25 de agosto de 2010

TUTELA; JLT Iquique 31/07/2010; Rechaza demanda por práctica antisindical; La demandada al momento del despido desconocía el fuero del que gozaba el actor, cuestión decisiva, toda vez que dicho desconocimiento produce como consecuencia lógica la liberación de la demandada de la carga de una actitud dolosa encaminada a lesionar la libertad sindical del trabajador, ergo el despido no podrá -en este contexto- ser calificado como una conducta antisindical. Por su parte, la conducta renuente del empleador, realizada en forma posterior al despido, en cuanto a su negativa a reincorporar al trabajador aforado, en nada obsta a la conclusión precedente, ya que la cuestión de fondo, esto es, el cumplimiento de los requisitos copulativos de comunicación exigidos por el artículo 238 del Código del Trabajo, así como la determinación de la hora de la comunicación del despido vino a asentarse a través de este fallo; RIT S-5-2010

(no ejecutoriada)

Iquique, treinta y uno de julio de dos mil diez.
VISTOS:
Que, con fecha 23 de abril de 2010, doña Viviana Bórquez Peralta, Inspectora Provincial del Trabajo (S) de Iquique, en representación de dicha Inspección, ambos con domicilio en calle Patricio Lynch Nº1332, comuna de Iquique, viene en interponer denuncia por prácticas antisindicales, en contra de la empresa Comercial Panamericana S.A., representada legalmente por don Alfredo Prieto Hevia, ignora profesión u oficio, ambos con domicilio en Avenida Salvador Allende N°2298, Iquique, por haber separado ilegalmente de sus funciones el día 11 de marzo de 2010, al dirigente sindical don ........, y solicita se acoja la denuncia impetrada, con costas.
Que, se tuvo por contestada la denuncia, con fecha primero de junio de 2010.
Que, en audiencia preparatoria, se llamó a las partes a conciliación, la cual no prosperó.
Que, en audiencia preparatoria se fijan los hechos a probar.
Que, las partes ofrecen prueba, al tenor de los puntos de prueba determinados por el tribunal.
CON LO RELACIONADO, VISTOS, OIDOS Y CONSIDERANDO:
PRIMERO: Que, la denunciante expresa que motivada por la denuncia interpuesta por el señor ........, con fecha 16 de marzo de 2010, se constituyó el día 18 de marzo de 2010 la fiscalizadora de su dependencia doña Ana Carolina Astudillo Álvarez, en el domicilio de la empresa denunciada, lugar donde presta sus servicios el trabajador afectado, constatando que la denunciada había separado ilegalmente de sus funciones al -entonces- candidato a director del Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana S.A., señor ........, quien, actualmente detenta el cargo de secretario del sindicato individualizado, según da cuenta acta de la elección de nueva directiva de fecha 25 de marzo de 2010, suscrita ante ministro de fe. Señala que con fecha 10 de marzo de 2010 el Tricel respectivo comunicó a la Inspección Provincial del Trabajo de Iquique de la elección que se llevaría a efecto el día 25 de marzo a fin de renovar la directiva sindical del Sindicato de la empresa, aprovechando de solicitar inmediatamente la designación de un ministro de fe para que actuara en dicha votación. Que, según declaración del propio afectado, ese mismo día 10 de marzo, el Presidente en ejercicio del Sindicato, don Omar Guzmán, en una reunión de trabajo realizada después de la jornada diaria, a las 19:00 horas aproximadamente, le informó al Gerente de la empresa denunciada, Sr. Gonzalo Labbé, al Jefe de Sucursal Sr. Francisco González y al Supervisor, Sr. Cristián Cárcamo, sobre la elección que se llevaría a cabo el referido día 25 de marzo. Que, lo anterior fue confirmado por el propio Francisco González en declaración prestada ante la fiscalizadora del Trabajo durante la investigación en cuestión. Que, el día 11 de marzo de 2010, el dirigente sindical una vez más hizo el intento de entregar comunicación, lo hizo por correo certificado, cuestión que se hizo a las 17:43 horas, que da cuenta del despacho de carta certificada (código de envío N° 3028851550618) dirigida al empleador. Que, de la lectura de la referida carta se desprende la voluntad de comunicar a su empleador que la fecha de la elección para renovar la directiva sindical sería el día 25 de marzo de 2010. Que, aquel mismo 11 de marzo de 2010, alrededor de las 09:00 horas, al término de la jornada laboral, el empleador, le comunicó verbal y personalmente a ........ que estaba despedido por la causal "necesidades de la empresa", prevista en el artículo 161 inciso primero del Código del Trabajo. Que, el día 16 de marzo el trabajador denunciante recibió la carta de su empleador en la que se le notificaba de su despido. Que, los hechos descritos motivaron al señor Molina Muñoz a interponer ante la Inspección del Trabajo una denuncia por vulneración de derechos fundamentales, fundada en el despido del que había sido objeto. Que, ello dio lugar a la investigación llevada a cabo por la fiscalizadora de la Inspección del Trabajo, la que concluyó con una constatación de que efectivamente el trabajador denunciante al momento de ser separado de sus funciones gozaba de fuero sindical en su condición de candidato a director sindical. Que, en la instancia investigativa llevada a cabo también quedó acreditado que el empleador no contaba con la autorización judicial pertinente que le permitiera despedir a un trabajador aforado. Que, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 486, Inc. 6° del Código del Ramo, se citó a las partes involucradas a una mediación en las dependencias de la Inspección del Trabajo de Iquique el día 06 de abril de 2010, a las 15:30 horas. Que, después de haberse reunido el funcionario mediador a solas con cada una de las partes a fin de escuchar sus pretensiones, procedió a proponer bases de