspondiente boleta de honorarios y deducción de los impuestos que correspondan”. Señala que por último, en la cláusula vigésimo tercera del contrato de prestación de servicios se establece que "Toda duda, dificultad, diferencia o controversia que pueda surgir entre las partes en relación a la aplicación, interpretación, alcance, ejecución, resolución, extensión, validez, nulidad, cumplimiento o incumplimiento, terminación -anticipada o no- o cualquier otra circunstancia derivada del presente contrato o de cualquiera otra materia relacionada directa o indirectamente con ese instrumento o con cualquier otro contrato o documentos que se celebre u otorgue simultáneamente o como consecuencia de este mismo, será resuelta por un árbitro mixto, designado de común acuerdo por las partes. A falta de acuerdo entre las partes, o bien si el árbitro designado por las mismas no pudiere o no aceptare desempeñar estas funciones, las partes confieren mandato especial irrevocable a la Cámara de Comercio de Santiago A.G., para que a solicitud escrita de cualquiera de ellas, designe a un árbitro arbitrador en cuanto al procedimiento y de derecho en cuanto al fallo, de entre los integrantes del cuerpo arbitral del Centro de Arbitraje y Mediación de Santiago, quien resolverá conforme al Reglamento de dicho Centro de Arbitraje vigente al momento de la solicitud. Será sufriente para acreditar la falta de acuerdo entre las partes, el sólo mérito de la solicitud de designación de arbitro que uno cualesquiera de ellas presente al Centro de Arbitrajes de la Cámara de Comercio de Santiago A.G. En contra de las resoluciones del árbitro no procederá recurso alguno, salvo los recursos de Queja y Casación en la forma fundada en las causales de incompetencia y ultrapetita.". Refiere que los servicios que prestaba la demandante como conductora del programa El Tiempo son permanentemente evaluados por la estación de televisión, teniendo el rating fuerte incidencia en la decisión de selección de la persona a cargo de la conducción de dicho espacio, es por ello, que los servicios se contratan a plazo fijo, máximo en un contrato por un año de duración y con la facultad concedida a Chilevisión de ponerle término en cualquier momento al mismo, esto por cuanto una deficiente evaluación de imagen del conductor o conductora del espacio, o mala acogida por parte del público (bajo rating) implica una disminución en el número de telespectadores y, como consecuencia directa, afecta en términos comerciales al propio canal, trayendo como resultado el prescindir de los servicios de ese conductor. Agrega que lo anterior explica y justifica que no exista una sola persona a cargo de la lectura del tiempo sin que dos o más rostros visibles o conductoras, lo que se condice con el hecho que la actora no era la única ni exclusiva conductora del programa El Tiempo. Agrega que debido a lo expuesto precedentemente, en forma previa, las partes habían celebrado diversos contratos de prestación de servicios profesionales a honorarios, así, pactaron, un contrato a plazo fijo con vigencia desde el 01 de Enero de 2008 al 31 de Diciembre del 2008. Señala que posteriormente, con esa misma fecha, es decir, 31 de Diciembre de 2008, entre Red de Televisión Chilevisión S.A. y doña ................, se estableció un finiquito respecto de ese contrato. Indica que en efecto, en la cláusula segunda de dicho instrumento doña ................ otorga a Chilevisión el más amplio, total, definitivo y completo finiquito, dejando expresa constancia que, con pleno conocimiento de los derechos que le corresponden, no tiene cargó, ni cobro alguno que formular a Chilevisión, puesto que nada se le adeuda en virtud del contrato señalado ni por ningún otro concepto, cualquiera sea su origen y en la cláusula tercera, la demandante doña ................ renuncia expresamente a todo tipo de acciones legales, tanto de carácter laboral, civil, penal o infraccional, fundadas en la relación profesional y de cualquier otra índole que lo ligaron a Chilevisión y que pudiere eventualmente ejercer contra esta sociedad”. Añade que asimismo, la demandante prestó servicios mediante contrato de honorarios a plazo fijo de fecha 01 de Enero de 2009, con vigencia desde el 01 de Enero de 2009 al 31 de Diciembre de 2009, ambas fechas inclusive, y respecto de éste se suscribió un finiquito con fecha 31 de Diciembre de 2009, en los mismos términos expuestos precedentemente. Expresa que de la misma manera, la demandante prestó servicios mediante contrato de honorarios a plazo fijo de fecha 01 de Enero de 2010, con vigencia desde el 01 de Enero de 2010 al 31 de Diciembre de 2010, ambas fechas inclusive, y respecto de éste se suscribió un finiquito con fecha 31 de Diciembre de 2010, en los mismos términos expuestos precedentemente. Señala que igual situación se presentó respecto del contrato de fecha 24 de Noviembre de 2006, terminado con fecha 31 de Diciembre de 2007, con el correspondiente Finiquito de fecha 31 de Diciembre de 2007; con el contrato de 24 de Diciembre de 2007 a plazo fijo hasta el 31 de Diciembre de 2008, con el correspondiente finiquito de fecha 31 de Diciembre 2008, ee Es decir, en todos los instrumentos celebrados por las partes éstas han manifestado con absoluta claridad su voluntad de vincularse por una relación de carácter civil, lo que aparece plasmado tanto en los contratos mismos de prestación de servicios profesionales a honorarios como de los respectivos finiquitos suscritos por las partes, en los mismos términos y con idénticas declaraciones a las referidas anteriormente. Expone que en este contexto, la suscripción de los contratos de prestación de servicios, así como los correspondientes finiquitos, deja en evidencia, a mayor abundamiento, la completa extralaboralidad del vínculo que, unido a otros elementos de convicción, permiten afirmar que las prestaciones de la demandante eran esporádicas, sin continuidad y sin voluntad de obligarse al estilo de un contrato de trabajo, de esta manera, se rebate la hipótesis planteada en la demanda en el sentido que existiría una presunta relación de trabajo en todos aquellos períodos cubiertos por los finiquitos que se acompañarán en la etapa procesal correspondiente. Agrega que en dichos instrumentos la señora ................ declara perentoriamente, ante el propio Ministro de Fe, que sus servicios no constituían vínculo de subordinación y/o dependencia. Indica que es dable destacar que hasta ahora, jamás la señora ................ había reclamado por la naturaleza de los contratos que la vinculaban con Chilevisión, más aún, frente a situaciones similares ocurridas en el pasado, la señora ................ había suscrito los contratos civiles, y sus correspondientes finiquitos, sin ninguna observación, ya que las partes siempre habían expresado su voluntad de no vincularse laboralmente. 23 Sin perjuicio de la Incompetencia alegada y de la prescripción invocada, la demandante doña ................ jamás fue trabajadora de Red de Televisión Chilevisión S.A., sino que prestó servicios de naturaleza civil en virtud de diversos Contratos de Prestación de Servicios Profesionales, todos a plazo fijo, los que, como se expuso anteriormente, fueron debidamente finiquitados por las partes, para finalmente prestar servicios mediante el contrato de Prestación de Servicios Profesionales de fecha 01 de Enero de 2011, que también era a plazo fijo, puesto que terminaba su vigencia el 31 de Diciembre de 2011. Expresa que a su vez, Red de Televisión Chilevisión S.A. contrataba a un prestador de servicios profesionales a honorarios en virtud de un contrato de arrendamiento de servicios inmateriales, de aquel regulado en el párrafo 9o del Título XXVI del Libro IV del Código Civil, de los artículos 2006 al 2012 inclusive. Expresa que la demandante jamás fue despedida, primero, por ausencia de relación laboral entre la demandada y doña ................ y luego, el contrato de prestación de servicios de marras tenía duración definida, esto es, se trataba de un contrato a plazo fijo que expiraba el 31 de Diciembre de 2011. Expone que como en la especie se trata de un contrato civil a plazo fijo ni siquiera era procedente enviarle un aviso al prestador del servicio respecto de la expiración del contrato, el que contractualmente estaba en total y absoluto conocimiento del término del contrato y lo que ocurrió fue que la actora, simplemente, no volvió a ser contratada, es decir, su contrato a plazo fijo expiró. Agrega que por lo mismo, sostener que doña ................ fue "despedida" constituye una afirmación falaz, ya que no podía ser despedida, porque no era su trabajadora y el contrato de evidente naturaleza civil que unía a Chilevisión con la actora se extinguió simplemente por la llegada del plazo extintivo previsto para su vigencia. Refiere que la demandante en su libelo explicita el carácter de contrato a plazo fijo, al señalar “Es del caso que con fecha 31 de diciembre de 2011, mi superior jerárquico Mauricio Moscoso me exigió firmar el finiquito correspondiente sin entregarle el nuevo contrato para el año 2012, frente a lo cual evidentemente se negó a firmar, ante lo que el señor Moscoso me indicó simplemente que debía dar por terminada toda vinculación con el canal, sin mayores explicaciones” Sostiene que al respecto, debe llamar la atención del tribunal que en ninguna parte de la demanda se indica la fecha del supuesto despido; no se indica las circunstancias del mismo, tales como hechos que te fundarían y/o causal invocada. Sólo se limita a afirmar que "debía dar por terminada toda vinculación con el canal...." Manifiesta que sin perjuicio de lo que se señala más adelante, es dable destacar los servicios que la Sra. ................ prestó a Chilevisión en virtud de los contratos antes indicados, en efecto, según consta de lo señalado en los contratos de prestación de servicios suscritos por la demandante, la señora ................ fue contratada para realizar labores de conducción de los programas del tiempo, en estos programas, la demandante ejecutaba los servicios de manera libre, sin formato previo, sin que nadie pauteara sus opiniones. Dice que dichas funciones dejan en evidencia el carácter no laboral de la actividad, ya que no sólo supone una función material no susceptible de acogerse a los indicios clásicos de subordinación o dependencia; también reafirma la extralaboralidad toda vez que la demandante tenía amplia libertad para ejecutar sus funciones. Indica que lo anterior resulta aún más relevante si se considera que las funciones de la demandante se reducían a meros programas puntuales, de corta duración, y en que los pretendidos deberes de exclusividad sólo hacían referencia a una exigencia comercial y no laboral. Señala que de allí que esta parte desea reiterar la idea de que la señora ................ desempeñaba sus funciones sin sometimiento a los indicios de subordinación o dependencia, y que su relación contractual se regía por las normas del Código Civil y no del Código del Trabajo. Agrega que tan evidente es lo anterior, que de la simple lectura de la demanda no existe ningún antecedente concreto que permita afirmar la existencia de un vínculo laboral, en efecto, la demandante abunda en referencias a sus funciones, u objetivos encomendados, pero nada aporta de manera específica que permita afirmar la presunción de laboralidad. Expresa que la demandante doña ................ nunca tuvo jornada de trabajo con horario de entrada y salida ni control de horario, dado que no estaba sujeta a horario alguno sino que aquel necesario, indispensable y obvio para desarrollar los servicios contratados. Manifiesta que de esta manera, la demandante no era ni fue trabajador de planta de la demandada, por lo que los servicios los prestaba en forma libre e independiente, recibiendo la retribución -honorarios- propia de los servicios prestados, que eran, en definitiva, por los que se le contrataba. Agrega que la señora ................ no se encontraba sometida a instrucciones precisas en la realización de sus servicios. Sostiene que al efecto, dado el objeto que el prestador de los servicios se obligaba a realizar, la demandante no podía disponer libremente y a su solo arbitrio del horario en que se producía efectivamente la prestación del servicio, ello, por cuanto los servicios que prestaban se enmarcaban dentro de la ejecución; grabación y emisión de un programa de televisión que se emite en un horario predeterminado y fijo e importaba un necesario esfuerzo y participación colectiva de un significativo número de profesionales y técnicos, de manera que era absolutamente necesaria la coordinación de los horarios en que los servicios prestados se desarrollarían. Expone que a su vez, la demandante ha fundado su demanda, entre otras cosas, en una supuesta exclusividad, añade que ciertamente, aquí existe una confusión en cuanto al alcance jurídico de las obligaciones. Indica que la exclusividad a que hace referencia la demanda no tiene nada que ver con los deberes de exclusividad y reserva propias de una actividad comercial. Indica que como el mercado chileno de la televisión abierta es tan restringido, resulta lógico que los profesionales que se relacionan con estas organizaciones estén sometidos a deberes de exclusividad y eso es por razones obvias, pues la actividad comercial también tiene deberes de exclusividad. Indica que la exclusividad que ha anotado en el párrafo anterior nada tiene que ver con la exclusividad de carácter laboral, de hecho, la señora ................ tenía amplia libertad para desempeñar cualquier actividad durante la semana, pero, desde luego, no se puede pretender que simultáneamente condujera programas de otros canales de televisión ya que ello pugna con una elemental exigencia contractual. Señala que con todo, esta parte no puede dejar de agregar que hoy por hoy –ni dogmática ni jurisprudencialmente- nadie sostiene que la exclusividad sea fundamento de existencia de la relación laboral. Añade que la actora debía efectuar la conducción del programa El Tiempo, que se emite al finalizar el noticiario central que empieza a las 21:00 horas, debiendo efectuar la locución y presentación física del informe meteorológico, que es lo que se conoce comúnmente como lectura del pronóstico del tiempo, enganches de saludos y publicitarios, en donde a la demandante se le entregaba por escrito que lo debía hablar, ya que todo se le daba escrito mediante el sistema llamado Teleprompter, por el cual el texto a leer es visto por la conductora mientras habla mirando a la cámara de televisión. Manifiesta que el programa El Tiempo se transmite en tres horarios de emisión, a saber: a) Tiempo Tarde: Emitido en vivo y en directo de lunes a viernes, después de las noticias de la tarde, estas últimas con inicio de transmisión a las 14:30 horas.; b) Tiempo Central y Tiempo cierre: Emitidos de lunes a domingo, a continuación del Noticiero Central y del Noticiero de Cierre, pero no en directo sino que son previamente grabados el mismo día de emisión, a partir de las 19:00 horas. Refiere que la conducción del programa El Tiempo, mientras la actora prestó sus servicios, se realizaba a través de 3 "conductoras" o "presentadoras": 1) Señorita …………..; 2) Señorita ……………… y 3) Señora ................. Sostiene que las tres mencionadas efectuaban la presentación del espacio en base a un calendario de distribución en que la señorita ………………… es la presentadora titular del programa El Tiempo emitido después del noticiero de las 14:30 horas. Añade que este programa se emite en directo, solo si hay algún inconveniente (por otras actividades de la presentadora) o un imprevisto, la señorita Gallegos es reemplazada por una de las otras dos presentadoras. Expone que en los Noticieros de la Noche (Central y de Cierre) la demandante ................ se turnaba con la señorita ……………… en la grabación de dichos espacios en base a una distribución de días, así, por ejemplo: Lunes: ................ Martes: …………….. Miércoles: ................ Jueves: …………………… Viernes: ................ Sábado y domingo: se turnan fin de semana por medio cada una, por lo general recayendo en la que tiene 2 días nada mas en la semana. Añade que si se producía un cambio en la distribución de turnos se debía a compromisos de las presentadoras en otras actividades propias y personales y no en exigencias de la producción, ya que las conductoras tienen libertad para participar en eventos, desfiles de moda, video clips, grabaciones para programas cable, o de infomerciales y que no se encuentran dentro de las restricciones contractuales, considerando son la cara visible del programa El Tiempo. Señala que en consecuencia, el espacio que correspondía presentar a la actora jamás fue emitido en vivo, esto es, en directo y con la presencia física de la demandante, ya que todas las emisiones incluían la participación previamente grabada de las intervenciones de doña ................, por lo cual la demandante debía concurrir el día que previamente le era indicado, de acuerdo a un sistema de turnos existente con las otras Conductoras de El Tiempo a grabar el espacio para emitir ese mismo día, así las cosas, es absolutamente falso que la demandante debía ir permanentemente a las dependencias de la estación de televisión o haya tenido una jornada parcial, lo que ratifica la propia actora. Dice que por lo mismo, la actora no debía concurrir permanentemente a la estación de televisión, habida cuenta que las intervenciones de la demandante no se emitieron en vivo. Añade que la demandante sólo debía presentarse en la estación de televisión, el día indicado, a la hora indicada, grabar el espacio, leyendo los textos que se le proporcionaba, y se retiraba, no debía participar en reuniones de pauta, puesto que la demandante solo era presentadora (lectora) del espacio y, atendido que se entrega el informe metereólógico, este espacio solo podía ser grabado el mismo día en que se emitiría. Indica que no obstante, ello jamás le imprime un sello laboral a su actividad, habida cuenta que el desempeño profesional del prestador de servicios -que en definitiva es la cara visible del Programa El Tiempo- ésta está sujeta a un nivel de organización y jerarquización de procedimientos y métodos técnicos, atendido el despliegue de recursos humanos, materiales, económicos y técnicos y para efectos del programa y la línea editorial del mismo, el demandante era un Rostro, es decir, la cara visible de un programa, lo cual no significa encontrarse bajo un supuesto de relación laboral, considerando que una relación laboral requiere como conditío sine qua non la prestación de servicios personales bajo dependencia y subordinación, recibiendo a cambio de dicha prestación una remuneración. Refiere que esta dependencia y subordinación se materializa a través de manifestaciones o hechos concretos, tales como, la obligación de asistencia del trabajador, el cumplimiento de un horario y una jornada laboral, la supervigilancia en el desempeño de sus funciones, la subordinación a reglas y controles de diversa índole, lo que se traduce en el derecho del empleador a dirigir al trabajador, impartiéndole órdenes e instrucciones, principalmente, acerca de la forma y oportunidad de ejecución de las labores y en el deber del trabajador de acatar y obedecer. Expresa que de acuerdo a la naturaleza de los servicios, la demandante no debía cumplir un horario sino que debía presentarse a las sesiones de grabación acordadas, por lo que la actora nunca recibía órdenes sino que instrucciones o directrices de los encargados de la emisión de los programas, que constituyen el marco mínimo necesario para el desarrollo de las tareas pertinentes y sin el cual resulta difícil concebir el cumplimiento de los objetivos que se tuvieron a la vista, precisamente, al generarse el vínculo. Manifiesta que en consecuencia, cabe resaltar la absoluta ausencia de un vínculo de subordinación y dependencia y de jornada de trabajo, ya que la demandante no tenía jornada de trabajo ni debía cumplir horario fijo, salvo el que derivaba de la naturaleza de los servicios contratados; no tenía jefes ni superiores que le dieran órdenes. Sólo debía sujetarse a las instrucciones o directrices que recibía de los productores o directores de los programas respectivos. Expone que en los instrumentos suscritos por el demandante con Chilevisión, aparece vertida en forma clara la voluntad de éstas, tanto de la denominación que le dieron a las convenciones como al contenido de las mismas, intención de la cual no resulta justificado prescindir a priori, lo que es un elemento de suyo relevante, sin embargo, aun cuando por aplicación de los principios protectores del trabajador y de primacía de la realidad, que informan el derecho del trabajo, se obviara el propósito mencionado, claramente consignado en los