arreglo a ambos involucrados. Que, la mediación concluyó sin acuerdo entre las partes, fundamentalmente, porque la principal medida reparatoria de parte del empleador a que se aspiraba era la reincorporación inmediata del trabajador aforado, sin embargo, la denunciada, representada en dicho acto por los señores Cristián Cárcamo Díaz, Supervisor de Ventas, Francisco González Peña, Jefe de Sucursal, Paola Pizarro Moreno, Jefa de Personal, asesorados por su Abogado señor, Christian Caro Cassali, se negó a llevarla a cabo. Que, por lo tanto, habiéndose constatado por la Inspección del Trabajo la vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical, y no habiéndose alcanzado una acuerdo extrajudicial en sede administrativa, sólo corresponde denunciar judicialmente la práctica antisindical. Que, el artículo 289, inciso primero del Código del Trabajo, se infiere que el legislador ha querido proteger el derecho de libertad sindical de los trabajadores al tipificar como conducta antisindical todo acto o conducta atentatoria de la misma. Que, la libertad sindical constituye un derecho fundamental del trabajador, el que según una clasificación doctrinaria, pertenece a aquellos derechos fundamentales específicos. Que, la protección a tal derecho fundamental, si bien es genérica, en el sentido de considerar prácticas antisindicales a todas -sin exclusión- las conductas que atenten contra la libertad sindical (entiéndase acción u omisión), ha querido destacar el legislador determinadas conductas específicas procediendo a hacer una enumeración en los artículos 289, 290, 291, 292, 387 y 388 del Código del Trabajo, la que en ningún caso pretende ser taxativa. Que, si la práctica antisindical hubiere implicado el despido de un trabajador respecto de quien se haya acreditado que se encuentra amparado por el fuero establecido en los artículos 221, 224, 229, 238, 243 y 309, el juez, en su primera resolución deberá disponer, de oficio o a petición de parte, la inmediata reincorporación del trabajador a sus labores y el pago de las remuneraciones y demás prestaciones derivadas de la relación laboral durante el período comprendido entre la fecha del despido y aquélla en que se materialice la reincorporación, todo ello, bajo apercibimiento de multa de cincuenta a cien unidades tributarias mensuales. Que, sin perjuicio de la definición genérica de prácticas antisindicales, el legislador ha tipificado expresamente como práctica antisindical la separación ilegal de un trabajador con fuero. Que, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 292, inciso cuarto, del Código del Trabajo, la Inspección del Trabajo respectiva debe denunciar al tribunal competente los hechos que estime constitutivos de prácticas antisindicales o desleales en la negociación colectiva de los cuales tome conocimiento. Que, el artículo 292, inciso tercero del Código del Trabajo, dispone que el procedimiento al que queda sujeta una práctica antisindical es el procedimiento de tutela laboral, regulado a partir del artículo 485 del Código del Trabajo. Que, las disposiciones legales pertinentes regulan la acción de tutela y sus titulares y se establecen ciertas reglas básicas también. Que, en cuanto a los titulares de la misma, el Código es claro en señalar que lo serán: el trabajador afectado, la organización sindical y la Inspección del Trabajo. Que, el dirigente sindical de autos ha sido afectado por las decisiones adoptadas -ilegalmente- por su empleador, perjudicándolo no sólo a él en su condición de tal, sino que al total de los trabajadores organizados de su empresa al privarlos de uno de sus representantes, libremente elegido por ellos, y de la Organización sindical misma, debilitando con ello toda la gestión que el Sindicato deba y pueda emprender, y en última instancia el derecho a la Libertad Sindical del trabajador afectado, así como el del ente colectivo en su conjunto. Por tanto, solicita que de acuerdo a lo dispuesto por los artículos 289, 292 y 485 y siguientes del Código del Trabajo, tener por interpuesta acción de tutela laboral fundada en prácticas antisindicales, consistentes en la separación ilegal del trabajador amparado por fuero sindical, en contra de Comercial Panamericana S.A., representada legalmente por Alfredo Prieto Hevia, declarando en definitiva: 1.- Que la denunciada ha incurrido en la práctica lesiva de la libertad sindical antes señalada, lo que constituye una vulneración al derecho fundamental en cuestión debiendo poner término a la misma y permitir que el dirigente sindical se reincorpore inmediatamente a sus funciones de vendedor, si ello no hubiere ocurrido con anterioridad a la primera resolución. 2.- Que el denunciado debe pagar todas las remuneraciones y demás prestaciones derivadas de la relación laboral durante el período comprendido entre la fecha del despido y aquélla en que se materialice la reincorporación, debidamente reajustadas y con los intereses legales, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 63 del Código del Ramo, todo ello bajo apercibimiento de multa ascendente a cien unidades tributarias mensuales, o al monto que el tribunal estime en derecho. A fin de que se dé efectivo cumplimiento a esta obligación, la resolución que ordene el pago de estas prestaciones y remuneraciones, dispondrá que el denunciado deberá acreditar dentro de los cinco días siguientes a la reincorporación, el pago de las remuneraciones y demás prestaciones adeudadas, las que habrán de establecerse de conformidad a lo dispuesto en el artículo 71 del Código del Trabajo. 3.- Que se condena a la demandada al pago de una multa equivalente a 150 Unidades Tributarias Mensuales o lo que el tribunal estime en justicia. 4.- Que se condena en costas a la parte denunciada.
SEGUNDO: Que, contestando la denuncia, la denunciada expresa que, para que se configure una conducta, sea activa u omisiva, constitutiva de una práctica antisindical se requiere que ésta corresponda a una intención o ánimo deliberado y consciente del empleador de atentar contra la libertad sindical, situación que no ocurre en la especie. Que, es imposible que se impute o reproche a su representada una conducta supuestamente atentatoria contra la liberta sindical, como las que aquí se han denunciado, toda vez que, su representada al momento del despido no tenía conocimiento del pretendido fuero del señor Christian Malina Muñoz. Que, de esta forma, ¿Cómo podría existir una actuación antisindical por parte de su representada si no conocía ni conoce el supuesto fuero del señor Molina? Que, de lo anterior no sólo deja en evidencia que, por una parte, su representada no ha efectuado infracción legal alguna, ni ha tenido el ánimo de atentar contra la libertad sindical, sino que también deja de manifiesto un evidente -aunque involuntario- error de la Inspección del Trabajo denunciante ya que, la denuncia resulta infundada por no existir notificación por escrito o de cualquier otra forma de la -también pretendida- calidad de candidato a director sindical, por parte del señor Molina Muñoz al momento del despido. Que, los hechos de la presente denuncia nada tienen que ver con un ánimo de su representada de atentar en contra de la actividad sindical al interior de la empresa, elemento sin el cual, no estamos en presencia de supuesta práctica antisindical. Que, a modo de ejemplo, cita un fallo de 30 de junio de 2009 del 1° Juzgado Laboral de Santiago. Que, tal como señala la denuncia, el señor ........, ejerció sus funciones para su representada hasta el día 11 de marzo de 2010, fecha en que fue desvinculado por la causal señalada en el artículo 161, inciso 1° del Código del Trabajo, sin tener su representada conocimiento alguno de un supuesto fuero sindical del señor Molina Muñoz. Que, tal fuero jamás fue notificado y existen antecedentes suficientes para incluso determinar que la pretendida candidatura sólo surgió una vez notificado el despido, es decir, ya una vez que al señor Molina le faltaba uno de los requisitos esenciales para ser representante del Sindicato de la empresa, cual es, la calidad de trabajador de la misma. Que, en efecto, el artículo 236 del Código del Trabajo, exige que para ser director sindical debe cumplir con los requisitos del respectivo estatuto. Que, es consustancial a la calidad de dirigente sindical de un sindicato que no sea de aquellos de interempresas que incluso sus afiliados deben de ser efectivamente trabajadores del establecimiento o empresa a la cual están sindicalizados. Que, siendo así es absolutamente imposible de un punto de vista lógico y por cierto jurídico que un candidato a la dirección de la organización sindical sea una persona que no tenga la calidad de trabajador. Que, desde este punto de vista al momento de notificarse su despido el señor ........ya no pertenecía a Comercial Panamerica S.A. Que, en efecto, el despido del señor Molina Muñoz se perfeccionó a las 15.00 horas del 11 de marzo de 2010, procediendo recién a enviar la carta en que se informaba al empleador de la calidad de candidato de Christian Molina, a las 17.43 horas del día 11 de marzo de 2010, como se desprende de su timbre. Que, el simple análisis es claro para establecer que a la hora de envío de la carta, ya Molina Muñoz se encontraba a lo menos hace dos horas desvinculado de la empresa. Que, la prueba que el despido del señor Molina se efectuó por necesidades de la empresa y no con el ánimo siquiera indirecto de alterar la libertad sindical, es que ya con fecha 02 de marzo de 2010, el señor José Rodríguez perteneciente a la jefatura de Molina solicitó calcular el finiquito de Molina Muñoz, por su bajísimo rendimiento que en el fondo y en atención también a la necesidades objetivas de la empresa que hacía necesario desvincular a este trabajador. Que, para este efecto, el día 3 de Marzo de 2010 se envía carta al Director de Inspección del Trabajo solicitando información de quienes presentaban Fuero sindical, informándose por este personero que sólo el señor Oscar Guzmán tiene Fuero sindical en su condición de presidente. Que, antecedentes apuntan inequívocamente a dos circunstancias: a) Jamás se ha tenido la intención de violentar la libertad sindical mediante el despido del señor Molina; b) Que el señor Molina no podía investir la calidad de candidato a dirigente sindical al ser desvinculado como trabajador. Que, hace presente que al momento del despido su representada no tenía conocimiento de la calidad de dirigente sindical del señor Molina Muñoz. Que, la razón de ello parece ser sencilla y de toda lógica: al momento de la desvinculación el señor Molina Muñoz ni siquiera era candidato. Que, de esta manera, la denuncia tampoco puede prosperar por infringirse el artículo 238 inciso primera del Código del Trabajo. Que, su representada nunca fue notificada del supuesto fuero y de la calidad de candidato a director sindical del señor Molina Muñoz. Que, la Inspección del Trabajo, ahora denunciante en estos autos, sabe que su representada desconocía del supuesto fuero y que si bien fue notificada de la supuesta calidad de candidato a director sindical de don Christian Molina, ésta notificación y tal pretendida calidad fue adquirida una vez ya concluida la relación laboral, no obstante lo cual, solicitó la reincorporación sin exhibir ningún antecedente de juicio que permitiera señalar que el ex trabajador adquirió la calidad de candidato a la elección sindical antes de la terminación de su contrato de trabajo. Que, es necesario tener presente que la nulidad del despido, con que se entiende tachada la desvinculación de don ........, esto es, sin la previa autorización judicial ante la existencia de un pretendido fuero, sólo puede producir sus efectos desde que el vicio que la origina se haya cometido sabiendo o debiendo saberlo, es decir, con el conocimiento del empleador del fuero que protegía al trabajador, como lo ha sostenido reiteradamente nuestra Excma. Corte Suprema. Que, la importancia de la comunicación del fuero, no sólo está expresamente señalada en la ley en los artículos 225 y 238 del Código del Trabajo, sino que además ha sido confirmada por numerosos tribunales del país. Que, de esta manera resulta claro y evidente que su representada no sólo no ha incurrido en una práctica antisindical, sino que no ha incurrido en infracción a ninguna disposición legal. Por lo que solicita no dar lugar a la denuncia por práctica antisindical formulada, dejando sin efecto la reincorporación del señor ......... En subsidio, y para el muy improbable evento en que se acogiese la denuncia, establecer la multa en los términos mínimos que establece la ley. Que, en todos los casos, se condene expresamente en costas a la parte demandante, o en subsidio, que se exima a esta parte de su pago.
TERCERO: Que, la parte denunciante, con la finalidad de acreditar sus dichos, incorporó en audiencia de juicio los siguientes documentos:
1.-Acta de fiscalización por separación ilegal de trabajador por fuero laboral F-24 Formulario de la Dirección del Trabajo, de fecha 18 de marzo del 2010, suscrito por don Francisco González Peña, Jefe de la sucursal de la denunciada por el trabajador Cristian Molina Muñoz y por la fiscalizadora doña Ana Astudillo Álvarez, en el que se lee: Acreditación del fuero, candidato al directorio sindical, mediante acta de renovación de directiva sindical (comunicación al empleador), constata separación de funciones, que el empleador no cuenta con la debida autorización judicial y carácter ilegal de la separación. Refiere que el empleador no se allana y se cita a mediación para le día 6 de abril de 2010, a las 15:00 horas.