instrumentos referidos, según se expuso, la forma en que los contratantes dieron cumplimiento a dichas convenciones tampoco puede permitir estimar, siguiendo los principios de la lógica y de la experiencia, que entre estos hubo una relación en los términos del artículo 7o del Código del Trabajo. Agrega que como consecuencia de lo anterior, resulta imperativo recurrir a la denominada Teoría de los Actos propios, basada en la noción que a nadie le es lícito ir contra sus propios actos anteriores que expresan la voluntad del sujeto y definen su posición jurídica en una materia determinada y que se funda, en último término, en el principio más general de la buena fe, la que, ciertamente, tiene plena cabida en un proceso laboral, toda vez que la legislación laboral, como lo ha decidido reiteradamente la Corte Suprema, no puede considerarse en forma aislada del ordenamiento jurídico general, que regula las vinculaciones que generan los sujetos del derecho y que, en el caso, se ha traducido en la aceptación por parte del demandante de la existencia de una relación civil con sus respetivas consecuencias, entre la actora y Red de Televisión Chilevisión S.A., sin haber formulado redamo alguno. Señala que conforme a lo anotado precedentemente, la demandante ha quebrantado el principio de la Buena Fe Contractual, la que de acuerdo al artículo 1546 del Código Civil debe primar en la ejecución de los contratos, por cuanto no obstante que el demandante definió claramente su posición jurídica en la vinculación con la demandada, en los términos ya señalados, ahora desconoce esa definición y posición jurídica, pretendiendo obtener beneficios improcedentes y que derivarían de una relación jurídica de naturaleza distinta a la aceptada y fijada por los contratantes. Añade que por último, si la actora consideraba que existía una relación laboral debió ejercer oportunamente las acciones para reclamar, por lo que su total pasividad atenta contra la buena fe y la doctrina de actos propios. A mayor abundamiento, la tesis sostenida por la demandante supone la existencia de una figura jurídica simulada (una pantalla jurídico-contractual) que no habría dado cuenta de la realidad, por lo que se trataría de un Fraude a la Ley, así las cosas, resulta un absurdo que el demandante se vea premiado y el seudo empleador sancionado con el beneficio de la contraria. Agrega que de esta forma, la demandante pretende aprovecharse de su propio dolo, lo que resulta inadmisible al tenor de los principios generales del derecho y lo dispuesto en los artículos 44 y 1683 del Código Civil. TERCERO: Que con fecha 12 de marzo de 2012 tuvo lugar la audiencia preparatoria, fijándose por el tribunal con la anuencia de las partes, los siguientes hechos no controvertidos: a) Existencia de una relación contractual entre los litigantes al mensos entre el 24 de noviembre de 2006 y 31 de diciembre de 2011, desempeñando la demandante servicios de conductora de televisión y con una contraprestación en dinero mensual de $833.333.- b) Que la demandada no retuvo ni enteró suma alguna de dinero por concepto de cotización de seguridad social. A continuación se llamó a los litigantes a conciliación, proponiendo al efecto el Tribunal bases concretar de un posible acuerdo, el cual no prosperó. Atendido lo precedentemente relatado y existiendo al juicio del tribunal hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos, fijo los siguientes hechos a probar: a) Existencia de una relación laboral entre los litigantes, fecha de inicio y término hechos y circunstancias que así lo demuestren. b) Circunstancias que rodearon el término de dicha relación. c) En su caso, si la actora hizo uso de su feriado legal. CUARTO: Que para acreditar sus alegaciones la parte demandante rindió en la audiencia de juicio los siguientes medios de prueba consistentes en: I.- Documental: Incorporó mediante lectura los siguientes documentos no objetados de contrario, consistente en: a) Boletas de honorarios de octubre de 2004 a diciembre de 2011. b) Declaración de impuestos del periodo tributario 2005 a 2011. c) Mail de las siguientes fechas: 20 de mayo de 2008, 12 de mayo de 2010, 12 de mayo de 2011, 29 de abril de 2008, 1 de abril de 2008, 16 de junio de 2006, 22 de octubre de 2011, 18 de febrero de 2008, 27 de octubre de 2011, 18 de mayo de 2009, 18 de mayo de 2009, 19 de marzo de 2010, 9 de abril de 2010, 22 de marzo de 2010 y 27 de octubre de 2011. d) Reclamo ante la Inspección del Trabajo de 12 de enero de 2012. e) Contrato de prestación de servicios de 24 de noviembre de 2006, 24 de diciembre de 2007, 1 de enero de 2009 y 1 de enero de 2011. II.- Confesional: La parte demandante solicitó concurriera a absolver posiciones Jaime de Aguirre Hoffa, quien otorgó mandato para ello a don Pablo Morales Ahumada, el que legalmente juramentado expuso que conoce a la actora, por cuanto hizo El Tiempo en Chilevisión durante 6 u 8 años. Expresa que la demandante no estuvo en forma ininterrumpida, porque no estuvo por motivos personales, porque tuvo dos hijos, añade que el canal en ese tiempo negoció mantenerle sus honorarios, podrían haber dejado de pagar, pero para mantener una buena relación se le pagó. Indica que el horario es completamente libre, debiendo grabar el tiempo cerca de las 19:00 o 19:30 horas, porque a esa hora llegaba el informe, lo que se grababa cerca de 5 minutos. Expresa que de mutuo acuerdo se fijaba el horario de grabación, porque ello dependía de las actividades de la actora y la llegada del informe del tiempo. Expresa que el tiempo se grababa en fines de semana o feriados, coordinándose el tiempo con las lectoras del tiempo. Refiere que don Gonzalo Basaez es un productor del canal, sin que conozca el calendario que les enviaba. Señala que las conductoras del tiempo a veces tenían asesoría de vestuario, lo que hacía el canal es darle un canje para que elijan su ropa de lo contrario se le sugiere una ropa determinada. Indica que era completamente libre determinar si iba maquillada de su casa o ser maquillada en el canal, agrega que la actora tenía una empresa durante la prestación de servicios. Indica que no sabe si la actora creaba sus guiones, porque eso es parte de la relación entre los productores y la conductora. Expresa que las grabaciones eran en los estudios de prensa y otras veces fue en otro estudio, añade que el programa podía ser grabado en otros lugares, lo que se determinaba según la producción del canal. Manifiesta que la actora podía aparecer en otros programas de televisión, como sus compañeras conductoras, que aparecen en otros programas de otros canales. Señala que conoce los contratos y estos dicen que si la demandante solicita permiso, puede participar en otros programas de televisión. Interrogado por el tribunal señala que la grabación del tiempo podría retrasarse en el caso que el rostro estaba atrasada. Añade que hay casos en que no había nadie para grabar el tiempo y que debía darse en OFF. Manifiesta que si la conductora no aparece se ubica a la persona, sino a otra conductora, sino se da en OFF. Manifiesta que se conversa con las conductoras sino concurren, se le llamaba la atención para que no ocurriera y avisara con la debida anticipación, agrega que a veces se le descontaba por día pero en general se le pagaba. III.- Testimonial: Rindió la testifical de …………………, ………………….. y ………………….., quienes debidamente juramentadas y dando razón de sus dichos señalaron: La primera de ellas expresó que conoce a la actora, por cuanto se conocieron en Chilevisión, trabajando dicha persona en El Tiempo durante 8 años. Expresa que la actora concurría al canal cuando la citaban, mandándole una planilla mensual, le decían cuando debía ir y lo que hacer. Añade que llegaba al canal, a maquillaje y a vestuario, le decían lo que tenía que hacer, grababa o daba en vivo El Tiempo. Indica que el calendario lo mandaban los productores. Expresa que podía cambiar los horarios pero debía cumplir para con la persona que lo cambió, cambiaba los turnos con las otras conductoras. Refiere que no podía cambiar los horarios de grabación, porque se los daban, sólo podía cambiar los turnos con las otras conductoras. Indica que sabe que trabajaba en Chilevisión y le pagaban un sueldo mensual, ignorando si variaba el mismo si aparecía o no en el programa. Señala que la actora no podía dar entrevistas, conferencias o hacer publicidad con alguna marca. Sostiene que trabajó en forma ininterrumpida para el canal durante los 8 años. Manifiesta que una vez le comentó que para tomar vacaciones, debía hacer doble turno por dos semanas. Señala que el canal a veces le aceptaba que no concurriera, pero debía ir otra persona, sino. Expresa que le dicen que debía leer en el programa porque era El Tiempo. Indica que el vestuario se lo daba el canal, añade que a veces la actora iba vestida, pero si no les gustaba al canal, se lo cambiaban. Indica que ella vio a la demandante muchas veces en maquillaje y vestuario, que era peinada, maquillada y vestida por el canal. Expresa que la actora no hacía los libretos se los daba el canal. Contraexaminada señala que trabajo en la demandante entre el año 2009 y 2010, durante 1 año y seis meses, pero antes hizo la práctica en el equipo de Primer Plano, siendo periodista de SQP, en el otro tiempo, no trabajando en prensa. Señala que tiene conocimiento de lo que hacía la actora porque la vio en los pasillos de los canales, además de ver a las conductoras del tiempo grabando, leyendo unos papeles blancos los que dicen aquello que debe decir dicha persona, lo que hacían los productores, agrega que cree que la actora no podía decir lo que ella quería y cree que no tiene conocimientos en meteorología. Indica que vio a la actora alrededor de las 20:00 a 21:00 y 13:00 a 14:00 horas y ella debía concurrir a grabar el tiempo, según la pauta que le indican los productores, donde decía el horario en el cual debía concurrir la actora. Señala que lo que dice que son conocimientos básicos de periodista que trabaja en un canal, añade que no sabe cómo funciona el programa El Tiempo. Interrogada por el tribunal señala que dejó de prestar servicios en enero del año pasado y lo que sabe es porque muchas veces la vio maquillándose en el canal, en el vestuario y conversó con la actora. La segunda por su parte expresó que conoce a la actora, porque tienen amigas en común. Expresa que desde que la conoce trabaja en Chilevisión en El Tiempo, desde hace más de 4 años. Manifiesta que sabía que tenía un horario en el cual debía grabar, lo que debía hacer todos los días a la semana. Indica que se imagina que el horario lo determina el productor del programa, lo que sabe porque ella trabaja también en televisión, además de haber conversado con la actora y verla que estando en actividades sociales a veces debía retirarse para grabar. Indica que no sabe si la demandante podía modificar sus horarios. Señala que lo que decía en el programa no era creación de ella, añade que tenía una pauta que seguir en el tiempo y por los auspiciadores, añade que lo que tenía que decir se le daba. Expresa que podía salir de vacaciones con permiso. Añade que la actora tenía exclusividad con el canal, no podía dar entrevistar, ni salir en otros programas sin permiso. Señala que siempre trabajó para Chilevisión. Manifiesta que la actora tenía que negociar año a año si seguía en el canal y debía hablar con gerencia. Contraexaminada señala que nunca ha trabajado en Chilevisión y que ha ido a las dependencias de dicho canal, añade que se topo a veces en maquillaje con la demandante. Refiere que trabaja en Megavisión. Señala que nunca vio los contratos de la actora. La tercera testigo expresa que conoce a la actora, porque tienen amigas en común, trabajando esta en Chilevisión, estando como 8 o 9 años, leyendo El Tiempo, lo que sabe por amigas en común y porque se encontraron 2 o 3 veces en eventos, debiendo la demandante retirarse antes o bien llegar más tarde, porque tenía que concurrir a grabar. Expresa que los horarios se los daban en el canal y ella no podía modificarle, añade que conversaban que no tenía posibilidad de tener un fin de semana porque debía leer el tiempo, no pudiendo modificarlo, agrega que para cumplir con su función tenía una pauta, no podía armar la conducción, no pudiendo modificarla. Refiere respeto de las vacaciones, que no tiene recuerdo que haya dicho que salió de vacaciones, sabe que debía canjear los días. Señala que ella tenía exclusividad con el canal, porque le preguntó por qué no era rostro de multitienda diciéndole la demandante que no podía hacerlo, sin pedir permiso previamente, todo lo cual lo sabe por lo que le contó la actora. Manifiesta que la actora no decidía su vestuario y maquillaje. Señala que siempre trabajó para el canal, porque estaba cómoda con el trabajo. Indica que la demandante es mama y tuvo hijo cuando estaba en el canal, apareciendo con guatita hasta bien avanzado, pagándole su pre y post natal. QUINTO: Que la demandada para acreditar sus dichos rindió en la audiencia de juicio los siguientes medios de prueba: I.- Documental: Incorporó en la audiencia de juicio mediante lectura los siguientes documentos no objetados de contrario, consistentes en: a) Original de contratos de prestación de servicios de las siguientes fechas: 1 de enero de 2008, 2 de enero de 2009, otro de 2 de enero de 2009, y 1 de enero de 2011 b) Finiquitos de fechas 31 de diciembre de 2007; los mismo respecto de finiquito de 31 de diciembre de 2008, 2009 y 2010. II.- Confesional: La parte demandada solicitó y obtuvo la absolución de posiciones de la actora quien legalmente juramentada manifestó que durante la vigencia de la relación con la demandada, realizó otras labores, no periódicas, salvo una campaña que realizó con una tarjeta, efectuando otras funciones como modelaje, casting, etc. Refiere que tenía un spa durante un año, en el lugar habían 3 maquinas de solárium, lo que existió en el año 2007 y abril de 2008. III.- Testimonial: Rindió la testifical de ………………. y ……………………, quienes legalmente juramentados y dando razón de sus dichos expusieron: El primero de ellos que conoce a la actora, indica que este juicio es porque la demandante interpuso una demanda en contra de la empresa, porque según ella tenía un contrato como empleada y no prestadora de servicios. Indica que trabaja en Chilevisión como productor del área deportiva y el área del tiempo. Señala que este último, es un microprograma, grabado, donde se dan 3 veces al día El Tiempo, después del noticiario del medio día, noticiario central y de cierre. Indica que esto se realiza después de las 18:30 horas cuando tienen el tiempo de meteorología, luego de que se realiza el papeleo o el sonopronter, para que luego lo puedan leer las conductoras, que son 3 estables. Añade que estos tiempos los canalizan, de la siguiente forma, son 3 personas a las que le mandan calendario semanal o quincenal, bajo la directriz que quien trabaja dos días a la semana, trabaja el fin de semana y si trabaja tres, no trabaja fines de semana. Indica que son 3 personas, si alguna no cumple los turnos, se da la libertad es que las conductoras se vayan turnando, cuando tienen una obligación personal estas podían cambiar sus turnos entre ellas. Expresa que las conductoras no cumplen horario, agrega que ellos tienen un horario televisivo de grabación, añade que ellos tienen la información meteorológica después de las 18:30 horas, ellos hacen los libretos, que contiene información y la carga publicitaria, grabándose luego en cinco minutos, añade que se graba el tiempo del noticiario central y de cierre, a continuación. Agrega que la rigidez es porque ellos tienen que dar la información y porque no puede darse en un horario diferente, por una contigencia de programas. Sostiene que siempre se graba en ese horario, salvo los días festivos o por ejemplo cuando hay protesta, para proteger a las personas que prestan servicios. Indica que se puede grabar en otro horario, pero ellos siempre esperan meteorología, pero siempre deben cumplir un horario logístico. Indica que no se puede grabar sin el informe meteorológico, salvo excepciones. Señala que las conductoras llegaban cinco a diez minutos antes, salvo que vinieran arregladas y luego pasan a maquillaje y luego a la grabación de lectura de El Tiempo, que es leer lo que ellos le proporcionan, poniéndole la meteorología, más una carga publicitaria, debiendo solo leer, no pudiendo alterar el texto, ni decir opiniones ni alterar el orden, ello por estructura televisiva, ello porque esto último les dice que El Tiempo se puede leer de norte, centro y sur, diciéndole la información de las ciudades que ellos ponen, añade que cuando llegaron nadie tenía conocimiento de meteorología, siendo su labor poner su persona para leer El Tiempo, razón por la cual rescatan a niñas para que aparezcan en televisión. Refiere que la actora no tenía prohibiciones para desempeñar su carrera, hay modelos que leen El Tiempo y desarrollan su carrera paralela. Indica que la demandante realizaba actividades como modelo, empresaria y varios. Refiere que si tenían alguna actividad, se turnaban con las otras conductoras. Añade que podía aparecer en el canal de la competencia, de hecho las conductoras actuales aparecen en otro programas de televisión, salvo el tiempo, así Lorena Gallegos, que trabaja en un programa deportivo de running en Vive Deportes y en el Pabellón de la Construcción, como también Natalia Scraiver, que es modelo y panelista en un programa en TVN, lo que se autorizo. Señala que nunca se le negó a la actora permiso para salir en el canal de televisión. Expresa que se le venció el contrato a la demandante, no firmando contrato nuevamente porque no estaba de acuerdo con algunas cosas. Contraexaminado señala que el lugar de grabación que es prensa se puede modificar, en espacio físico del canal, añade que se graba después que llega el informe de meteorología. Señala que el libreto lo hacían los productores. Indica que siempre se preocupaban que se cubriera el espacio de El Tiempo, por eso eran 3 personas, así si la demandante no podía ir determinado día este era cubierto por otra conductora, lo que hacían entre ellas. Señala que las conductoras se regían por el calendario que se les entregaba, si no podían estar estas se hacía por cambio de turno y siempre se ponían de acuerdo. Indica que trataban de ser equitativos con los programas que se le daban, para que no tuvieran inconveniente por la salida en pantalla, porque su relación era reciproca, ellos tomaban a chicas que salían en televisión para dar El Tiempo y ellas ocupaban el espacio en pantalla para sus eventos. Señala que el calendario es el que se le exhibe, agrega que el calendario era estimativo, porque ella podían cambiar sus turnos. Indica que el maquillaje y el vestuario, dependía de la cantidad del tiempo que llevaban prestando servicios, porque a veces llevaban poco tiempo, se les daba asesoría, pero después podían llegar vestidas. Sostiene que las conductoras tenían el libre albedrío de vestirse como quisieran, pero con dos condicionantes, la marca cuando había auspicio y determinados colores y estilos, salvo que hubiera canje, ellos les prestan ropa y ellos le ponían publicidad. Señala que los contratos a honorarios eran similares, casi estándar. Interrogado señala que como producción fijaron como horario a las 19:00 o 19:30 horas, adoptando ese horario, por necesidades de las conductoras, porque era antes de los eventos posteriores, lo que se adoptó como costumbre hacerlo en ese horario, llegando además el informe después de las 18:30 horas y con anterioridad al inicio de las noticias. Indica que en caso de que no se pudiera hacer, se llamaba a las otras conductoras y si no se modificaba el horario de grabación dentro de un cierto margen. El segundo deponente expresó que conoce a la actora y sabe que viene al tribunal, porque a la actora se le terminó el contrato y ella decidió demandar. Agrega que es productor del área de deportes y que hace 3 años se dedicaba a El Tiempo, pero era quien recibía las boletas de honorarios de la actora. Indica que existía turnos, los que se fijaban, llegaba a grabar el tiempo y se retiraba. Expresa que las conductoras iban una tres veces a la semana y otra dos, determinándose el turno el fin de semana. Señala que había 3 conductoras y otra chica que estaba Stand By, que reemplazo a la demandante cuando no estuvo y quedo de reemplazo cuando las conductoras no se podían parchar. Expresa que la producción hace el libreto y también las menciones comerciales, añade que si era una mención comercial muy grande se les entregaba en forma anticipada. Expresa que ellas llegaban a un horario determinado fijada por la producción, por pauta de operaciones del canal por un tema de turno de cámaras e iluminación. Expresa que las conductoras estaban listas