.-Declaración jurada, formulario de la Dirección del Trabajo de fecha 18 de marzo del 2010, suscrito por la fiscalizadora doña Ana Carolina Astudillo y por el trabajador don Cristian Alex Molina quien declara que “… al tener actualmente 34 socios el Presidente renuncia y se realizan los trámites para constituir la nueva directiva con sus tres representantes. Que con fecha 10 de marzo de 2010, el Presidente Omar Guzmán informa en reunión de trabajo al Gerente Gonzalo Labbé, Jefe de Sucursal Francisco González y Supervisor Cristian Cárcamo, al regreso de la jornada aproximadamente 19:00 horas. Que con fecha 11 de marzo de 2010, ante negativa de recepción de la comunicación por parte de la empresa, se envía por correo certificado a la empresa. Que con fecha 11 de marzo de 2010, alrededor de las 19:00 horas, luego de mi jornada se me despide mediante carta adjunta con causal Art. 161 Inc. 1º ‘Necesidades de la Empresa’”
.-Declaración jurada también fechada el 18 de marzo del 2010 practicada al señor Francisco González Peña representante de la denunciada. Declaración practicada ante la fiscalizadora doña Ana Carolina Astudillo Álvarez, y en la figura firma ilegible del señor Francisco González Peña, en dicho documento se lee: “Que participé en la reunión realizada el día 10 de marzo de 2010, la cual tenía por objetivo la presentación de los vendedores, una reunión de trabajo. En dicha ocasión don Omar informa que el día 25 de marzo de 2010 se realizarán elecciones, no exhibiendo ninguna documentación ni carta por entregarse. Que con fecha 3 de marzo de 2010 se envió carta a la IPT Iquique para informar de quiénes pertenecen y gozan de fuero sindical, de la cual se recibe respuesta el día 15 de marzo de 2010 (se adjuntan). Que el día 11 de marzo de 2010 alrededor del medio día, se le comunica el término de la relación laboral con causal Art. 161 Inc.1º al denunciante, se deja constancia 01.01.2010 6648 y se envía por correo certificado. Que, con fecha 16 de marzo de 2010, en la oficina central se recepciona carta en que se comunica del proceso de elecciones, sin nómina de los candidatos participantes. Que sólo hoy he tomado conocimiento que el denunciante es candidato al directorio sindical, mediante visita de la Inspección del Trabajo. Que señalo la empresa no ha actuado de mala fe, siendo una empresa respetuosa de la normativa laboral.”
.- Carta de fecha 11 de marzo del 2010 dirigida al señor Cristian Molina Muñoz suscrita por don Francisco González Peña, Jefe sucursal de la denunciada, en la que se lee “Mediante la presente se informa a usted que la empresa ha decidido poner término a su Contrato de Trabajo a partir del día 11 de marzo del presente año, de acuerdo a lo estipulado en el Art. Nº161 Inciso 1 del Código del Trabajo, ‘Necesidades de la empresa, establecimiento o servicio’.”
.-Fotocopia de los comprobantes de formulario admisión envíos registrados de Correos de Chile, en el que se lee despachada carta certificada al trabajador Molina Muñoz, en la que se aprecia un timbre de fecha 12 de marzo del 2010 y hora de despacho a las 10:13.
.- Carta dirigida a Comercial Panamericana, suscrita por don Omar Guzmán Alvarado, Presidente del Sindicato, de fecha 11 de marzo de 2010, en la que se lee “Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana S.A. Realizará con fecha 25 de marzo las elecciones para constituir la nueva directiva de esta entidad, cabe destacar que se informa de este acto con copia a la Inspección del Trabajo y se copia a las oficinas generales de Comercial Panamericana y sucursal de Iquique.”
.- Fotocopia de comprobante formulario admisión envíos registrados, de Correos de Chile, de una carta dirigida a Comercial Panamericana S.A. ingresada a Correos de Chile el 11 de marzo del 2010 a las 17:43 horas.
.-Carta dirigida al señor Horacio Ara Martínez, Inspector del Trabajo de Iquique, suscrita por la Comisión Electoral Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana S.A. RSU 01.01.0570, de fecha 10 de marzo de 2010, en la que se lee “Por intermedio de la presente, el Órgano Electoral, elegido por la Asamblea del Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana S.A. RSU 01.01.0570, solicita a Ud. Ministro de Fe, para la renovación de directiva, que se efectuará el día 25 de marzo de 2010, a las 20:00 horas, en dependencias de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT)…”
.- Una carta dirigida al Inspector del Trabajo de Iquique, por la Comisión Electoral del Sindicato Empresa Nacional Panamericana, de fecha 10 de marzo de 2010, en la que se lee: “Por intermedio de la presente, el Órgano Electoral, elegido por la Asamblea del Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana S.A. (…) adjunta carta postulación de los siguientes candidatos a la directiva: .- ........ 8.815.360-K, OMAR GUZMAN ALVARADO 10.404.578-2, - MAURICIO ZÚÑIGA SCHAMPKE 11.466.881-2.”
CUARTO: Que, la parte denunciante llamó a estrados a don Christian Alex Molina Muñoz, quien debidamente juramentado, en síntesis expresa que el 11 de marzo de 2010, con relación a la rutina habitual de su trabajo, llegó a la oficina, espera la salida del stock y sale a hacer la ruta en el centro. Que, lo llama un cliente de la ideal, fue a buscar la camioneta y dejó la moto, accedieron entregarle las cajas y se va a dejarlas, ve gente que corre en sentido contrario y no puede entrar, porque hay un taco, le dijeron que dieron alerta de Tsunami. Que, frente a la Catedral salen las personas que tenían que recepcionarle las mercaderías, pero no podían recibirle nada, por la alerta de Tsunami, por lo que se fue a su oficina, no había señal de teléfono, así que cuando entra la llamada de su mujer que estaba en calle Orella con Juan Martínez, se dirige allá, eran las tres de la tarde, cuando le reciben las cajas el jefe de despacho, se vuelve a buscar su moto y luego sigue con su ruta normal y en el transcurso de la tarde se encuentra con Omar y van al correo a dejar la carta que comunicaba que iban a elecciones el 25 de marzo y ésta se despachó un cuarto para las seis. Que, correos se encuentra en Bolívar, por lo que luego se dirigen al centro y se devuelve a la oficina, alrededor de las 18,30, a completar pedidos. Que, lo llama el supervisor y le dice que tiene que informarle que está despedido y le entrega carta y finiquito, pero él le pide que quiere terminar de hacer sus pedidos e ingresar y códigos, a las 19:10 les dijo a todos que estaba despedido y llamó a Omar Guzmán que estaba hablando por teléfono afuera, quien a su vez llamó al presidente de la CUT, un compañero le pidió que comprara una corona, llegó cerca de las 20:00 horas, se reunieron todos porque iban al velorio del padre de una colega, junto al jefe de sucursal. Que, Cárcamo le dijo que estaba despedido, por el artículo 161, tomó la documentación la leyó, pero no firmó nada. Contrainterrogado refiere que su horario normal de trabajo termina alrededor de las ocho. Que, fue al velorio alrededor de las 20:00, ya que a esa hora salieron de la oficina, antes de las siete no habló con Cárcamo. Que, estuvo en la oficina en la mañana y al medio día, que fue al despacho, pasó a la oficina, no se encontró ni conversó con nadie. Que, la empresa pudo haber sabido quiénes eran los candidatos a dirigentes sindicales. Que, la carta que se envío el día 11 se envió a Santiago a Luis Pasteur, no se envió a Antofagasta, porque tenían esa dirección, antes no se había entregado nómina. Que, la empresa no podía saber que estaba con fuero. Que, el día anterior se dijo que iba a haber elecciones, pero no quiénes estaban en la lista. Se le exhibe documento, carta que se envío a la ciudad de Santiago, el cual reconoce. Que, la empresa toma conocimiento que es candidato al momento que se informa, pasado el día 25, cuando fueron las elecciones, el día 26 se informa. Que, la empresa nunca fue informada que fue candidato, ya que desde el día 10 informaron que iban a tener elecciones, la carta del día 10 no fue enviada con copia a Comercial Panamericana.
Asimismo, llamó a estrados a don Omar Leonel Guzmán Alvarado, quien debidamente juramentado, en síntesis expresa que es Presidente del Sindicato desde el 16 de noviembre de 2009. Que, luego se hizo una nueva asamblea y fue reelecto. Que, la reelección fue el 25 de marzo. Que, la primera elección se hizo con una sola persona y la idea era tener más integrantes. Que, los candidatos eran Christian Molina, Mauricio Zúñiga y Omar Guzmán. Que, Zúñiga se retiró de la postulación. Que, el 11 de marzo hicieron trámite de enviarle carta a la empresa desde el correo alrededor de las 17:00 horas, cada uno siguió su trabajo, se encontraron luego en su trabajo, a las siete, llega a la empresa sale a hablar por teléfono y se entera que despidieron a Molina. Que, se comunica con Hilda Calderón, ministra de fe. Que, le comunicó a la empresa a las nueve de la noche los candidatos, estaba el gerente general de la empresa Gonzalo Labbé, estaba el zonal y Cristian Cárcamo, tocaron tema de los supermercados y el tocó el tema sindicato y le informa verbalmente que va a haber una nueva asamblea a el 25, por nueva reelección, le dice que si le entrega una carta y el no la recibe, porque le dijo que según su información no podían hacer reelecciones, por lo que no le recibió la información. Que, no estuvo presente en el despido. Que, la carta contiene que con fecha 25 se hará reelección sin nombre de candidatos. Que, a la Inspección del Trabajo le informaron. Que, al día siguiente fueron a la Inspección se informó la situación y se denunció el tema. Contrainterrogado expresa que no estaba el día que se reunió con Labbé, con la carta. Que, se envió la carta por correo, a la dirección de Santiago y copia acá. Que, no sabe cuando se recepcionó por la empresa. Que, sabe el despido por el mismo Molina, como a las siete diez. Que, antes la empresa no tuvo conocimiento, sino sólo por la información que se dio en forma oral a la empresa. Que, no es necesario informar a la empresa, no es necesario que se le informe al detalle, supone que la empresa no tenía conocimiento del fuero de Molina al despedirlo.
QUINTO: Que, la denunciada con la finalidad de acreditar sus dichos, incorporó en audiencia de juicio los siguientes documentos:
.-Contrato de trabajo del señor Molina, de fecha 1° de abril del 2009 y los anexos del mismo que dicen relación con el pago y forma de pago de las remuneraciones de fecha 1° de julio del 2009 y 1°de enero del 2010.
.-Carta de fecha 3 de marzo del 2010, dirigida a la Inspección del Trabajo de Iquique, en la que se lee “Junto con saludarle, me dirijo a Usted, en representación de la empresa Comercial Panamericana S.A. para solicitar nos pudiera entregar un detalle con los trabajadores integrantes del Directorio del recientemente formado Sindicato de esta empresa e indicarnos quienes gozan de fuero laboral.”
.- Ordinario N°501 remitido por la Inspección Provincial del Trabajo, de fecha 9 de marzo del 2010, en respuesta a carta enviada por la denunciada a dicha Institución con fecha 3 de marzo de 2010, en el que se lee “…y de acuerdo al número de los socios constituyentes se eligió un director en su condición de Presidente el Sr. Omar Leonel Guzmán Alvarado (…) quien mantiene fuero laboral…”
.- Ord. N°6013 de fecha 19 de marzo del 2010, de la Inspección del Trabajo, donde se informa sobre la denuncia por separación ilegal y cita a mediación al representante legal de la demandada.
.-Carta de fecha 11 de marzo del 2010, remitida por sindicato Empresa Comercial Panamericana, donde informa sobre las elecciones de constitución de nueva directiva.
.- Acta de fiscalización por separación ilegal del trabajador con fuero laboral de fecha 18 de marzo del 2010, de igual tenor que la incorporada por la denunciante.
.- Declaración jurada de fecha 18 de marzo del 2010 efectuada ante funcionarios fiscalizador de la Inspección del Trabajo de igual tenor que la incorporada por la denunciante.
.- Carta de fecha 24 de marzo del 2010, de Comercial Panamericana a la Inspección del Trabajo de Iquique, dirigida al Inspector del Trabajo, en la que la denunciada solicita dejar sin efecto el cambio de fecha de mediación.
.-Ord N°642 de la Inspección del Trabajo de Iquique, de fecha 25 de marzo de 2010, en que se cita a la denunciada a mediación.
.- Carta de fecha 25 de marzo del 2010 en la que se informa a Comercial Panamericana de los miembros de la mesa directiva del sindicato de la empresa nacional Comercial Panamericana S.A.
.-Carta de fecha 26 de marzo del 2010 remitida por la demandada a la Inspección del Trabajo, en la solicita se informe el resultado de las elecciones a Presidente del Sindicato nacional de Comercial Panamericana S.A.
.- Acta de mediación N°01.01/2010-457, de fecha 6 de abril de 2010, en la que se lee “La investigación llevada a cabo por el fiscalizador de la Inspección del Trabajo actuante permitió constatar que la denunciada no contaba con la autorización judicial correspondiente que le habilitara para poner término al contrato de trabajo del Sr. ......... CONSIDERANDO: Que, habiéndose iniciado esta mediación a las 15:30 horas y, habiéndose realizado dos reuniones separadas, con cada una de las partes, y una conjunta, se concluye lo siguiente: 1.- La empresa luego de plantear su posición y dejando en claro su intencionalidad y luego del requerimiento de reincorporación del trabajador se niega a este.”
.- Carta de despido de fecha 11 de marzo del 2010 al señor Molina, de igual tenor que la incorporada por la demandante.