llegaban unos 10 minutos antes. Si no llegaban antes para ir a maquillaje. Agrega que llegaban, grababan, se revisaba y se iban, permaneciendo en el canal no más de 20 minutos. Sostiene que producción le proporcionaba lo que debía leer, que era un libreto tipo, en donde decía el tiempo de algunas ciudades y las menciones comerciales, indicándosele además si lo hacía en forma rápida o no conforme lo señalado a continuidad. Expresa que por operaciones, el horario para grabar el tiempo era fijo, pudiendo adelantarse o atrasarse 15 minutos. Señala que el tiempo que estuvo trabajando, solo en una oportunidad no asistió una persona del tiempo, lo que se reemplazó con una persona de prensa. Indica que las conductoras se ponían de acuerdo para realizar el programa, si tenían problemas. Expresa que las conductoras eran la actora, ……………. y ……………. Señala que las conductoras participan en distintos programas. Señala que la actora podía prestar servicios en cualquier otra área, ya que el tiempo de permanencia en el canal es mínimo. Refiere que la demandante no podía alterar el libreto, ya que ellos sabían del tiempo y no las conductoras que llegaban sobre la hora. Contraexaminado señala que llego en enero del año 2006, añade que la demandante se ausento durante el pre y post natal, pagándosele los servicios en esa época, lo que se hizo porque la jefatura correspondiente le dijo que todo seguía en forma normal. Expresa que a las conductoras se le paga por mes, dando lo mismo los programas que efectúa, tratado de equilibrarse cada mes. Expresa que las conductoras salían de vacaciones, diciéndole que debían ellas ponerse de acuerdo con los turnos. Señala que en cuanto al vestuario, a veces había canje y otras no, sin embargo la ropa que usa la conductora no puede ser azul, por el croma, agrega en cuanto al maquillaje y al peinado, eso existía en el canal, pero a veces llegaban listas. Señala que el lugar de grabación es fijo. Interrogado por el tribunal estuvo entre los años 2006 y 2007. Indica que siguió informando los pagos de las personas del tiempo. Señala que las conductoras podían tomarse vacaciones, así si una persona se iba una semana debían parchar con las otras conductoras, tomándose una semana o día no metiéndose en ello. Señala que sabiendo que no tenían días libres, ellas debían ponerse de acuerdo entre ellas. IV.- Exhibición de documentos: La parte demandante solicitó y obtuvo se exhibieran de parte de la demandante las boletas electrónicas N° 6, 8, 11, 13 a 15, 17 a 20, 22, 24, 26, 28, 30, 32 a 34, 36, 38 a 40, 42, 44, 47 a 51, 54, 56, 58, 60, 62, 63, 65, 67, 68 y un informe mensual de boletas correspondiente a las N° 69 70, 72 a 74, 76, 79, 81, 82, 84, 85, 86, 87, 89, 91, 92, 94, 96, 98, 99, 100, 105, 107, 110, 112, 115, 129, 159, 160, 163, 164. 165, 167, 170, 171, 173, a 176, 178 a 182, y 184. V.- Oficios: La parte demandante solicitó y obtuvo se oficiara al Servicio de Impuestos Internos a fin de que informara si la actora presentaba más de una iniciación de actividades y si existían entre junio de 2004 y diciembre de 2011, otros agentes retenedores, lo que no se cumplió por no haber entregado dicha institución la información requerida, a pesar de haber evacuado el oficio. OCTAVO: Que apreciadas las pruebas conforme a las reglas de la sana crítica, importando con ello tomar en especial consideración la gravedad, concordancia, multiplicidad y conexión de aquellos medios probatorios incorporados por las partes al proceso, permiten a este tribunal tener por acreditados los siguientes hechos de la causa: a) Que con fecha 24 de noviembre de 2006, las partes suscribieron un contrato de prestación de servicios, por medio del cual la demandante se obliga a prestar servicios de conductora en el programa denominado El Tiempo u otro nombre que se le asigne y la demandada al pago de la suma de $722.222, que incluye los ensayos, grabaciones, ediciones, emisiones y repeticiones de todo o parte del o los programas, autorizando la actora a utilizar su imagen para fines publicitarios para promover los servicios que presta o la imagen corporativa del canal y su concurrencia a programas, eventos, shows, actuaciones, entrevistas etc. Que en dicho documento las partes además pactaron, que la actora concurriría a las dependencias de la demandada, en las oportunidades que acordaren para cumplir el servicios objeto del contrato, pudiendo las partes modificar horas, días y lugares, para llevar a cabo los ensayos, filmaciones y grabaciones y que el incumplimiento o cumplimiento parcial o tardío por parte del profesional, a través de una inasistencia o retraso para los ensayos, grabaciones, eventos promocionales y demás actividades necesarias para el cumplimiento de las obligaciones asumidas, faculta a la demandada para aplicar a la demandante una multa correspondiente a 5 Unidades de Fomento por cada incumplimiento, con tope mensual del 7% del honorario total pactado, pudiendo además poner fin al contrato en caso de reiteración de la falta y el pago de una avaluación anticipada de los perjuicios. Que asimismo acordaron que la demandante en relación a las actividades contratadas y en armonía con la naturaleza del programa, gozaría de libertad de creación, desenvolviéndose de acuerdo a lo que aconsejen sus conocimientos, experiencia y especialidad profesional, todo ello conforme a los objetivos de la televisión chilena y los principios de carácter fundamental que sustentan a la demandada, bajo sanción de multa o término del contrato por parte de la demandada. Que asimismo establecieron una duración entre el 1 de enero de 2007 y 31 de diciembre de 2007, pudiendo la demandada ponerle término cuando estimare conveniente a su exclusivo juicio, mediante carta certificada o en forma personal a la dirección que aparece en el contrato, pudiendo además poner fin al contrato anticipadamente la demandante. Que además de lo anterior, indicaron que la actora no podía prestar servicios ni realizar trabajos de ningún tipo, a título gratuito u oneroso, para todos los medios de comunicación sin autorización previa y por escrito de la demandada, como asimismo participar en conferencias o entrevistas de prensa sobre temas relacionados con el o los programas. En la misma línea pactaron además que la demandada podía objetar todo tipo de publicidad o campaña publicitaria que ejecutare la demandante respecto de cualquier marca o empresa, desligada de los programas en que participe, cuando aquella pudiere afectar el lanzamiento de campañas de marketing del programa en el que participe, el relanzamiento del mismo o afecte momentos estratégicos del rol que cumple. Que en el mismo documento las partes acordaron que la demandada podía poner término al contrato en cualquier momento, que dicho contrato no creaba nexos de subordinación o dependencia y que el mismo se regiría por los artículos 2006 y siguientes del Código Civil, estableciendo que cualquier dificultad en el mismo sería resuelta por un árbitro arbitrador. Que además de lo indicado, el contrato indica en su clausula primera que la demandante declara poseer una vasta experiencia en medios de comunicación, particularmente en lo que se refiere a la actuación y modelaje, así como en general todo tipo de actividades y eventos relacionados con este y otros medios de comunicación. Lo anterior de acuerdo a dicho contrato incorporado en la audiencia de juicio por la parte demandante. b) Que las partes con fecha 24 de diciembre de 2007, suscribieron un nuevo contrato de prestación de servicios, con vigencia entre el 1 de enero de 2008 y 31 de diciembre de 2008, que posee similares condiciones al contrato reseñado en la letra precedente, salvo en lo ya indicado y la contraprestación en dinero, ascendente a $777.778 que la actora no podría realizar publicidad o campañas publicitarias, salvo con autorización expresa y por escrito del director ejecutivo y/o Gerente de Producción y Contenidos, lo que además no podría afectar los horarios dispuestos para la grabación, reuniones y otras gestiones relativas a los programas, lo que se determina de dicho contrato incorporado en la audiencia de juicio por la parte demandante. c) Que las partes con fecha 1 de enero de 2008, suscribieron un nuevo contrato de prestación de servicios, con vigencia entre el 1 de enero de 2008 y 31 de diciembre de 2008, que posee similares condiciones al contrato reseñado en la letra precedente, salvo en lo que dice relación con la contraprestación en dinero, ascendente a $777.778 entre el 1 de enero de 2008 y 28 de febrero de 2008 y $833.333 entre el 1 de marzo de 2008 y 31 de diciembre de 2008, lo que se determina de dicho contrato incorporado en la audiencia de juicio por la parte demandada. d) Que las partes con fecha 2 de enero de 2009, suscribieron un nuevo contrato de prestación de servicios, con vigencia entre el 1 de enero de 2009 y 31 de diciembre de 2009, que posee similares condiciones al contrato reseñado en la letra precedente, salvo en lo ya indicado y la contraprestación en dinero, ascendente a $833.333, lo que se determina de dicho contrato incorporado en la audiencia de juicio por ambas partes. e) Que las partes con fecha 1 de enero de 2009, suscribieron un nuevo contrato de prestación de servicios, con vigencia entre el 1 de enero de 2010 y 31 de diciembre de 2010, que posee similares condiciones al contrato reseñado en la letra precedente, salvo en lo ya indicado, lo que se determina de dicho contrato incorporado en la audiencia de juicio por ambas partes. f) Que las partes con fecha 1 de enero de 2011, suscribieron un nuevo contrato de prestación de servicios, con vigencia entre el 1 de enero de 2011 y 31 de diciembre de 2011, que posee similares condiciones al contrato reseñado en la letra precedente, salvo en lo ya indicado, lo que se determina de dicho contrato incorporado en la audiencia de juicio por ambas partes. g) Que con fecha 31 de diciembre de 2007, las partes suscribieron un finiquito en el cual se hace referencia de un contrato de prestación de servicios celebrado entre ellas, con fecha 24 de noviembre de 2006, finalizando la vigencia de aquel con esa fecha, declarando la actora que otorga a la demandada el más amplio y completo finiquito, renunciando expresamente a todo tipo de acciones legales, tanto de carácter laboral, civil, penal o infraccional, fundadas en la relación profesional y de cualquier índole que la ligaron a Chilevisión y que