.- Propuesta de finiquito efectuada por Comercial Panamericana al trabajador, en que no se aprecian fecha ni firmas.
.- Formulario de admisión Correos de Chile y comprobante de remisión del mismo, en el que se lee como fecha de envío de carta remitida al trabajador el día 12 de marzo de 2010, a las 10:14 horas.
.- Comprobante de carta de aviso de terminación del contrato de trabajo, enviado por la demandada a la Inspección del Trabajo, en la que se lee el nombre del trabajador, como fecha de comunicación el día 12 de marzo de 2010 y fecha de terminación de los servicios el 11 de marzo de 2010.
Oficios Solicitados:
.- Respuesta a oficio Nº223 enviado por este Tribunal al Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana, por el que se señala con fecha 15 de julio de 2010 que con fecha 10 de marzo de 2010 “…en dicha oportunidad el Gerente de ventas Sr. Gonzalo Labbé, quien se encontraba en la ciudad se negó a recibirlas, motivo por el cual se le comunicó verbalmente. Posteriormente y considerando la no recepción de dichos documentos estos fueron remitidos directamente al nivel central con fecha 11 de marzo del presente año.” Se acompañan cartas de igual tenor que las incorporadas por las partes.
SEXTO: Que, la denunciada llamó a absolver posiciones a doña Ana Carolina Astudillo Álvarez, fiscalizadora de la Inspección del Trabajo de Iquique, quien debidamente juramentada, en síntesis expresa que conoce el artículo 238 del Código del Trabajo. Que, se le comunicó por escrito del sindicato, a la empresa en las oficinas de Santiago comunicando el hecho de las elecciones. Que, Molina fue despedido el día 12 de marzo, día en que le enviaron la carta. Que, la práctica antisindical es haber sido despedido Molina gozando de fuero. Que, constata el despido por carta enviada al trabajador. Que, Molina le contó que el día 11 le comunicaron verbalmente el despido, pero no se le entregó carta. Que, fiscalizó y conversó con don Francisco y Paola jefa de recursos humanos y se le pidieron antecedentes respecto del despido y dijeron que lo comunicaron verbalmente el 11 y luego por escrito el 12. Que, sabe que la empresa estaba en conocimiento de las elecciones, por don Francisco, quien le dijo que le comunicaron que iba a haber elecciones, el día 11 le manifestaron por escrito de la elección. Que, de la información que le entregó Molina sabe que quiso entregar carta el 11. Que, la empresa fue informada por carta el día 11. Que, don Francisco le manifestó que supo el 16 por la recepción de la carta. Que, se le exhibe declaración jurada y señala que don Francisco le dice que no se le entregó carta ni se le comunica. Que, constató que la empresa estuvo en conocimiento de la elección sólo con los dichos de Molina. Que, la empresa no puede determinar si actuó de mala fe. Que, podría decirse que la empresa no estaba en conocimiento de la calidad de aforado del trabajador, al momento del despido.
SÉPTIMO: Que, la denunciada llamó a estrados a don Gonzalo Andrés Labbé Jaramillo, quien debidamente juramentado, en síntesis expresa que conoce a Molina, porque es vendedor de Iquique. Que, mantiene relación laboral con la empresa. Que, se produjo el despido por un tema que venía de un tiempo atrás, ya que el despido se venía gestando desde la administración anterior, antes de que se produjera se pidieron cálculo de finiquito con fecha 2 de marzo, a la persona de recursos humanos de Santiago y a Paola y ella a María Dolores Larenas, jefa de recursos humanos de Santiago. Que, se produjo el despido el 11 de marzo. Que, lo comunica el supervisor Cristian Cárcamo, la comunicación se produce a las 12:00 del día. Que, se le entrega su finiquito se lleva su finiquito y carta, pero no lo entregó. Que, ese día estaba el funeral de un empleado, por lo que al no entregarlo de vuelta del funeral se entregaron los antecedentes a la Inspección del Trabajo. Que, la empresa toma conocimiento recién el 18 de marzo cuando llega el abogado de la Inspección a hablar con Gonzalo. Que, el 16 de marzo recibieron una carta en Santiago que hablaba que iba a haber elecciones, en la carta no se comunica quiénes iban a ser candidatos. Que, en la empresa no se sabía quiénes eran los candidatos. Que, el 15 de marzo reciben carta de la Inspección del Trabajo que decía que el único dirigente era Omar. Que, la empresa solicitó la información el 3 de marzo, entre el día 3 y 11, la empresa no tuvo conocimiento de manera verbal que hubiera elecciones. Que, no hubo reuniones n i movimientos de los trabajadores, no hubo reuniones por sindicato. Que, la reunión se realizó el 10 de marzo, reunión con todos los trabajadores y Omar le pidió reunión netamente de trabajo, visitas a supermercados y otras cosas. Que, salió el tema del sindicato y se informó que iba a hacer llegar una carta. Que, siempre se entendió que era por un tema de requerimientos y no fue capaz de decirle requisitos del sindicato. Que, no le entregó ninguna carta, no tenía ninguna carta en sus manos. Contrainterrogado, expresa que le dijo a Omar que tenía que enviarle la carta por los conductos regulares.
Asimismo, llamó a estrados a don Cristian Eduardo Cárcamo Díaz, quien debidamente juramentado, en síntesis expresa que Christian trabaja como vendedor. Que, el despido viene con anterioridad, un año aproximadamente, se pidió finiquito. Que, se le entregó carta de despido a las 12,30 horas. Que, le dice que llevara la carta a la Inspección del Trabajo, no la entregó a las 17,30. Que, fueron a un funeral una colega que murió su padre. Que, al momento de producirse el despido, la empresa no sabía que había elecciones, no sabía que Molina sería candidato. Que, se toma conocimiento el día 18, porque llegó carta a Santiago, en que se informa que van a formar un comité y no se indica quiénes son candidatos. Que, saben que Molina tenía fuero, el 18 y en la mañana llegó la fiscalizadora de la Inspección del Trabajo el 18, la empresa solicitó a la Inspección del Trabajo que le informara quienes estaban en el sindicato para el despido. Cuando le comunica el 11 del despido no le dijo Molina que era candidato. Contrainterrogado expresa que estuvo presente en reunión de 10 de marzo con Labbé, porque fue reunión de venta en general, Labbé con González hablaron solo de ventas. Que, con Molina se tomó con anticipación la decisión de despido, se dio el 11 porque antes no se dieron las circunstancias antes. Que, el 18 no lo reincorporan al trabajador a pesar de la solicitud de fiscalización, porque no le servía para su equipo, lo habló varias veces con él.
OCTAVO: Que, al tenor de lo expresado por las partes, la controversia habrá de centrarse en dilucidar, primero, si al momento del despido el trabajador contaba con fuero sindical, toda vez que la denunciada alega que al momento del envío de la carta en que se informaba al empleador de la calidad de candidato de Molina Guzmán, esto es, el día 11 de marzo de 2010 a las 17:43 horas, el despido del trabajador ya se había perfeccionado a las 15:00 horas del mismo día.
NOVENO: Que, de las probanzas aportadas por las partes, en especial a partir de carta enviada por la Comisión Electoral Sindicato de Empresa Nacional Comercial Panamericana S.A. al Inspector Provincial del Trabajo de Iquique, con fecha 10 de marzo de 2010, queda establecido, sin posibilidad de equívoco alguno que el trabajador fue elegido como candidato, en fecha anterior a la del despido, por lo que independientemente de la hora en la que éste se haya producido dicho despido, esto es, antes o después del envío de la carta que comunica al empleador de las próximas elecciones, la calidad de candidato a dirigente sindical del trabajador, ya se había establecido (al menos en parte), el 10 de marzo de 2010, lo cual descarta cualquier posibilidad de que se hubiera incorporado al trabajador como candidato, en forma espuria, por parte del Sindicato, y –como lo señala la demandada- “que la pretendida candidatura solo surgió una vez notificado el despido.”
DÉCIMO: Que, en este orden de ideas, corresponde ahora precisar, cuáles son los requisitos que deben cumplirse para que el candidato al directorio sindical goce del fuero señalado en el artículo 243, inciso 1º, del Código del Trabajo. Al respecto, cabe hacer presente que el artículo 238 del Código del Trabajo expresa a la letra que: "Los trabajadores de los sindicatos de empresa, de establecimiento de empresa, interempresa y de trabajadores transitorios o eventuales, que sean candidatos en la forma prescrita en el artículo anterior, gozarán del fuero previsto en el inciso primero del artículo 243, desde que el directorio en ejercicio comunique por escrito al empleador o empleadores y a la Inspección del Trabajo que corresponda, la fecha en que deba realizarse la elección respectiva y hasta esta última. Dicha comunicación deberá practicarse con una anticipación no superior a quince días de aquél en que se efectúe la elección. Si la elección se postergare, el fuero cesará en la fecha en la que debió celebrarse aquélla. Esta norma se aplicará también en las elecciones que se deban practicar para renovar parcialmente el directorio.” Por su parte, el artículo 237 establece: "Para la primera elección de directorio, serán candidatos todos los trabajadores que concurran a la asamblea constitutiva y que reúnan los requisitos para ser director sindical. En las siguientes elecciones de directorio deberán presentarse candidaturas en la forma, oportunidad y con la publicidad que señalen los estatutos. Si éstos nada dijeren, las candidaturas deberán presentarse por escrito ante el secretario del Directorio no antes de quince días ni después de dos días anteriores a la fecha de la elección. En este caso, el secretario deberá comunicar por escrito o mediante carta certificada la circunstancia de haberse presentado una candidatura a la Inspección del Trabajo respectiva, dentro de los dos días hábiles siguientes a su formalización". De este modo, se sigue que el artículo 237 discurre sobre la base de un sindicato ya existente, por lo que se remite a la regulación del procedimiento que hagan sus estatutos y a falta de dicha regulación entrega al secretario de la organización sindical las funciones de recibir las candidaturas y cumplir las labores de publicidad y hacer la comunicación a la Inspección del Trabajo, la que debe realizarse dentro de los dos días hábiles siguientes a su formalización. Por su parte, el artículo 238 condiciona la existencia del fuero de los candidatos a la comunicación que se haga al empleador de la fecha de la elección, lo que no puede hacerse con una anticipación superior a quince días.
DECIMOPRIMERO: Que, tal como lo ha referido en forma reiterada la Excelentísima Corte Suprema , las exigencias normativas para los efectos de la formalización de las candidaturas, “son supletorias de la voluntad de los trabajadores sindicalizados”, por lo que, como en el caso de marras, ante el silencio de la reglamentación interna del sindicato, habrá que estarse a los plazos legales y cumplirse con el requisito de publicidad, en orden a que el secretario del directorio, ya existente, debe comunicar por escrito o mediante carta certificada la presentación de la candidatura a la Inspección del Trabajo, dentro de los dos días hábiles siguientes a su formalización, sólo en esas condiciones el postulante es considerado legalmente candidato.
DECIMOSEGUNDO: Que, como ya se dijera, el artículo 238 del Código del Trabajo, previene como requisito de publicidad, que el directorio en ejercicio debe comunicar por escrito al empleador y a la Inspección del Trabajo, la fecha en que deba realizarse la elección de la nueva directiva, aviso que debe otorgarse con una anticipación no superior a quince días de aquél en que se efectúe la elección. Ahora bien, para el caso de marras, se aprecia que el requisito de publicidad se cumplió en dos fechas distintas, la primera el día 10 de marzo, por comunicación efectuada a la Inspección del Trabajo y la segunda a las 17:43 horas, del día 11 de marzo de 2010, por carta enviada al empleador. Así las cosas, para determinar la situación del trabajador basta sólo esclarecer, si al momento de su despido, ambas comunicaciones habían sido expedidas.