pudiera ejercer contra dicha sociedad, lo que aparece de dichos documentos incorporados en la audiencia de juicio por ambas partes. h) Que con fecha 31 de diciembre de 2008, 31 de diciembre de 2009 y 31 de diciembre de 2010, las partes suscribieron un finiquito, en los cuales se hace referencia de un contrato de prestación de servicios celebrado entre ellas, con fecha 24 de diciembre de 2007, 2 de enero de 2009, 1 de enero de 2010, respectivamente, finalizando su vigencia con esa fecha, declarando la actora que otorga a la demandada el más amplio y completo finiquito, renunciando expresamente a todo tipo de acciones legales, tanto de carácter laboral, civil, penal o infraccional, fundadas en la relación profesional y de cualquier índole que la ligaron a Chilevisión y que pudiera ejercer contra dicha sociedad, encontrándose autorizada la firmas ante notario respecto de los dos últimos, lo que aparece de dichos documentos incorporados en la audiencia de juicio por la parte demandada. i) Que la actora emitió boletas de honorarios para la demandada en forma ininterrumpida mes a mes, desde octubre de 2004 a octubre de 2006, diciembre de 2006 a febrero de 2008, enero de 2009 a diciembre de 2011, lo que aparece de dichos documentos incorporados en la audiencia de juicio por la parte demandante. j) Que dichas boletas correspondían al pago por la realización del programa El Tiempo, con excepción de las correspondientes a los meses de noviembre y diciembre de 2005, donde además se le pagó una suma de dinero por la conducción del programa El Garage, al igual que en los meses de enero de 2006, mayo a septiembre de 2006 y octubre de 2006, por una feria del automóvil, lo que se establece de dichos documentos incorporados en la audiencia de juicio por la parte demandante. k) Que la demandante emitió boletas de honorarios, para personas distintas de la demandada, durante noviembre de 2004 y noviembre de 2011, con excepción de los meses de septiembre de 2005, agosto a septiembre de 2006, enero y marzo de 2007, febrero a noviembre de 2008, todo el año 2009 y 2010 y enero, abril y noviembre de 2011, en la que solo emitió boletas para Red de Televisión Chilevisión. l) Que para la conducción del programa El Tiempo, la demandada contaba al menos con tres personas la actora, doña …………………. y doña ……………………, lo que se determina de lo expresado por don Pablo Morales Ahumada y los testigos de la demandada, concordante con los calendarios incorporados en la audiencia de juicio por la parte demandante. m) Que la demandada por intermedio de los productores del programa El Tiempo, remitía a la actora los calendarios en los cuales, se establecía aquellos que estaban a cargo de la demandante y las otras conductoras, lo que se determina de lo declarado en juicio por los testigos de la parte demandada, además de los correos electrónicos y calendarios incorporados en la audiencia de juicio por la parte demandante y de lo declarado por doña Angela Pichara Nazar. n) Que la demandada por intermedio de los productores del programa El Tiempo, confeccionaba los libretos que debía leer la actora, los que incluían el estado meteorológico del país, además de menciones comerciales si correspondía, lo que se determina de lo declarado en juicio por doña …………………, doña …………, don …………………….. y don ………………………, quienes expresaron en síntesis que era el canal que le daba a la actora lo que debía decir y las menciones publicitarias. ñ) Que si el canal mantenía contrato comercial con alguna tienda o marca de ropa o bien canje, las conductoras debían vestir las prendas que se determinaban con ellas, lo que se establece de lo declarado en juicio por don …………………… y don ………………………….. o) Que de no existir contratos comerciales con tienda o marca de ropa, la actora podía vestir la ropa que quisiera salvo, la condicionante de color y estilo, lo que se determina de lo declarado por don …………………… y …………………………, en orden a que la actora podía ir vestida, pero el canal podía cambiarle la misma. p) Que la actora durante la existencia de la prestación de servicios, se encontró embarazada en dos oportunidades, interrumpiendo las grabaciones durante el pre y post natal, pagándosele la contraprestación en dinero correspondiente, lo que se determina de lo declarado en juicio, tanto por don Pablo Morales Ahumada, doña ………………….y ……………………, además de las boletas de honorarios que dan cuenta de un pago ininterrumpido de dinero durante los años 2004 y 2011. q) Que las grabaciones del programa El Tiempo se efectuaba de lunes a domingo aproximadamente a las 19:30 horas de cada día, luego de llegado el informe de tiempo de meteorología a las 18:30 horas y antes de las 21:00 horas, lo que se determina de lo declarado en juicio por don ………………… y don …………………….., además de lo declarado por las testigos de la demandante en orden que debía ir diariamente a presentarse o grabar el programa. r) Que dicho programa se grababa en el departamento de prensa, lo que aparece de lo dicho por don …………………. y don …………………, además de ………….. s) Que las restantes conductoras participaban en programas de otros canales, lo que aparece de lo dicho por don ……………… y don ………………, además de ………………………. t) Que la actora durante la prestación de servicios para la demandada, participó en campañas publicitarias, modelaje, además de haber tenido una empresa durante los años 2007 e inicios del año 2008, lo que se determina de lo declarado por la demandante, concordante con las boletas de honorarios exhibidas por dicha parte, a petición de la contraria. u) Que las conductoras del programa El Tiempo, para modificar el horario asignado debían acordarlo entre ellas, como asimismo para tener días libres, lo que se establece de lo declarado por la señora …………….. y don ……………… y don ………………………, todos quienes expresan que las conductoras entre ellas debían cambiar sus turnos si tenían algún problema y si querían sacar vacaciones. NOVENO: Que como ya se indicó debe en primer lugar y como antecedente de la acción de nulidad de despido, despido injustificado y cobro de prestaciones, determinarse la naturaleza la relación existente entre la actora y la demandada, toda vez que la primera indica que es de naturaleza laboral y el segundo una de naturaleza civil. DECIMO: Que para la resolución del punto antes referido, resulta útil tener presente lo señalado en los artículo 7 y 8 del Código del Trabajo, los que disponen en síntesis que el contrato de trabajo es una convención por la cual empleador y trabajador se obligan recíprocamente una a prestar servicios, bajo dependencia y subordinación y la otra a pagar por los mismos, debiendo presumirse la calidad de tal de toda labor que tenga esas características y por otra parte lo dispuesto en el artículo 3 letra a) y b) del cuerpo legal antes mencionado, el que señala que “empleador” es la persona natural o jurídica que utiliza los servicios intelectuales de una o más personas en virtud de un contrato de trabajo y “trabajador” es toda persona natural que preste servicios personales intelectuales o materiales bajo dependencia o subordinación, y en virtud de un contrato de trabajo. UNDECIMO: Que asimismo debe tenerse en consideración uno de los principios que rigen nuestro derecho laboral, esto es el de primacía de la realidad en virtud del cual en caso de discordancia entre lo que ocurre en la práctica y lo que surge de los documentos y acuerdos, debe darse preferencia a lo primero (Américo Pla. Fundamentos de Derecho Laboral. Sergio Gamonal Contreras. Añ0 2008. Primera Edición. Página 120) DUODECIMO: Que conforme a lo antes señalado, para determinar si estamos frente a una relación contractual de naturaleza laboral, más que basarse en aquello suscrito por las partes, debe estarse a la forma en la cual se desenvolvió la misma durante su vigencia, específicamente en relación a la develación de antecedentes que denoten la existencia de un vínculo de subordinación y dependencia, los que según la jurisprudencia judicial y administrativa se demuestra en una serie de factores que pueden darse en mayor o menor medida, como obligación de asistencia del trabajador, continuidad de los servicios prestados en el lugar de la faena, cumplimiento de un horario de trabajo, obligación del trabajador de ceñirse a las instrucciones y a los controles establecidos por el empleador, obligación del trabajador de mantenerse a las órdenes del empleador y de acatar y obedecer sus instrucciones, derecho del empleador a dirigir al trabajador indicándole la forma y oportunidad de la ejecución de sus labores y supervigilancia o fiscalización del empleador en el desarrollo de las funciones que corresponden de acuerdo a la naturaleza de los servicios prestados (Código del Trabajo comentado. René Moraga Peña. Primera Edición. Año 2009. Página 13), continuidad de los servicios en el tiempo, exclusividad, reconocimiento de descanso semanal y anual, periodicidad en el pago de remuneraciones etc. DECIMO TERCERO: Que conforme los hechos que se han tenido por establecidos y de los medios de prueba rendidos en autos, es posible determinar que la actora desde el mes de octubre del año 2004 y hasta diciembre del año 2011, prestó servicios para la demandada como conductora del programa El Tiempo, percibiendo mensualmente por dicha labor una suma de dinero, correspondiente a la cantidad de $444.444 durante octubre de 2004 y mayo de 2005, $844.446 en el mes de junio de 2005, $577.778 en los meses de julio a octubre de 2005, $444.444 en los meses de noviembre de 2005 a enero de 2006, $577.778 de febrero a diciembre de 2006, $722.222 de enero de 2007 a febrero de 2008 y $833.333 entre marzo de 2008 y diciembre de 2011. Que dicha prestación de servicios se realizó conforme a la suscripción de contratos a honorarios, celebrados entre las partes entre el 24 de noviembre de 2006 y 1 de enero de 2011, con duración para el año respectivo, estableciendo la labor a prestar por la demandante, la forma en cómo se desempeñarían, los honorarios a percibir y la forma de aquello, como la sanción para el caso de incumplimiento, como multas y termino del contrato, además de reglamentar las otras prestaciones de servicios que quisiera ejercer la demandante. Que lo anterior es conforme los contratos de prestación de servicios suscritos entre las partes, finiquitos y boletas de honorarios, no objetadas por la parte demandante, incorporados por las partes al proceso, de los que aparece que la actora se comprometió a ser conductora del programa El Tiempo, para la demandada, con una contraprestación en dinero que se paga desde el mes de octubre del año 2004, además de lo declarado por don …………………… que expresa que la actora prestaba servicios desde hace 6 u 8 años, concordante con lo expresado por las testigos ………. y ……………….. DECIMO CUARTO: Que de los mismos medios de prueba y hechos que se han tenido por establecidos, aparece que la actora debía concurrir conforme a un calendario establecido por la demandada, a grabar el programa El Tiempo, leyendo información meteorológica y comercial que de igual forma le entregaba Red de Televisión Chilevisión, no pudiendo ser modificado por ella, lo que ocurría alrededor de las 19:30 horas, cuando se encontraba a cargo del programa del noticiero central y de cierre, todo lo cual se establece de lo declarado en juicio por al absolvente de la demandada, sus testigos y de los de la parte demandante, quienes están contestes en que la actora debía concurrir todos los días a grabar el espacio de televisión antes referido, agregando el señor ……………, señor ……………..y ………………… que aquello era para grabar el programa señalado y que iba en ese momento, porque a esa época había llegado el informe meteorológico y antes del noticiero, al desarrollarse aquel en el mismo estudio. DECIMO QUINTO: Que por otra parte de lo declarado en juicio por don ………………… y ……………………., queda claro que la actora durante la época en la cual prestó servicios tuvo dos hijos y en el periodo correspondiente a los beneficios laborales de pre y post natal, la demandante no desarrolló sus funciones de conductora, siendo pagados los honorarios que le correspondían por dichos meses, así el primero de las personas mencionadas señaló que la actora no estuvo ininterrumpidamente en su empresa, por cuanto tuvo dos hijos, negociando mantenerle sus honorarios y el segundo señaló que la señora ................ si ausentó durante el pre y post natal, pagándosele los servicios en esa época, porque su jefatura le dijo. DECIMO SEXTO: Que además de lo anterior, es posible establecer de los hechos determinados en autos y de los medios de prueba rendidos, que la actora debió utilizar vestuario proporcionado por la demandada, a través de canje publicitario o contrato de tal carácter, cuando este existía, lo que se determina de lo declarado por ……………… y ………………….., además de los correos electrónicos incorporados en la audiencia de juicio por la parte demandante. DECIMO SEPTIMO: Que de igual forma, se concluye que la actora por medio de los contratos suscritos con la demandada, se encontraba obligada a requerir la autorización previa por escrito de aquella, para el evento de realizar la demandante publicidad o campañas publicitarias o bien la prestación de servicios o la realización de trabajos, sea a título gratuito u oneroso, para otros medios de comunicación, como asimismo para participar en conferencias o entrevistas de prensa, relacionadas con el programa. DECIMO OCTAVO: Que no es un hecho controvertido en autos, que los litigantes se encontraron unidos bajo un vinculo contractual, por medio del cual la demandante prestaba servicios como conductora de un programa de televisión y la demandada solucionaba por ello una determinada suma de dinero, en forma mensual. DECIMO NOVENO: Que de esta forma, la controversia radica en determinar si dicha relación contractual es o no de naturaleza laboral, debiendo dilucidarse al efecto si en ella se manifestó la existencia de un vinculo de subordinación y dependencia, para lo cual se tendrá presente lo indicado en el motivo duodécimo precedente, a saber la continuidad en los servicios prestados, el cumplimiento de un horario de trabajo, la obligación de asistencia del trabajador y de ceñirse a las instrucciones y controles establecidos por el empleador, exclusividad, reconocimiento de descanso semanal y anual, entre otros. VIGESIMO: Que conforme aparece de los hechos que se han tenido por establecidos, resulta claro que la demandante estuvo vinculada con la demandada desde octubre del año 2004 y hasta diciembre del año 2011, desempeñándose en calidad de conductora del programa El Tiempo, pagándosele los honorarios por esa época, lo que no corresponde sino a una prestación de servicios ininterrumpida en el tiempo, por la cual se percibía una suma determinada de dinero, de igual cantidad en los periodos acordados. VIGESIMO PRIMERO: Que de igual forma, aparece de lo ya señalado, que la actora debía concurrir a las dependencias del canal demandado, los días señalados en los turnos que le entregaban los productores a cargo del programa de autos, a una hora determinada, a fin de grabar El Tiempo, leyendo el guión que también le era proporcionado por el canal de televisión, no pudiendo la señora ................ hacer modificaciones al mismo, vistiendo la ropa que también le era proporcionada por dicha institución en las oportunidades que tenía canje o contratos publicitarios, antecedentes que no corresponden sino a manifestaciones de poder de dirección de la demandada, como son la determinación de los días y forma de trabajo como el cumplimiento de un horario determinado por parte de la actora. Que así las cosas, la actora debía prestar servicios en los días, en el horario y de la forma señalada por la demandada, conculcando inclusive aquello señalado por los propios contratos de prestaciones de servicios, los cuales indicaban que la actora asistiría a las oficinas y/o estudios en las fechas y oportunidades que de común acuerdo determinare con Chilevisión y que tendría libertad de creación desenvolviéndose de acuerdo con lo que le aconsejen sus conocimientos, experiencia y especialidad profesional, toda vez que el canal referido era quien distribuía el horario de las conductoras de El Tiempo, sólo pudiendo entre ellas cambiar turnos si es que tenían dificultades para asumirlo, además de entregarle un libreto donde aparecía todo lo que debía decir, eligiendo las ciudades cuyo informe meteorológico salía al aire y las menciones comerciales que debía hacer, no dejando espacio para libertad de creación alguna, que podía claramente existir al poder determinar la conductora de dicho programa, al menos las ciudades a relatar o bien la forma en la cual indicaría la publicidad, texto del cual como indica el señor Moscoso no podía ser modificado. Que además de lo anterior, de acuerdo a lo declarado por los testigos de la parte demandada, al confeccionar los calendarios, trataban de hacer una distribución equitativa entre las 3 conductoras, bajo la directriz de concurrir dos o tres días durante la semana, correspondiéndole el fin de semana a quien iba 2, lo que no demuestra sino que dicho calendario no contaba con ninguna opinión de la demandante. VIGESIMO SEGUNDO: Que además de lo anterior, la actora se encontraba sujeta a una serie de sanciones y restricciones, que si bien pueden darse en el marco de una relación de carácter civil, unido a los antecedentes reseñados en los motivos anteriores, no reflejan sino el poder de dirección y mando de la demandada sobre la actora, así los contratos referidos contemplaban multas para el caso de inasistencias o retrasos, e inclusive el término de los servicios unilateralmente por faltas reiteradas y la autorización previa para desarrollar otras labores en publicitarias o televisivas. VIGESIMO TERCERO: Que por otra parte, la demandada aun fuera de los acuerdos celebrados con la actora suspendió la prestación de servicios de la misma, en los periodos previos y posteriores al nacimiento de su hijos, pagándosele igualmente los honorarios pactados, sin que se acreditara en el proceso aquello señalado por el absolvente de la demandada, que aquello fuera producto de un acuerdo con la demandante, máxime si el señor ………………indica que siguió pagándole a la actora durante ese periodo por orden de su jefatura, sin que indique de ninguna manera, que hubiera existido la negociación señalada, hecho que no demuestra sino la intención de reconocerle a la actora derechos de carácter laboral. VIGESIMO CUARTO: Que finalmente si bien los testigos señalan que las actoras debían ponerse de acuerdo para tomar vacaciones, esto es que unas cubrieran a otras, tal situación era permitida por la demandada y no respondía sino a una política existente en todas las empresas, con sus empleados en orden de cubrir las funciones de quienes hacen uso de su feriado anual con sus otros empleados, estando ellos obligados a ponerse de acuerdo con sus compañeros de trabajo para hacer uso de sus vacaciones. VIGESIMO QUINTO: Que así las cosas, de lo indicado en los motivos precedentes es posible vislumbrar en la relación contractual existente entre los litigantes, elementos propios de una relación laboral, a saber una prestación de servicios personales, una remuneración por dicha prestación y el vinculo de subordinación y dependencia entre demandante y demandado, manifestado en la continuidad de los servicios prestados por la demandante desde el año 2004, para desarrollar una misma labor, concurriendo los días y en la hora señalada por la demandada, conforme además a un libreto confeccionado por el canal de televisión, sin posibilidad de modificación por la contraria y utilizando el vestuario proveído por aquella, además de contemplar el propio contrato sanciones por inasistencias e incumplimientos y el otorgamiento de un periodo de pre y post natal, como asimismo de vacaciones si lograba ponerse de acuerdo con el resto de sus compañeras, lo que no corresponden sino a características propias del poder de dirección y mando del empleador, quien regula la forma en la cual deben prestarse los servicios y establece sanciones para quien no cumpla aquello, como serían las multas y termino del contrato por inasistencias o retrasos como por la vulneración de los objetivos del canal demandado. Que además de lo anterior, la actora fue considerada para actividades de todo el personal de la demandada, según da cuenta correo electrónico incorporado en la audiencia de juicio por la parte demandante, lo que no se encuentra incluido como actividades propias del contrato de prestación de servicios pactado, como los ensayos, grabación, edición, emisión y repetición del programa El Tiempo o la utilización con fines publicitarios su nombre y fotografías. Que en nada modifica lo anterior, lo señalado por la demandada en orden a que la actora suscribió sucesivos contratos a honorarios con la demandante, debiendo regirse por ellos su relación contractual, toda vez que la misma no se ciñó totalmente a aquello acordado, como ocurrió en el caso del acuerdo respecto de los días y horas en que debían prestarse los servicios y la libertad de creación, debiendo por ende calificarse lo que efectivamente ocurrió en los hechos y no aquello indicado en dichos acuerdos, esto es la existencia de un vínculo de subordinación y dependencia de la forma en la cual se ha señalado. Que por otra parte, el hecho de que la demandante prestara servicios para otras empresas, no altera la existencia de una relación laboral, toda vez que aquello era posible, requiriendo la anuencia escrita de la demandada, sólo para el caso de que dicha prestación dijera relación con medios de comunicación, además de conferencias o entrevistas de prensa, que dijeran relación con el programa en el cual participaba. Que lo anterior, es sin perjuicio de los finiquitos incorporados en la audiencia de juicio por ambas partes, por cuanto si bien de los mismos aparece que la demandante renuncia a toda acción con respecto de la contraria, estos no cumplen con los requisitos previstos en el artículo 177 del Código del Trabajo. Que en cuanto a la alegación de la contraria, en orden a que las funciones de la demandante eran meros programas puntuales, de corta duración, cabe señalar que la determinación de si una relación tiene o no un carácter laboral, no está relacionada con el periodo de tiempo en la cual la persona desarrolla sus funciones, sino que con la forma en la cual se desenvuelve y para el caso en discusión, la actora si bien grababa el programa El Tiempo, en un breve espacio de tiempo, aquello ocurría por cuanto su labor se limitaba a leer unos libretos otorgados por la contraria, sin tener ninguna actividad respecto de su elaboración, que si bien no era totalmente libre debido a lo especifico y especial de la información que entregaba, si podía crear un libreto, conforme a tales antecedentes y a los compromisos comerciales ligados a ella. Que por otro lado y en cuanto al hecho alegado por la demandada, en orden a que ella solo ejercía actividades de coordinación respecto de los horarios en que se prestaban los servicios por la actora, baste señalar para ello que no es posible calificar como tal, a la determinación por parte del canal de los horarios de las conductoras, sin que pudiera existir la posibilidad de cambio del mismo, por parte de los mismos coordinadores, toda vez que los propios productores señalaron en estrados que si existía alguna dificultad para realizar sus labores en determinadas fechas, eran las propias conductoras quienes tenían que cambiarse el turno. Que sin perjuicio de todo lo expuesto, la actora comenzó a prestar servicios aún antes de que existieran contratos de prestación de servicios para regular la misma, de manera tal que no es posible sostener que siempre existió una voluntad orientada a ella, durante todo el tiempo que duró la relación que las ligaba. Que finalmente de acuerdo a lo señalado por la jurisprudencia de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago en los autos rol 9.675-2008, “el contrato de honorarios se caracteriza porque el profesional o técnico desarrolla su actividad en forma absolutamente independiente, presta sus servicios a título de asesoría, consulta, por un trabajo, obra, estudio o función determinada, no recibe órdenes ni instrucciones con motivo de su trabajo, no está obligado a asistir regularmente a la empresa ni al cumplimiento de un horario fijo de trabajo, trabaja por su cuenta y la asistencia de la empresa es esporádica, irregular y discontinua”, todas características que a juicio de esta juez no se materializan en autos, por cuanto la actora desarrollaba sus labores de acuerdo a las directrices de la demandada, tanto en la época a realizar como su contenido, resultando sujeto a un horario preestablecido en donde no tenía injerencia, relatando lo que también se le proporcionaba y sin que pudiera hacer ninguna modificación, a pesar de haberse pactado la libertad de creación, todo ello por el lapso de 7 años, tal como lo expresaron todos los testigos de autos. VIGESIMO SEXTO: Que habiéndose establecido la existencia de una relación laboral entre las partes, corresponde determinar la fecha de inicio de aquella, la cual se establecerá en el 1 de octubre de 2004, atendida la boleta de honorarios incorporada en la audiencia de juicio por la parte demandante, de fecha 18 de octubre de 2004 y los contratos de prestación de servicios profesionales, suscritos con posterioridad a esa fecha, que indican que los honorarios se pagarían el día 18 de cada mes. VIGESIMO SEPTIMO: Que encontrándose establecida la existencia de una relación laboral entre las partes y la fecha de inicio de la misma, además de ser un hecho pacifico la época de su término, debe a continuación determinarse la forma en la cual concluyó la misma. VIGESIMO OCTAVO: Que atendido el mérito del contrato de prestación de servicios de fecha 1 de enero de 2011, el cual indica que el contrato se encontraría vigente entre el 1 de enero y 31 de diciembre, ambos de 2011 y lo declarado por don Mauricio Moscoso Vilaza, es posible establecer que la relación existente entre los litigantes concluyó al haber llegado el 31 de diciembre de 2011 y no haberse renovado el contrato de la actora. VIGESIMO NOVENO: Que habiéndose establecido la existencia de una relación laboral entre las partes en forma ininterrumpida entre octubre del año 2004 y diciembre de 2011, la demandada no podía sino poner término a la misma conforme lo disponen los artículos 160 y 161 del Código del Trabajo, lo que no ocurrió en la especie, razón por la cual se determina que la actora fue despedida, siendo el mismo injustificado. TRIGESIMO: Que, habiéndose declarado injustificado el despido de que fue objeto el actor y conforme lo dispone el artículo 168 inciso penúltimo del Código del Trabajo, se establecerá que el termino de la relación que unió a las partes se produjo por necesidades de la empresa con fecha 5 de enero de 2010, teniendo además derecho el trabajador a las prestaciones contenidas en el artículo 162 y 168 del mismo cuerpo legal. TRIGESIMO PRIMERO: Que, atendido el mérito de lo señalado en los considerandos precedentes, se acogerá lo solicitado por el demandante, en lo referente a la indemnización contemplada en el inciso cuarto del artículo 162, esto es la indemnización sustitutiva del aviso previo, teniendo para ello como valor de su última remuneración la suma de $833.333, suma que establecieron las partes como hecho no controvertido. TRIGESIMO SEGUNDO: Que, de la misma forma, se dará lugar a lo solicitado por el trabajador en cuanto se le concede el pago de la indemnización por años de servicio, toda vez que de acuerdo a los hechos que se tuvieron por acreditados, la demandante comenzó a prestar servicios para la demandada el 1 de octubre de 2004 y se puso fin a la relación laboral el 31 de diciembre de 2011. Que, siendo la última remuneración percibida por el trabajador ascendente a $833.333 y habiendo prestado servicios la actora a la demandada por el lapso de 7 años y 2 meses, entre las fechas indicadas precedentemente, la suma debida por este concepto asciende a la suma de $5.833.331, la cual se aumentará en un 50% conforme lo dispone el inciso primero del artículo 168 letra b) del Código antes indicado, lo que asciende a $2.916.665. TRIGESIMO TERCERO: Que sin perjuicio de haberse establecido como un hecho pacífico que la demandada no retuvo ni enteró suma alguna de dinero por concepto de cotizaciones de seguridad social, no se dará lugar a la demanda de autos en relación a la nulidad del despido, toda vez que la sanción contemplada en el inciso quinto del artículo 162 del Código del Trabajo, es para aquel empleador que incurrió en la conducta antes referida, debiendo hacerlo, lo que no ocurre en la especie, por cuanto sólo por medio de esta sentencia definitiva se ha establecido la existencia de una relación laboral. TRIGESIMO CUARTO: Que habiéndose reclamado la falta de uso y pago de feriado correspondiente a los dos últimos años laborados, sin que la demandada acreditare que la actora hizo uso de ello o bien le fuera solucionado y aun mas niega la existencia de tal derecho, el que se determinó como existente en cuanto a la prerrogativa propiamente tal, pero no así su uso por la demandante, se dará lugar tanto al feriado pedido, conforme se indicará en la parte resolutiva de esta sentencia definitiva. TRIGESIMO QUINTO: Que las demás pruebas incorporadas al proceso por lo litigantes, en nada alteran lo precedentemente resuelto. Que sin perjuicio de lo anterior, en nada se apreciará el informe del Servicios de Impuestos Internos, porque nada contiene al efecto. Visto además, lo dispuesto en los artículos 1, 7, 8, 9, 159, 160, 162, 168, 177 y 446 a 462 del Código del Trabajo, SE DECLARA: I.- Que SE ACOGE la demanda de autos interpuesta por doña ................ en contra de RED DE TELEVISION CHILEVISION S.A., sólo en cuanto: a) se declara injustificado el despido que fue objeto la actora. b) se declara que el término de los servicios de la actora se produjo por necesidades de la empresa, con fecha 31 de diciembre de 2011. c) las demandadas deberán pagar la suma de $833.333 por concepto de indemnización sustitutiva del aviso previo. d) las demandadas deberán pagar la suma de $5.833.331, por concepto de indemnización por años de servicio, aumentada en un 50% conforme lo dispone el artículo 168 letra c) del Código del Trabajo, ascendente a $2.916.665. e) las demandadas deberán pagar la suma de $1.347.999 por concepto de feriado reclamado f) las demandadas deberán solucionar las cotizaciones de seguridad social por todo el periodo trabajado, en base a una remuneración de $833.333. g) que todas las sumas señaladas deberá pagarse con los intereses y reajustes señalados en los artículos 63 y 173 del Código del Trabajo. II.- Que SE RECHAZA la demanda de autos en relación a la acción de nulidad de despido. III.- Que NO SE CONDENA en costas a la demandada por no haber sido totalmente vencida. Una vez ejecutoriada la presente sentencia definitiva, devuélvanse los documentos guardados en custodia. Regístrese y archívese en su oportunidad. RIT: O-354-2012 RUC: 12-4-0003594-4 Dictada por doña ANGELICA PEREZ CASTRO, Juez Titular del Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.