DECIMOTERCERO: Que, la denunciante expresa que el despido fue comunicado al trabajador, alrededor de las 19:00 horas del día 11 de marzo de 2010, cuestión que confirma el trabajador en declaración jurada realizada ante la Fiscalizadora de la Inspección del Trabajo y declara en audiencia de juicio. Por su parte, la denunciada en la contestación de la demanda expresa que la comunicación del despido se perfeccionó a las 15:00 horas del día 11 de marzo de 2010 y para acreditar sus dichos, cita a estrados a Labbé Jaramillo quien expresa que el despido, conforme le contó Cárcamo Díaz habría ocurrido el día 11 de marzo, a las 12:00 horas, en tanto Cárcamo Díaz expresa que el despido ocurrió a las 12:30 del referido día. Asimismo, la carta de despido y su respectiva formalización, con el envío a la Inspección del Trabajo, aparece fechada el día 12 de marzo de 2010. Así las cosas, frente a las versiones referidas por las partes, sustentadas –fundamentalmente- por las declaraciones de Molina Guzmán y de Cárcamo Díaz, analizadas conforme la sana crítica y en virtud del principio pro operario, teniendo –además- presente el hecho de la comunicación a la Inspección del Trabajo, de la candidatura del trabajador, el día 10 de marzo de 2010 y considerando la declaración del trabajador, respecto a que el día 11 de marzo al medio día había mucho movimiento en la ciudad, debido a una alerta de Tsunami, se concluye que resulta poco verosímil lo señalado por la denunciada, en esta parte, especialmente al tenor de los acontecimientos en que se enmarca el despido, esto es, en medio de un gran ajetreo en toda la ciudad, por una alerta de Tsunami. En consecuencia, se tendrá como hora de la comunicación del despido, independientemente de la formalización, con la carta enviada por correo certificado al trabajador, la referida por éste, esto es, pasadas las 19:00 horas del día 11 de marzo de 2010.
DECIMOCUARTO: Que, así las cosas, y de conformidad a lo razonado en el considerando decimotercero de este fallo habiéndose producido el envío de la comunicación, por escrito, a la Inspección del Trabajo y a la denunciada antes de la comunicación del despido al trabajador, se colige que el trabajador gozaba de fuero al momento de ser despedido.
DECIMOQUINTO: Que, habiéndose determinado que el trabajador gozaba de fuero al momento del despido, cabe hacerse cargo ahora de dilucidar si el empleador al despedir al trabajador realizó una actuación reñida con la libertad sindical que garantiza la Carta Fundamental en el Nº19 del artículo 19 y que recibe su concreción en el acápite del Capítulo IX del Libro III del Código del Trabajo, artículos 289 y siguientes, que establece un catálogo, aunque no taxativo, de lo que el legislador laboral estima como prácticas antisindicales o desleales y la sanción que ello conlleva.
DECIMOSEXTO: Que, como ya se dijera el artículo 238 del Código del Trabajo exige sólo la comunicación por escrito de “la elección sindical y la fecha en que deba realizarse” de lo cual se sigue que no es requisito legal, para que el candidato goce de fuero, la comunicación de los nombres de los candidatos a dirigentes sindicales. Así las cosas, para determinar si ha habido práctica antisindical es menester determinar si el empleador ha actuado con la expresa intención de atentar contra la libertad sindical, puesto que, así lo previene expresamente el artículo 289 del Código del Trabajo "Serán consideradas prácticas desleales del empleador, las acciones que atenten contra la libertad sindical", de lo que se desprende que lo que la ley sanciona son aquellas conductas destinadas a violar dicha libertad, de tal modo que no se puede determinar a priori una práctica antisindical, por el solo hecho del despido del trabajador aforado. De tal suerte que para resolver el conflicto debe verificarse la intención precisa del empleador de atacar la libertad sindical.
DECIMOSÉPTIMO: Que, la demandada en todo momento expresa que nunca tuvo conocimiento del fuero del trabajador, cuestión que es corroborada, por los testigos de ambas partes y por la absolvente Astudillo Álvarez, fiscalizadora de la Inspección del Trabajo. En tal sentido, se tendrá como un hecho de la causa que la demandada al momento del despido desconocía el fuero del que gozaba el actor, cuestión decisiva, toda vez que dicho desconocimiento produce como consecuencia lógica la liberación de la demandada de la carga de una actitud dolosa encaminada a lesionar la libertad sindical del trabajador, ergo el despido no podrá -en este contexto- ser calificado como una conducta antisindical. Por su parte, la conducta renuente del empleador, realizada en forma posterior al despido, en cuanto a su negativa a reincorporar al trabajador aforado, en nada obsta a la conclusión precedente, ya que la cuestión de fondo, esto es, el cumplimiento de los requisitos copulativos de comunicación exigidos por el artículo 238 del Código del Trabajo, así como la determinación de la hora de la comunicación del despido vino a asentarse a través de este fallo. En consecuencia, se rechazará la denuncia, por práctica antisindical impetrada por la denunciante, tal como se determinará en resolutiva.
DECIMOCTAVO: Que, habiéndose acreditado en el proceso, que la denunciada despidió a Molina Guzmán gozando éste de fuero y que la misma dio cuenta al tribunal, con fecha 25 de mayo, de la reincorporación del trabajador (con fecha 17 de mayo 2010) a sus funciones y que se han realizado sus respectivos pagos remuneracionales, no corresponde hacerse cargo de lo denunciado en esta parte, toda vez que se trata de un tema subsanado.
DECIMONOVENO: Que, los demás antecedentes allegados al proceso, en nada alteran o modifican las conclusiones a las que se ha arribado.
VIGÉSIMO: Que, la prueba rendida ha sido valorada conforme la sana crítica.
Por estas consideraciones y Vistos, además, lo dispuesto en los artículos 1, 3, 5, 7, 237, 238, 243, 289, 292, 420, 425, 446, 450, 451, 452, 453, 454, 455, 456, 457, 459, 485, 486, 488, 491, 492, 493, 494 y 495 del Código del Trabajo, 144 del Código de Procedimiento Civil; 1545 y 1698 del Código Civil, Convenios N°87 y Nº98 de la OIT, artículo 1, inciso 3°, 19 N°19 de la Constitución Política de la República, se DECLARA:
I.- Que, se RECHAZA, la denuncia por práctica antisindical impetrada por doña Viviana Bórquez Peralta, Inspectora Provincial del Trabajo (S) de Iquique, en representación de dicha Inspección, en contra de COMERCIAL PANAMERICANA S.A., representada legalmente por don Alfredo Prieto Hevia. En consecuencia, se declara que la denunciada no ha incurrido en las prácticas antisindicales lesivas de la libertad sindical referidas por la denunciante.
II.- Que, habiéndose reincorporado el trabajador a sus funciones con fecha 17 de mayo de 2010 y habiéndose pagado, en forma, sus remuneraciones, conforme da cuenta la denunciada. Se tendrá por cumplida la reincorporación del trabajador aforado a sus funciones.
III.- Que, no se condena en costas a la parte denunciante, por considerarse que tuvo motivos plausibles para litigar.
Anótese, regístrese, notifíquese y archívese en su oportunidad.


DICTADA POR DOÑA MARCELA MABEL DÍAZ MÉNDEZ, JUEZ TITULAR DE JUZGADO DE LETRAS DEL TRABAJO DE IQUIQUE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada