15 de febrero de 2010

TUTELA; SJL Valparaíso 26/01/2010; Rechaza tutela; RIT T-40-2010

(no ejecutoriada)

Valparaíso, veintiséis de enero de dos mil diez.

VISTO, OIDO Y CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que, Osvaldo Campaña Cuello, trabajador portuario, Presidente y en representación del SINDICATO DE TRABAJADORES DE EMPRESA N° 1 DE COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. VALPARAÍSO - en adelante indistintamente SICOSEM-, y de la FEDERACIÓN DE TRABAJADORES PORTUARIOS Y AFINES DE VALPARAÍSO- FTP- , y Jorge Moisés Bustos Bustos, trabajador portuario, en representación de la CONFEDERACIÓN DE GENTES DE MAR, todos con domicilio en la ciudad y comuna de Valparaíso, calle Blanco 358, en la representación que invisten, deducen acción de tutela de derechos fundamentales a favor de los trabajadores afiliados a la organizaciones sindicales que representan: 1) LUIS ALBORNOZ MUÑOZ, 2) ENRIQUE ALFARO REJAS, 3) IVÁN ARAYA CEBALLOS, 4) CARLOS ARREDONDO RIQUELME, 5) OSLAVO CAMPAÑA CUELLO, 6) ALBERTO GONZÁLEZ JOAQUÍN, 7) ALVARO GUERRERO REYES, 8) RAFAEL HERRERA HIDALGO, 9) JOSÉ HINOJOSA PEÑA, 10) HÉCTOR HOLZ MAHL, 11) FERNANDO JIMÉNEZ CHINCHÓN, 12) RICARDO MOLINA JARA, 13) JOSÉ PÉREZ LANA, 14) ÓSCAR ROMO PIZARRO, 15) JUAN SERRANO ROZAS, 16) OSVALDO TOLEDO NAVEA, 17) LUIS TORRES SILVA 18) VERDUGO-SANHUEZA FRANCISCO (recientemente fallecido) y 19) EDUARDO VIDAL FREDES, en contra de la COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA,- en adelante indistintamente COSEM LTDA.- representada por su gerente general don Claudio Hurtado Lattapiat, ambos con domicilio en la ciudad y comuna de Valparaíso, calle Blanco 895, solicitando al Tribunal acoger la acción y en definitiva declarar:
a) Que se ha producido la vulneración de garantías denunciadas respecto de los 19 trabajadores por quienes se comparece por parte de la COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA-COSEM LTDA-.
b) Ordenar el cese inmediato del comportamiento antijurídico, esto es, el despido de los 19 trabajadores afiliados por quienes se comparece en razón de su sindicación y en infracción de la garantía de indemnidad, bajo el apercibimiento del art. 492 del Código del Trabajo.
c) Condenar a la demandada al pago de las costas procesales y personales.

SEGUNDO: Que, fundan su acción en las consideraciones y fundamentos que, en síntesis, son como sigue: que la acción que ejercen de tutela de derechos fundamentales contemplados corresponde a la consagrada en el art. 485 del Código del Trabajo afirmando que se encuentran legitimados para su ejercicio dado que el SINDICATO DE TRABAJADORES DE EMPRESA N° 1 DE COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. VALPARAÍSO es una persona jurídica constituida y regulada conforme a las disposiciones contenidas en el Código del Trabajo, perteneciente a la FEDERACIÓN DE TRABAJADORES PORTUARIOS Y AFINES DE VALPARAÍSO -en adelante indistintamente FTP- ambas representadas por el compareciente Osvaldo Campaña Cuello y, a la vez, integrantes de la CONFEDERACIÓN DE GENTES DE MAR- en adelante indistintamente CONGEMAR-representada por Jorge Moisés Bustos Bustos y que, en conformidad con lo dispuesto en el art. 220 del Código del Trabajo en relación al art. 486 del mismo cuerpo legal, tienen interés directo en la vigencia y respeto de los derechos fundamentales de los trabajadores afiliados a SICOSEM, por actos incurridos en la relación laboral con el empleador COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. en cuanto se trata de las organizaciones que tienen la representatividad de aquéllos, lo que les concede legítimo interés para accionar por esta vía de conformidad a la legislación citada.
Afirman que el 10 de octubre de 2007, don Osvaldo Campaña Cuello, Presidente del SINDICATO DE TRABAJADORES DE EMPRESA COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. VALPARAÍSO interpuso acción de naturaleza laboral para el pago de horas extraordinarias adeudadas en contra de la COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. -COSEM LTDA- representada por su gerente general don Claudio Hurtado Lattapiat, y en forma subsidiaria o solidaria en contra de SUD AMERICANA AGENCIAS AÉREAS Y MARÍTIMAS S.A. -SAAM-representada por Alejandro García Huidobro Ochagavía, acción que fue interpuesta por el referido dirigente sindical en representación de JOSÉ NICOLÁS BERRIOS MADARIAGA, CARLOS VERGARA CONCHA, SERGIO ALFONSO PIZARRO BAHAMONDEZ, JORGE PELLEGRI GONZÁLEZ, CARLOS FERNANDO GRANADA GONZÁLEZ, GONZALO LUIS GRANADA ALVAREZ, ADOLFO FERNÁNDEZ ARÉVALO, ARTEMIO ALADINO FLORES MATAMORA, NIBALDO DÍAZ CHAPA, ENZO BRITO RIVEROS, CARLOS HUMBERTO VILLAVICENCIO BARRA, JUAN SANTIBÁÑEZ GARRIDO (actualmente fallecido), LUIS ALBORNOZ MUÑOZ, ENRIQUE ALFARO REJAS, IVÁN ARAYA CEBALLOS, CARLOS ARREDONDO RIQUELME, OSVALDO CAMPAÑA CUELLO, JOAQUÍN ALBERTO GONZÁLEZ, ALVARO GUERRERO REYES, RAFAEL HERRERA HIDALGO, JOSÉ HINOJOSA PEÑA, HÉCTOR HOLZ MAHL, FERNANDO JIMÉNEZ CHINCHÓN, RICARDO MOLINA JARA, JOSÉ PÉREZ LANA, ÓSCAR ROMO TORRES, JUAN SERRANO ROZAS, OSVALDO TOLEDO NAVEA, LUIS TORRES SILVA, VERDUGO SANHUEZA FRANCISCO (recientemente fallecido)y EDUARDO VIDAL FREDES y que se encuentra caratulada "SINDICATO DE EMPRESA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA N° 1 con COMPAÑÍA DE SERVICIO MOVILIZACIÓN LIMITADA Y OTRA", Rol 652/2007, en actual tramitación ante el segundo Juzgado del Trabajo de Valparaíso.
Añade que el 06 de Julio fue comunicado a 11 trabajadores del SINDICATO DE TRABAJADORES DE EMPRESA N° 1 DE COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. VALPARAÍSO por el empleador demandado, el término de la relación laboral, arguyendo la causal de necesidades de la empresa. Estos trabajadores son: 1) JOSÉ NICOLÁS BERRIOS MADARIAGA, 2) CARLOS VERGARA CONCHA, 3) SERGIO ALFONSO PIZARRO BAHAMONDEZ, 4) JORGE PELLEGRI GONZÁLEZ, 5) CARLOS FERNANDO GRANADA GONZÁLEZ, 6) GONZALO LUIS GRANADA ALVAREZ, 7) ADOLFO FERNÁNDEZ ARÉVALO, 8) ARTEMIO ALADINO FLORES MATAMORA, 9) NIBALDO DÍAZ CHAPA, 10) ENZO BRITO RIVEROS, 11) CARLOS HUMBERTO VILLAVICENCIO BARRA. Los dirigentes sindicales Campaña y Albornoz solicitaron información al empleador y les fue informado que todos los trabajadores afiliados al SINDICATO DE TRABAJADORES DE EMPRESA N° 1 DE COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. VALPARAÍSO serían despedidos, por la misma causal, el 31 de julio de 2009, de lo que quedó constancia en documentos suscritos por el empleador, particularmente en documento suscrito por el empleador en el que consta de una forma irrefutable la referida decisión de finiquitar a todos y cada uno de los integrantes del sindicato al día 31 de julio pasado, documento que fuere entregada a los dirigentes sindicales singularizados, en la que se señala "Personal: Bono de producción Valparaíso. Finiquitado al 31 de Julio del año 2009" donde, además de los mencionados, aparecen los siguientes: 1) LUIS ALBORNOZ MUÑOZ, 2) ENRIQUE ALFARO REJAS, 3) IVÁN ARAYA CEBALLOS, 4) CARLOS ARREDONDO RIQUELME, 5) OSVALDO CAMPAÑA CUELLO, 6) ALBERTO GONZÁLEZ JOAQUÍN, 7) ALVARO GUERRERO REYES, 8) RAFAEL HERRERA HIDALGO, 9) JOSÉ HINOJOSA PEÑA, 10) HÉCTOR HOLZ MAHL, 11) FERNANDO JIMÉNEZ CHINCHÓN, 12) RICARDO MOLINA JARA, 13) JOSÉ PÉREZ LANA, 14) ÓSCAR ROMO TORRES, 15) JUAN SERRANO ROZAS, 16) OSVALDO TOLEDO NAVEA, 17) LUIS TORRES SILVA, 18) VERDUGO SANHUEZA FRANCISCO (recientemente fallecido) y 19) EDUARDO VIDAL FREDES, igualmente en planilla con todos los trabajadores les fue entregada respecto de "Préstamo en Salud-Aportes", donde aparece que se trata del "Personal Finiquitado al 31 de Julio". Agregan que estos 19 trabajadores señalados, no han sido despedidos formalmente, a la fecha de la interposición de la demanda, única y exclusivamente en razón de encontrarse haciendo uso de licencia médica, pero el término de la relación laboral ya ha sido anunciada según se ha dicho, faltando únicamente la materialización de la misma. Prosigue señalando que con posterioridad, los 11 trabajadores despedidos concurrieron a las oficinas de Inspección Provincial del Trabajo el 24 de Julio de 2009 a efectuar denuncia, entre otras, por infracción de la garantía de indemnidad asegurada en el art. 485 inciso 4° del Código del Trabajo en cuyo mérito el referido organismo dispuso efectuar informe respectivo, encontrándose la gestión administrativa en trámite a la fecha de la presentación de la demanda. En la misma oportunidad, el sindicato denunció que la empresa no había efectuado el descuento de las cuotas sindicales. Respecto de los 19 trabajadores a los que aún no se les ha hecho efectivo el despido, se les ha solicitado la devolución de las herramientas y materiales de trabajo, como consta de las copias timbradas por SAAM S.A., departamento de operaciones, en las cuales don Luis Albornoz y don Héctor Holtz aparecen suscribiendo entrega de Radio Transceptor a la empresa, que fuera puesto a su disposición para efectuar su labores el 29 de diciembre del año 2004. Ese hecho confirma la voluntad del empleador de poner término al contrato de trabajo de los restantes integrantes del sindicato. Agregan que la empresa demandada pertenece al Holding Sud Americana de Vapores, integrada entre otras, por SUD AMERICANA AGENCIAS AÉREAS Y MARÍTIMAS S.A. -SAAM-, en la que esta última es la empresa principal dueña de la obra o faena, que contrata los servicios de la COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. para desarrollar los servicios portuarios de estiba y desestiba.
Los actores han sostenido también que los hechos precedentemente expuestos demuestran que los trabajadores individualizados han sido despedidos 11 de ellos y está anunciado y es presumible y previsible el despido de otros 19 por los que se comparece, por la sola circunstancia de haber ejercido acción judicial en contra del empleador COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA -COSEM- y de la responsable solidaria o subsidiaria, SUD AMERICANA AGENCIAS AÉREAS Y MARÍTIMAS S.A. -SAAM-, que integra el mismo Holding y, en consecuencia, el término masivo de la relación laboral de los trabajadores afiliados a las organizaciones que representan no obedece sino a la represalia ejercida por el empleador por el ejercicio de una acción jurisdiccional de naturaleza laboral, conducta sancionada en el art. 485 inciso III in fine, lo que se revela a su juicio por lo siguientes: que en la causa Rol 652/2007 caratulada "SINDICATO DE EMPRESA COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA N° 1 con COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LIMITADA Y OTRA", seguida ante el Primer Juzgado del Trabajo de Valparaíso, consta que han comparecido, representados por el presidente del sindicato, los mismos trabajadores que el empleador anunciara el despido con finiquito para el día 31 de julio del año 2009, existiendo una matemática coincidencia constituyendo la única excepción de JUAN SANTIBÁÑEZ GARRIDO, quien falleciera con anterioridad al día 31 de julio. A la fecha, también ha fallecido don FRANCISCO VERDUGO SANHUEZA, sin perjuicio que del mismo se anunció su despido. Que la acción ejercida ante el Primer Juzgado del Trabajo es de naturaleza laboral, en contra del mismo empleador que ha despedido a 11 y pretende materializar los despidos de 19, y corresponde al cobro de lo adeudado por horas extraordinarias a los trabajadores del SINDICATO DE EMPRESA COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA N° 1. A lo anterior habría que sumar que a todos los trabajadores involucrados en la presente acción y que han ejercido la acción ante el Primer Juzgado del Trabajo de la ciudad, se les ha solicitado la devolución de los implementos de trabajo, indispensables para el desempeño de sus labores. Además, sostienen los actores que la causal necesidades de la empresa argüida por el empleador carece de todo sustento jurídico en cuanto la empresa demandada pertenece al Holding de Sud Americana de Vapores S.A., que ha recibido recientemente respaldo financiero internacional, según es un hecho de público conocimiento quedando, además, absolutamente desvirtuada la causal en relación a la coincidencia exacta y matemática entre los trabajadores cuyo despido se ha hecho efectivo y se ha anunciado.
Además de lo que se ha dicho hasta aquí, los actores afirman que estos hechos constituyen infracción del artículo 2° inciso IV en relación al art. 485 inciso II del Código del Trabajo, por acto de discriminación en razón de sindicación dado que en indubitadamente que el empleador está llevando a cabo el despido de todos los integrantes del SINDICATO DE EMPRESA COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA N° 1, que coinciden matemáticamente con quienes a través del presidente de la organización han ejercido acción judicial de naturaleza laboral en su contra, por lo que resulta manifiesto se está sancionando al sindicato por el ejercicio de este derecho, y consecuencialmente a todos sus integrantes por la sola circunstancia de pertenecer a él, lo que implica discriminación en razón de sindicación pues de no haber estado afiliados a la organización compareciente o haberlo estado en otra organización sindical, no estarían siendo despedidos. No ha sido respetado el contenido esencial de la garantía invocada pues los trabajadores están siendo despedidos única y exclusivamente por encontrarse afiliados al sindicato en cuestión y resulta arbitrario falto de razonabilidad y fundamentación, en cuanto se ejerce el despido de manera ostensible, burda y grotesca, por la sola razón que ha sido el SINDICATO DE EMPRESA COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA N° 1 al que pertenecen los afectados el que ha ejercido acción judicial de naturaleza laboral en su contra, lo que reviste gravedad máxima.
TERCERO: Que, CLAUDIO HURTADO LATTAPIAT, gerente y en representación de COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. (En adelante COSEM), en el entendido que a quien se quiso demandar es a COSEM S.A. opone, en primer lugar excepción de falta de legitimación activa, basado en los argumentos que expone: 1.- Respecto de los denunciantes Federación de Trabajadores Portuarios y Afines de Valparaíso, y Confederación de Gentes de Mar: De acuerdo al texto de la denuncia comparecen en representación de los trabajadores que se señalan, la Federación de Trabajadores Portuarios y Afines de Valparaíso (en adelante FTP) y la Confederación de Gentes de Mar (en adelante CONGEMAR). Asimismo, se señala que el Sindicato de Trabajadores de Empresa N° 1 de Cosem Ltda., (en adelante SICOSEM) a la cual pertenecen efectivamente los trabajadores cuyos derechos se dicen supuestamente vulnerados, es miembro de la FTP, la que a su vez está adscrita a CONGEMAR. Todos y cada uno de los denunciantes señalan tener un interés legítimo y directo en la protección de los derechos de los trabajadores que se individualizan en el libelo, en los términos del artículo 486 del Código del Trabajo, sin embargo, respecto de la FTP y CONGEMAR, dicho interés no alcanza a configurarse en los términos que la ley exige para ello. Menos, puede tener el carácter de "directo" dado que la noción de interés legítimo tiene su razón de ser en este procedimiento, desde el momento en que sólo son titulares de derechos fundamentales las personas naturales. De esta manera, se permite a la organización sindical de base respectiva ser titular de la acción de tutela laboral, más no es, en ningún caso, titular de los derechos vulnerados. Si bien lo anterior es de toda lógica, parece no entenderse por las entidades denunciantes que debamos necesariamente relativizar a tal nivel el concepto de interés legítimo, que permita comparecer a entidades que a todas luces, nada tienen que ver con la controversia plantada. Añaden que el interés legítimo, como lo ha indicado el autor José Luis Ugarte Cataldo, es una solución a medio camino entre el carácter restrictivo de la titularidad de los derechos individuales, y la ampliación excesiva que importan las acciones de carácter público. Debe entonces, existir una relación directa de la entidad denunciante con los trabajadores titulares de dichos derechos, para que la actuación de estos organismos se justifique. Agregan que la acción intentada en autos no tiene el carácter o naturaleza de pública y por lo tanto no es cualquier persona la que puede recurrir ante una supuesta vulneración, a favor de un tercero. El Sindicato N° 1 de Trabajadores de COSEM Ltda. es el único de este empleador que pertenece a la FTP en cuanto a trabajadores de esta función, y por ende, a la CONGEMAR. Y las decisiones que se tomen respecto de los trabajadores pertenecientes a este Sindicato, no afectan ni remotamente al resto del universo de operarios pertenecientes de manera indirecta a FTP y CONGEMAR. Así, estas entidades no pueden tener interés alguno, -menos directo,- en la controversia planteada, por lo que su comparecencia no procede. 2.- Respecto del trabajador don Francisco Verdugo Sanhueza: La noción de interés legítimo desarrollada en el punto anterior, según el demandado, implica que exista un trabajador titular de alguno de los derechos enumerados en el artículo 485 del Código del Trabajo. Asimismo, la naturaleza de los derechos que se han supuestamente vulnerado, importa necesariamente que su titular sea una persona natural y que, por lo mismo, deba existir, por lo que si el trabajador ha fallecido, cual es el caso, no puede ser titular de derecho alguno y en consecuencia, no existe de parte de las organizaciones reseñadas, un interés en proteger sus derechos. No corresponde que la acción ejercida se refiera al mismo. Como consecuencia de lo anterior, solicita el demandado declarar que no procede a su respecto la acción interpuesta en los términos antes reseñados. De esta excepción se confirió traslado en la audiencia preparatoria. La parte demandante al efecto dijo: solicita desestimar la excepción de falta de legitimación activa en cuanto ella se dirige a que el Tribunal desestime la posibilidad que la acción sea interpuesta por la federación y confederación compareciente, solicitante, a su turno, tener en consideración el artículo 486 del código del trabajo y las exigencias que al efecto señala dicho artículo, que son copulativos. En relación al primero de ellos, el artículo señalado explica que cualquier organización sindical puede interponer la acción que nos ocupa, no se trata de una acción popular, se trata de entonces de una acción que puede interponer alguna de las organizaciones sindicales que contempla el ordenamiento siempre que cumpla el segundo de los requisitos de la norma en comento, se trata de una organización que posea un interés legítimo, interés que sí tienen las organizaciones de grado superior a la que se encuentre afiliada la organización de base, se trata de una ampliación del sujeto activo destinada a que las acciones sean efectivamente ejercidas. En el caso puntual, el sindicato de base se encuentra afiliado a la Federación y ésta a la Confederación lo que no es discutido por el demandado, ni discute que el sindicato base tiene interés legítimo. Sin embargo es necesario a su juicio tener presente que las federaciones y confederaciones por exigirlo la normativa legal están constituidas por sindicatos de base, lo que es un requisito de su constitución y no constituye su finalidad. El interés del sindicato base es idéntico al interés de la federación y confederación cuyo interés es reprochado. Por otra parte, el dirigente presidente del sindicato de base lo es también de la Federación denunciante. Respecto de la excepción en cuanto ésta se dirige a reprochar la interposición de la acción en beneficio del fallecido trabajador Sr. Francisco Verdugo, fallecido, la denunciante se allana.
CUARTO: Que, el demandado igualmente contestó la demanda solicitando al Tribunal desestimar la denuncia, en todas sus partes, con costas, de acuerdo a las siguientes argumentación que le sirvieron de fundamento: Es efectivo que a inicios del mes de octubre 2007, el Sindicato de Trabajadores N° 1 de COSEM Ltda., en representación de un total de treinta trabajadores, interpuso una demanda de cobro de horas extraordinarias en contra de la demandada, acción actualmente en tramitación y en la que se incluye a los enumerado en la presente acción, pero no es efectivo que exista coincidencia matemática entre los trabajadores que ejercieron aquella acción en el año 2007 y los diecinueve en cuya virtud se inicio esta denuncia de tutela. Agrega que el 6 de Julio de 2009 y de forma verbal se le comunicó a los trabajadores referidos en esta denuncia, que se pondría término a sus contratos de trabajo, para lo cual se estaba trabajando en los finiquitos correspondientes, de modo de poner término a la relación de trabajo que los unía, en forma legal y por aplicación de la causal de necesidad de la empresa, dada la crisis económica interna que vive COSEM. Agrega que la totalidad de trabajadores cuyo despido fue avisado en forma oportuna, presentaron licencias médicas fechadas en días anteriores, lo que de acuerdo a la normativa legal vigente dejó sin efecto los avisos de despidos en cuestión. Tanto es así, que los trabajadores siguen ligados en una relación de carácter laboral percibiendo beneficios, especialmente colectivos, sin prestar servicios. Enseguida afirma que desde el año 2008 en adelante, COSEM ha sufrido el impacto de la crisis económica mundial, siendo relevante la notable baja de productividad en el sector marítimo portuario. Esta empresa tiene como giro o actividad comercial la estiba y desestiba de naves, para lo cual recibe el encargo de diversos clientes, siendo el volumen principal y casi absoluto de encargo de tareas, proveniente de dos compañías, Terminal Pacífico Sur y Sudamericana Agencias Aéreas y Marítimas. Dicho volumen, si se relaciona lo producido el primer semestre de 2008 con el primer semestre de 2009, se ha reducido en un 42%. La razón práctica tras esto es que ya no recalan buques a los cuales prestarles servicios, siendo esto evidente también para los miembros del sindicato actuante quien han prestado declaraciones a medios de comunicación, tales como el Diario El Mercurio o La Nación, reconociendo la crisis que azota al sector marítimo y las posibles consecuencias de la misma, como son los despidos. Del mismo modo, agregan que el 24 de julio de 2007, este sindicato, previendo la situación que se avecinaba hizo llegar a la demandada el documento denominado "Negociación por cierre de la Empresa", cuya razón de ser es precisamente, precaver la situación de los trabajadores con contrato de plazo indefinido, frente a los posibles despidos provenientes de la mala situación económica. Sostiene que los trabajadores enumerados en la denuncia son estibadores con contrato de plazo indefinido, y el lugar donde prestan sus servicios es el puerto de Valparaíso, puerto en el que Terminal Pacífico Sur, concesionaria del terminal, no ha encargado ningún servicio desde el mes de marzo de 2009, y Sudamericana Agencias Aéreas y Marítimas sólo ha requerido sus servicios desde inicio de año hasta junio, correspondientes a la temporada de la fruta. El desarrollo de las funciones en cuestión necesariamente requiere de la presencia de naves a las cuales atender, lo que simplemente no ha existido. Hacen especial mención al hecho de que se trata de trabajadores con contrato indefinido, atendido que lo normal en las faenas portuarias, es el contrato por obra o faena o turno portuario que da origen al trabajador portuario eventual. Lo dicho tiene importancia porque, al existir nula o escasa actividad portuaria, la presencia de trabajadores portuarios permanentes se hace inviable y solo se justifica la presencia de trabajadores portuarios eventuales, ante la "eventualidad" de que se realicen turnos portuarios. En relación con la devolución de los "implementos de trabajo" señalan que para el mejor cumplimiento de las faenas encargadas, Sudamericana Agencias Marítimas proveyó de una serie de equipos, -especialmente de radiocomunicación,- a ser utilizados por los trabajadores de COSEM, pero cuya propiedad siguió manteniendo el cliente. Al término de dichas faenas, dicho cliente solicitó a la empresa la devolución de los equipos en comento, ya que no existía razón para que permanecieran en poder de trabajadores que ni siquiera pertenecen a su planta. Esto fue precisamente lo ocurrido con los equipos de los trabajadores Luis Albornoz y Héctor Holtz. Respecto de los equipos facilitados a don Carlos Vergara no procede pronunciamiento alguno por esta parte, ya que no es en virtud de sus derechos vulnerados que se ha interpuesto esta denuncia.
En relación con el derecho, la denunciada sostuvo que la principal finalidad del procedimiento de tutela de derechos fundamentales es el cese de la conducta vulneratoria o nulidad de los actos cometidos con ocasión de la misma, protegiendo de esta manera una única clase de derechos, cuales son los derechos fundamentales del trabajador. Aplicando estas normas al caso en cuestión, el cese de la conducta vulneratoria se produciría con la declaración de nulidad del aviso de despido, lo que de hecho ya se produjo, atendido que los trabajadores han presentado licencias médicas y el despido no se ha producido. Claramente esta noción carece de sentido y va en contra de las normas de la lógica. Desde que la denuncia no tiene nada concreto que pedir, su sola tramitación carece de fundamento. Aún cuando la presente denuncia tuviese éxito, ¿Cuál sería el acto anulable en este caso? ¿Uno ya nulo?. Agrega que el núcleo de la garantía de indemnidad no se encuentra vulnerado. Los actores afirman que, producto de la acción judicial interpuesta ante los Tribunales de Justicia, se habría avisado a estos trabajadores de su despido. Asegura que en el caso de marras se tiene, por una parte, una demanda de cobro de horas extraordinarias, acción ejercida hace mas de dos años atrás, y un despido que, se arguye, sería consecuencia directa de dicha acción, resultando irracional concluir que lo anterior sea consecuencia de lo posterior. Para que esta situación se hubiese configurado como tal, la respuesta por parte de COSEM debió haberse dado de forma a lo menos mediata, de modo que efectivamente se tratara de separar de sus funciones a un trabajador en razón de que accionó ante la justicia. El denunciado ha dicho que existe otro punto de análisis. La noción de indemnidad requiere una conducta discriminatoria por parte del empleador, de momento en que está diferenciando a un grupo de trabajadores por haber ejercido acciones judiciales, del resto de los empleados de la empresa. Sin embargo, en este punto el libelo carece de sentido, desde el momento en que los trabajadores enumerados en la denuncia, distan con mucho de coincidir con los trabajadores que iniciaron acciones el año 2007. De otra forma, la totalidad de los actores en la aludida demanda debiesen comparecer en esta denuncia, lo que claramente no ha ocurrido. Seguidamente afirma que la conducta del empleador denunciado está plenamente justificada en las necesidades de la empresa dado que si COSEM procedió a anunciar e intentar despedir a los trabajadores en cuestión, es porque se vio obligada a hacerlo, ya que las condiciones económicas al interior de la empresa no les permite mantenerlos, esto es, por necesidades de la empresa, la que los autores y la jurisprudencia han definido como: ''esta causal se asocia con motivos de índole económico, tecnológico o estructural, pero que no son inherentes a la persona del trabajador y que, por lo tanto, no están relacionadas con su capacidad o su conducta. En otras palabras, son causas relacionadas con el funcionamiento de la empresa, derivadas de un excedente de mano de obra o reducción de puestos de trabajo por razones económicas o técnicas". Agregan que no niegan la existencia de los avisos de despidos, tampoco respecto de qué trabajadores se habrían hecho efectivos dichos avisos, lo que rechazan es que la causa de los mismos sea la demanda presentada ante los Tribunales de Justicia.
QUINTO: Que, a la audiencia preparatoria concurrieron ambas partes a las que el Tribunal llamó a conciliación sin éxito, razón por la que se recibió la causa a prueba, fijándose como hechos a probar, los que siguen: 1.-Efectividad de contar con interés legítimo el o los denunciantes para formular la denuncia de inicio. 2.- Efectividad de haber incurrido la denunciada en la comisión de los hechos que se detallan en la denuncia de inicio, circunstancias que así lo demuestran. 3.- Efectividad de afectarse los derechos fundamentos de los diecinueve trabajadores por quienes se acciona y que se indican por la actora en la denuncia de inicio por la comisión de los hechos que se refieren en la misma, forma de tal afectación y justificación de la conducta del empleador.
SEXTO: Que, en la audiencia de juicio las partes rindieron la prueba ofrecida en la audiencia preparatoria, la que consistió en la incorporación de los siguientes medios probatorios: DENUNCIANTE: DOCUMENTAL: Se incorporan los siguientes documentos:
1) Copia de los certificados originales de la Inspección del Trabajo de la personería de Osvaldo Campaña Cuello en representación del Sindicato de Trabajadores de Empresa N° 1 de Compañía de Servicios de Movilización Ltda. Valparaíso;
2) Copia de los certificados originales de la Inspección del Trabajo de la personería de Jorge Bustos Bustos en representación de Confederación de Gentes de Mar;
3) Copia de los certificados originales de la Inspección del Trabajo de la personería de Osvaldo Campaña Cuello en representación de Federación de Trabajadores Portuarios y Afines de Valparaíso;
4) Carta remitida a don Osvaldo Campaña Cuello por Carlos Rivera gerente de operaciones de la Cámara Marítima Portuaria de Chile con fecha 15 de mayo de 2007;
5) Carta remitida a Osvaldo Campaña Cuello por Carlos Manterola Carson Vice Presidente de Asonave de fecha 15 de mayo de 2007;
6) Certificado de defunción de Juan José Santibáñez Garrido de fecha 15 de octubre del año 2009;
7) 8 Copias de comunicación de término de contrato de trabajadores de SICOSEM el día 06 de julio de 2009;
8) Copias de denuncias efectuadas el 22 de julio de 2009 con timbre del 25 de julio de 2009, por ocho de los trabajadores despedidos;
9) Copia simple del acta de mediación de fecha 11 de septiembre de 2009;
10) Copia del dictamen N°4454 de fecha 10 de octubre del año 2006, emitido por la Inspección del Trabajo, referido a la media hora de colación;
11) Copia de acta de asamblea de sindicato de SICOSEM de fecha 07 de julio de 2009;
12) Copia de balance de la Compañía Sudamericana de Vapores del año 2008;
13) Copias originales de comunicaciones timbradas por el departamento de comunicaciones SAAM donde se pide a los trabajadores no despedidos la devolución de herramientas;
14) Documento que menciona a los 30 trabajadores finiquitados con fecha 31 de julio de 2009, emitido por Cosem S.A.;
15) 10 Fotocopias de recortes de prensa respecto de las marchas de los portuarios.
16) Informe de fiscalización 501-2009-1776, efectuado por la Inspección del Trabajo F-11 de 27 de agosto de 2009;
CONFESIONAL DENUNCIANTE: Previo juramento de rigor absuelve posiciones don Claudio Mauricio Hurtado Lattapiat.
TESTIFICAL DENUNCIANTE: Previo juramento de rigor, prestan declaración los siguientes testigos:
1) Heraldo Enrique Valdebenito Pérez.
2) René Ganimedes Jara Encalada.
Oficios: Oficio a la Dirección del Trabajo la cual informa la nómina de todos los sindicatos de Empresa o Inter empresas asociadas a COSEM S.A. EX COSEM LIMITADA en todos los puertos del país e informe acerca de si ha recibido copia de avisos de despido de trabajadores de la demandada COSEM S.A. EX COSEM LIMITADA durante este año.
EXHIBICIÓN DE DOCUMENTOS:
1) Copia de los balances y estados financieros del periodo 2008-2009 y;
2) Copias de cartas de aviso de despido de todos los trabajadores que ha puesto término a la relación laboral en todos los puertos del país donde se encuentra presente la demandada.
A continuación la DENUNCIADA rinde su prueba, la que consistió en:
DOCUMENTAL: Se incorporan los siguientes documentos:
1) Contratos de trabajo de dos Luis Albornoz Muñoz, Enrique Alfaro Rejas, Iván Araya Ceballos, Carlos Arredondo Riquelme, Osvaldo Campaña Cuello, Joaquín Alberto González, Alberto Guerrero Reyes, Rafael Herrera Hidalgo, José Hinojosa Peña, Héctor Holz Mahl, Fernando Jiménez Chinchón, Ricardo Molina Jara, José Pérez Lana, Oscar Romo Torres, Juan Serrano Rozas, Osvaldo Toledo Navea, Luis Torres Silva, Francisco Verdugo Sanhueza, Eduardo Vidal Fredes, todos ellos de fecha 01 de julio de 2004, a excepción de los contratos de don Oscar Romo fechado el 02 de enero de 2003 y don Eduardo Vidal Fredes de fecha 01 de mayo de 2002;
2) Documento de negociación por cierre de la empresa, enviada por SICOSEM a COSEM S.A. de fecha 24 de julio de 2007;
3) Copia de documento denominado nómina de turnos reales emitido por COSEM S.A., respecto de los períodos primer semestre de 2008 y primer semestre de 2009;
4) Estados de resultados correspondientes a los ejercicios de los meses de enero a agosto de 2009;
5) Tres impresiones de artículos de prensa de los diarios La Nación de fecha 12 de abril de 2009; El Mercurio de 17 de julio de 2009 y la estrella de 18 de julio de 2009.
CONFESIONAL DENUNCIADA: Previo juramento de rigor absuelve posiciones don Osvaldo Campaña Cuello, y don Jorge Moisés Bustos Bustos.
TESTIFICAL DENUNCIADA: Previo juramento de rigor, prestan declaración los siguientes testigos:
1.- Gabriel Morales Manríquez.
2.- Patricio Zúñiga Zamora.
OFICIOS SOLICITADOS POR LA DENUNCIADA: Se produce la lectura de oficio recibido de Terminal Portuario Pacífico Sur, el cual indica la fecha del último servicio solicitado a COSEM S.A. Se produce la lectura del oficio de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante de la Armada de Chile, y al cual se le acompaña CD con planilla Excel, que contiene la nómina de los trabajadores portuarios que prestaron servicios para COSEM Limitada y que ingresaron para dicho efecto, al puerto de Valparaíso, entre los meses de enero de 2009 a agosto del mismo año.
PRUEBA DECRETADA POR EL TRIBUNAL: Téngase por recibida causa Rol N° 652-2007 caratulados “SICOSEM con COSEM” para ser tenida a la vista en la audiencia de Juicio.
SEPTIMO: Que, en la audiencia de juicio la denunciada solicitó la comparecencia y declaración en calidad de absolvente de Claudio Mauricio Hurtado Lattapiat, quien, previo juramento de rigor, en síntesis, dijo: que, la empresa de la que él es gerente ha despedido personal de portuarias que está relacionados con la estiba no directamente relacionadas con un sindicato, dice que han despedido o pretendido despedir trabajadores asociados al sindicato denunciante con contrato indefinido, respecto a si los recontratarán como eventuales dice que depende porque ellos (la empresa) posee un orden de prelación entonces primero se llama a los indefinidos y luego los cincuenta y cinco con los que tienen un convenio de provisión de puestos de trabajo, estos pertenecen a un sindicato Sitramapor, presidido por el Sr. Portilla, el convenio es de un año, después vienen los discontinuos que son como cien personas, entonces si se puede contratar a los despedidos como eventuales depende de la actividad comercial que tengan en el futuro, entonces actualmente no se puede asegurar el trabajo para estas personas. Se ha hecho uso del convenio de provisión de puestos de trabajo durante este año, cuando ha habido trabajo. Durante el año 2009 no han tenido turnos hasta octubre, en noviembre tuvieron unos cuantos y en diciembre 400. No se ha llamado a los denunciantes pues están con licencia. Sabe que el Sr. Campaña es presidente de la federación denunciante. Dice que el dirigente Campaña le preguntó si los trabajadores despedidos serían eventuales preferenciales y frente a eso él le dijo que debía respetar la prelación sin poder pasar a llevar a los convenio de provisión de trabajo, los que son además más baratos que los bono producción, tal vez los pueda contratar como eventuales discontinuos. Agrega que el convenio de provisión de puestos de trabajo fue suscrito en noviembre de 2009 y tiene vigencia de un año, se convino después de los despedidos anunciados. Interrogado por el Tribunal, dice que cuando habla de bono producción se refiere a los estibadores con contrato indefinido. Actualmente tiene 180 trabajadores con contrato indefinido en la empresa Cosem número que incluye a los denunciantes. Agrega que Cosem hoy a diferencia de antes tiene un ochenta por ciento de trabajadores que se dedican a operaciones terrestre, de los ciento ochenta el veinte por ciento se dedica a faenas de estiba y desestiba repartidos entre los puertos de Chacabuco, Punta Arenas y Valparaíso, en este último puerto trabajadores con contrato indefinido que hubieran prestado servicios antes del 6 de junio eran 35 o 38 personas más o menos, de estos son socios del sindicato 30 más o menos. La decisión de la empresa es despedir a todos los trabajadores de estiba y desestiba con contrato indefinido esto por la baja de la presencia de turnos en relación con los buques, la baja ha sido de un sesenta por ciento, entonces se trata de un tema económico. Esta decisión no tiene origen con la causa que se tramita en el primer juzgado del trabajo de Valparaíso, es más en los finiquitos se establecieron clausulas de reserva para proveer para el resultado de este juicio, se finiquitará todo respecto lo que tiene que ver con esa causa, la decisión de ese juicio es independiente de ese juicio, esto es conocido de los trabajadores, se le pasó el borrador al Sr. Campaña. Por teléfono se conversó que existía la posibilidad de establecer una clausula de ese tipo.
OCTAVO: Que, en la audiencia de juicio y a solicitud de la parte denunciada absolvió posiciones don Osvaldo Campaña Cuello, quien, previo juramento de ley, dijo, en resumen: que es trabajador dependiente de la empresa denunciada Cosem Ltda. pues aún no tienen conocimiento formal de que se trate de una sociedad anónima, que trabaja en dicha empresa desde 1° de febrero de 1985 y es presidente del sindicato y de la federación denunciante a la que pertenecen 15 sindicatos entre los que está el sindicato denunciante, se trata de sindicatos que agrupan fundamentalmente trabajadores de orilla de estiba y desestiba. La Congemar es la Confederación de Gente de Mar, se trata de una confederación que agrupa gente del ámbito portuario y pesquero a la que no pertenece la federación denunciante pero sí el sindicato de Cosem, se trata de una confederación de sindicatos de base. Respecto de la crisis del sector marítimo dice saber lo que supieron todos a comienzos del año 2009 cuando comenzó una propaganda a nivel mundial de que se avecinaba una crisis fuerte, crisis que ha afectado principalmente a los trabajadores eventuales, por los que a nivel de dirigentes se comenzó a abogar a fin que el gobierno se hiciera cargo en términos paliativos respecto de la baja de turnos que había allí de hechos se despidió muchos eventuales de Ultraport por ejemplo quienes no despidieron a los de planta. Respecto de la diferencia de costos que existe entre los trabajadores indefinidos y eventuales, no sabe aunque admite que debiera haber debe ser más caro el trabajador con contrato indefinido. Dice que el año 2009 desde el 1 de enero hasta el 28 de abril él personalmente debió haber hecho unos noventa turnos, pero no sabe cuántos hicieron los restantes trabajadores del sindicato. Dice que disminuyó la carga de trabajo para ellos, lo que viene ocurriendo desde que se licitaron los sitios del puerto, la tecnificación de los puertos también ha influido en estos, esto no los asustaba mayormente pues están acostumbrados a las bajas de turnos durante el invierno. En Valparaíso, los turnos que se origina en invierno son los que se generan en el convenio con TPS a partir del hecho que la grúa Hitachi quedó dentro de los sitios licitados por TPS. Pero este convenio se cortó no sabe porqué a principio del año y no es por falta de turnos porque TPS sigue pidiendo trabajadores a Ultraport o San Francisco. Dice que el plan de mitigación consiste en favorecer a los trabajadores eventuales desposeídos de sus puestos de trabajo, respecto de los que el gobierno dispuso recurso para capacitación respecto de estos trabajadores y también otros recursos económico, ciento veinte mil pesos, pero es sólo para eventuales. Tres trabajadores del sindicato accedieron a los planes de mitigación son trabajadores despedidos en julio y por no tener problemas de salud no tuvieron licencias médicas y se adscribieron a los planes de mitigación. Dice que la empresa Cosem establece en invierno un anticipo de turnos con cargo a los de verano.
También dentro de la audiencia de juicio declaró don Jorge Moisés Bustos Bustos, Presidente de la Congemar, quien previa promesa de decir verdad dijo, en síntesis: que es documental de una empresa portuaria, los que desarrollan la documentación para entregársela al capitán, es trabajador portuario trabaja para Carle y Compañía, nunca ha trabajado para la empresa denunciada y dirigente sindical presidente del sindicato de profesionales empleados de bahía, de la Federación de Trabajadores Portuarios y Afines de Valparaíso y de Congemar. Respecto de la crisis dice que esta es mundial y se desarrolla a través de la especulación y que en particular está basada en la superproductividad de algunos nichos económicos producto de eso se el intercambio internacional produce una baja enorme porque no había consumidores y por ello se afecta el rubro de ellos a nivel mundial, casi el 40 por ciento está estancada en lso puertos a nivel mundial porque no hay comercio. El sindicato denunciante es socio de la confederación que él preside. Están asociados a Sicosem trabajadores documentales, mecanizados y de tareas de carga, son trabajadores del sector portuario. Dice que la situación concreta de Cosem viene a la baja a partir de la licitación y de la mono operación en al que el grupo Claro también se adjudicó algunos puertos en Chile, de hecho los Sres. Claro son dueños o concesionarios de más de la mitad de los puertos de Chile, esto es información publicada en la revista Estrategia al menos en tres artículos. El año 2009 estuvieron a la baja igual que las demás que bajaron en 40% esto tiene que ver con el tema de la crisis y del consumo, lo concreto y básico allí es que tiene que ver con las inversiones que hicieron como en astilleros donde la empresa Sud Amerciana, holding a la que pertenece la denunciante mandó a hacer naves. Los Trabajadores en general el 92% de ellos son eventuales y solo 8% restante son con contrato indefinido por lo que le parece curioso que el único despido masivo de trabajadores con contrato indefinido en el país, sea el que afecta a los trabajadores de Cosem. Dice que tiene entendido que en el puerto de Valparaíso se perdieron el 2009 40 mil turnos. Dice que el privilegio de los trabajadores con contrato indefinido está radicado por la continuidad previsional, derecho salud y la posibilidad de tener derecho a endeudarse, todo a lo que no pueden acceder los eventuales. En materia de costos para la empresa, dice que es relativo el mayor costo de los indefinidos porque en general los puertos contratan a los trabajadores con más experiencia, y conocimiento que son los indefinidos, entonces más bien se trata de beneficios para la empresa que costos, se contrata gente por la calidad de los contratados, se paga la calidad del trabajador, pues son más idóneos a diferencia de los eventuales que no saben donde están parados, y creen que los buques se estacionan.
NOVENO: Que, en la misma audiencia de juicio los intervinientes rindieron prueba testifical, primeramente la de la denunciante que consistió en la declaración de los testigos Sres. Heraldo Enrique Valdebenito Pérez y René Ganímedes Jara Encalada. El primero de ellos, esto es, el Sr. Valdebenito Pérez, previa promesa de ley, dijo, en resumen: dice que es Presidente del sindicato de marineros empleados de bahía y Federación de Trabajadores Portuarios, conoce a los dirigentes que comparecieron representantes de las instituciones denunciantes. Dice que el sindicato de base pertenece a la Federación denunciante y ésta a la Congemar. Dice estar citado por que los denunciantes están en una lucha de la media hora de colación, pero ese es otro juicio. El tribunal plantea la duda respecto de la calidad de este testigo siendo vicepresidente de la federación denunciante, es parte de la mesa directiva de la Federación de Trabajadores Portuarios, y en esa calidad es parte. La abogada de la denunciante hace presente que dicha calidad fue señalada en la audiencia preparatoria y no fue objetada su participación, lo que el abogado de la denunciada niega. Declara que el 6 de julio pasado supieron por ahí que los trabajadores de sicosem fueron despedido por una demanda que habían hecho, están con un finiquito cree. Eso se sabe dentro del sector portuario porque son compañeros de trabajo y se corrió ese rumor y dentro de la federación también. No cree que ninguna empresa esté en crisis y tampoco la denunciada, los buques llegan igual a sudamericana. Dice que los trabajadores fueron despedidos por la empresa Cosem Ltda. se trata de trabajadores operadores de grúa, movilizadores, huincheros, horquilleros, tractoristas, de orilla y nave, de estiba y desestiba todos. Dice que no han sido contratados ni han tenido ofertas de trabajo en otras empresas, pues no los admiten, tienen algo escondido los empresarios, les leen el currículo y no les dan trabajo. Dice que no ha visto trabajar a trabajadores de la empresa Cosem en el puerto en el año 2009 dice que se refiere a los permanentes, sí ha visto a eventuales, en septiembre, pero muy poco. Interrogado por el Tribunal dice que los trabajadores fueron despedidos por que habían interpuesto una demanda estos trabajadores fueron los primeros gestores en demandar este beneficio cuando cambió la jornada de 48 a 45 horas, esto debe ser el 2007, como seis meses después de la dictación de la ley, no sabe exactamente la fecha de la demanda. Respecto de los antecedentes que posee que el origen del despido es la demanda a que se refiere es que él confirma que la causa es esa o sea la demanda no tiene otro origen. A continuación declara don René Ganímedes Jara Encalada, quien previo juramento de ley, en síntesis, dijo: que es dirigente sindical, presidente del sindicato independiente de trabajadores portuarios aforistas y guaridas marítimos y afines de Valparaíso, lleva dos años como presidente y conoce a los presidentes de las organizaciones denunciantes que son dirigentes del sector de trabajadores al que él pertenece. También conoce al sindicato por el que se le pregunta porque fue vigilante del puerto por más de veinte años y hace dos años es trabajador del sector y dirigente sindical por lo que se vinculan en los temas comunes. Dice que se le citó por la demanda de despido de los trabajadores por haber reclamado por la media hora de colación, dice que no le pagaron la media hora de colación y poco tiempo después de la demanda fue despedido el sindicato en pleno, se lo contó el Sr. Campaña en reunión de federación donde le contó y después colegas del sector portuario también se lo aún contado. Dicen que el sector portuario espera que la demanda sea favorable para los demandantes, se refiere al juicio por la media hora de colación. También dice saber que ha habido prácticas antisindicales, que no les dan trabajo y que la compañía ha estado mandando cartas a las otras compañías para que no le den trabajo, eso lo sabe por los comentarios de los trabajadores, no puede decir de qué empresas se trata, pero todo se comenta. Dice que los trabajadores los permanentes han prestado servicios en el puerto antes que los despidieran. Al contra examen dice que no sabe la fecha de la demanda original, pero lo que sabe se lo contaron más o menos el 2008, que no ha visto las cartas a qué se refiere éstas cartas se refiere a los trabajadores despedidos, le contaron los propios trabajadores, los que están despedidos del sindicato pleno de Sicosem. Agrega que él sabe que se trata de una represalia por lo que han dicho los trabajadores y el propio presidente del sindicato.
DECIMO: Que, igualmente declararon como testigos de la denunciada los señores Gabriel Morales Manríquez y Patricio Zúñiga Zamora. Primeramente declara don Gabriel Morales Manríquez, quien previo juramento dijo, en resumen: que su empleador es Cosem S. A. y desde el año 2004 su función es de agente local de Valparaíso. El agente local es que ve la parte operativa y administración de personal para atender los buques en el puerto. Dice que el año 2009 fue un año bajo en la cantidad de turno desde enero a diciembre, paulatinamente los turnos bajaron considerablemente respecto de lo que había cuando él llegó en noviembre de 2005, en el caso de 2009 fue un treinta o cuarenta por ciento menos. No recuerda el número exacto de turnos del 2009 pero fue menor que el 2008. Dice que el departamento de operaciones de SAAM es quien solicita los turnos, y en invierno TPS para trabajar con los trabajadores bono producción, con el tiempo esto se complementó con personal eventual, pero esto terminó en marzo de 2009. Dice que SAAM es el cliente principal y cuando se les hace requerimientos en temporada normal, esto es verano principalmente, temporada alta es de noviembre a abril y a veces hasta mayo, en noviembre partió en noviembre y terminó en abril mayo abruptamente y con TPS fue hasta marzo. Cuando se recibía una solicitud de TPS se creó para atender y darle movimiento en invierno a los trabajadores de bono producción y estos son los primeros en ser llamados y cuando eran mayores los requerimientos se llamaba a los eventuales. Esto es igual pero en redondillas con los requerimientos de SAAM, después se seguía con los trabajadores en convenio de puesto de trabajo y después cuando el requerimiento era muy alto se seguía con los eventuales. Los trabajadores bono producción, treinta trabajadores todos pertenecían al sindicato. Respecto de los costos para la empresa de los trabajadores eventuales e indefinidos dice que los eventuales ganan por turno diecinueve mil pesos más o menos, el bono producción con lo convenido individual y colectivamente tiene un costo de cuatrocientos mil pesos mensuales, más lo que ganan por hacer cada turno, o bono por turno que se paga por cada turno. Ese es el costo fijo mensual. Sabe que la situación económica de la empresa es mala pero no la conoce con detalle. Al contra examen dice que tiene información que es insostenible mantener a los trabajadores bono producción sin tener turnos que realizar, se trata de una mochila muy pesada. Respecto de la demanda por la media hora de colación no tiene mayor información. Agrega que él y el gerente firman los convenios de provisión de puestos de trabajo. El año 2009 se firmó un convenio de provisión en noviembre de 2009 por año hasta el 31 de octubre de 2010. A continuación prestó declaración bajo juramento don Patricio Zúñiga Zamora, quien dijo, en resumen: que es nombrador es quien asigna los turnos en los recintos portuarios, trabaja para Cosem desde el año 1989 con contrato indefinido desde 1990. Dice que él es un trabajador administrativo. Que los turnos portuarios que ha realizado la empresa en el 2009 no la sabe con exactitud pero puede decir que ha bajado respecto del año 2008, viene bajando desde el 2000 a la fecha o sea desde que se privatizó el puerto. Estima que en relación con el 2008 debe ser como promedio de mil turnos en el mes menos. Dice que Saam es el cliente que requiere turnos, antes se vendía servicios a TPS, se refiere a las especialidades que le pedía TPS lo que ocurrió hasta marzo de 2009 desde cuando no le ha pedido más servicios. Desde 2000 en adelante a lo menos, los clientes de Cosem son SAAM y TPS que empezó a comprar servicios le parece que desde el 2005 y terminó en marzo de 2009. Ha escuchado sobre el plan de mitigación del gobierno, entiende que es algo que solicitaron los dirigentes al gobierno para mitigar la baja de turnos porque no había trabajo entonces es una forma de palear la cesantía, entiende que se trata de cursos de capacitación para entregar un valor a los trabajadores. Al contra examen dice que sabe que la empresa decidió despedir el 30 de julio a los bono producción se trata de trabajadores del sindicato Sicosem que preside don Osvaldo Campaña. Hay otros sindicatos que agrupan trabajadores con contrato indefinido de Cosem, como el de trabajadores empleados superiores, son supervisores y también hay sindicato de renta fija, integrados por mecánicos o trabajadores que trabajan fuera de los recintos portuarios. Saam el año 2009 solicitó servicios, se ha llamado para ello a los trabajadores bono producción hasta mayo cuando tuvieron turnos en junio tuvieron un turnos, no tuvieron turnos hasta diciembre cuando se llamó a los eventuales con convenio de provisión de puestos de trabajo. No tiene información a qué se debe la baja de turnos.
DECIMOPRIMERO: Que, son hechos no discutidos por las partes en el presente juicio, los siguientes: que los trabajadores por los que se ha interpuesto la presente denuncia son trabajadores afiliados al sindicato de base denunciante y a la vez, todos ellos dependientes de la empresa denunciada contratados bajo régimen de contratos indefinidos. Tampoco existe controversia entre las partes acerca de la existencia de una demanda interpuesta por el SINDICATO DE TRABAJADORES DE EMPRESA N° 1 DE COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. VALPARAÍSO el 10 de octubre de 2007, acción de naturaleza laboral para el pago de horas extraordinarias en contra de la COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. -COSEM LTDA- y en forma subsidiaria o solidaria en contra de SUD AMERICANA AGENCIAS AÉREAS Y MARÍTIMAS S.A. -SAAM- acción que fue interpuesta por el presidente de la organización en representación de JOSÉ NICOLÁS BERRIOS MADARIAGA, CARLOS VERGARA CONCHA, SERGIO ALFONSO PIZARRO BAHAMONDEZ, JORGE PELLEGRI GONZÁLEZ, CARLOS FERNANDO GRANADA GONZÁLEZ, GONZALO LUIS GRANADA ALVAREZ, ADOLFO FERNÁNDEZ ARÉVALO, ARTEMIO ALADINO FLORES MATAMORA, NIBALDO DÍAZ CHAPA, ENZO BRITO RIVEROS, CARLOS HUMBERTO VILLAVICENCIO BARRA, JUAN SANTIBÁÑEZ GARRIDO (actualmente fallecido), LUIS ALBORNOZ MUÑOZ, ENRIQUE ALFARO REJAS, IVÁN ARAYA CEBALLOS, CARLOS ARREDONDO RIQUELME, OSVALDO CAMPAÑA CUELLO, JOAQUÍN ALBERTO GONZÁLEZ, ALVARO GUERRERO REYES, RAFAEL HERRERA HIDALGO, JOSÉ HINOJOSA PEÑA, HÉCTOR HOLZ MAHL, FERNANDO JIMÉNEZ CHINCHÓN, RICARDO MOLINA JARA, JOSÉ PÉREZ LANA, ÓSCAR ROMO TORRES, JUAN SERRANO ROZAS, OSVALDO TOLEDO NAVEA, LUIS TORRES SILVA, VERDUGO SANHUEZA FRANCISCO (recientemente fallecido)y EDUARDO VIDAL FREDES y que se encuentra caratulada "SINDICATO DE EMPRESA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA N° 1 con COMPAÑÍA DE SERVICIO MOVILIZACIÓN LIMITADA Y OTRA", Rol 652/2007, en actual tramitación ante el primer Juzgado del Trabajo de Valparaíso. Lo anterior, que sin embargo, se confirma tras haber el Tribunal tenido a la vista el referido expediente traído desde el Tribunal mencionado. Por otra parte, tampoco existe controversia entre las partes intervinientes acerca de la efectividad de haberse dado aviso de despido el 6 de julio de 2009 a los 19 trabajadores por los que se ha interpuesto la acción que nos ocupa, esto es: 1) LUIS ALBORNOZ MUÑOZ, 2) ENRIQUE ALFARO REJAS, 3) IVÁN ARAYA CEBALLOS, 4) CARLOS ARREDONDO RIQUELME, 5) OSVALDO CAMPAÑA CUELLO, 6) ALBERTO GONZÁLEZ JOAQUÍN, 7) ALVARO GUERRERO REYES, 8) RAFAEL HERRERA HIDALGO, 9) JOSÉ HINOJOSA PEÑA, 10) HÉCTOR HOLZ MAHL, 11) FERNANDO JIMÉNEZ CHINCHÓN, 12) RICARDO MOLINA JARA, 13) JOSÉ PÉREZ LANA, 14) ÓSCAR ROMO TORRES, 15) JUAN SERRANO ROZAS, 16) OSVALDO TOLEDO NAVEA, 17) LUIS TORRES SILVA, 18) VERDUGO SANHUEZA FRANCISCO (recientemente fallecido) y 19) EDUARDO VIDAL FREDES, salvo lo que se dirá respecto del trabajador Sr. Verdugo Sanhueza.
DECIMOSEGUNDO: Que, resolviendo la excepción de falta de legitimación activa, el Tribunal dirá: que, el artículo 486 del código del trabajo prevé: Cualquier trabajador u organización sindical que, invocando un derecho o interés legítimo, considere lesionados derechos fundamentales en el ámbito de las relaciones jurídicas cuyo conocimiento corresponde a la jurisdicción laboral, podrá requerir su tutela por la vía de este procedimiento. La norma referida precedentemente regula claramente que la titularidad de la acción de tutela de derechos fundamentales no se encuentra circunscrita exclusivamente al titular del derecho que se estima conculcado sino que reconoce legitimación activa ampliada a las organizaciones sindicales, en sus variantes reconocidas en la ley y también en sus diferentes grados (de base, federaciones y confederaciones), con tal que invoquen un interés legítimo. Entonces, la organización sindical, opera como titular de la acción aunque normalmente no lo será del derecho que se estima conculcado. En el caso en cuestión, los denunciante han explicado este interés en su libelo del siguiente modo: “tienen (las organizaciones comparecientes entre ellas, las afectadas con el reproche que nos ocupa) interés directo en la vigencia y respeto de los derechos fundamentales de los trabajadores afiliados a SICOSEM, por actos incurridos en la relación laboral con el empleador COMPAÑÍA DE SERVICIOS DE MOVILIZACIÓN LTDA. en cuanto se trata de las organizaciones que tienen la representatividad de aquéllos, lo que les concede legítimo interés para accionar por esta vía de conformidad a la legislación citada”. El tribunal concuerda con lo expresado por los denunciantes en este sentido, es decir, estima que las cuestionadas Federación y Confederación poseen interés legítimo por cuanto, en primer lugar se trata de organizaciones, respecto de las que no se ha cuestionado que se trata de organizaciones de grado superior respecto del sindicato de base también denunciante a las que éste se encuentra afiliado, sindicato de base que, a su turno, agrupa a los trabajadores cuyos derechos se estiman conculcados. A lo anterior se suma la circunstancia que tanto la federación como la confederación cuestionada en su legitimación activa son organizaciones del mismo sector, marítimo portuario, al que pertenece el sindicato de base y por tanto sus afiliados, respecto de lo que es útil tener presente que la finalidad de las organizaciones sindicales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 220 del código del ramo es velar por el cumplimiento de las leyes del trabajo o de la seguridad social, denunciar sus infracciones ante las autoridades administrativas o judiciales, actuar como parte en los juicios o reclamaciones a que den lugar la aplicación de multas u otras sanciones. Todas, las anteriores, razones por las que el tribunal estima no hacer procedente la excepción en comento, estimando, por el contrario, que la FEDERACIÓN DE TRABAJADORES PORTUARIOS Y AFINES DE VALPARAÍSO- FTP- y la CONFEDERACIÓN DE GENTES DE MAR, no carecen de legitimación activa. Respecto de la misma excepción en cuanto ésta se dirige a reprochar que sea procedente su interposición a favor del trabajador Sr. Francisco Verdugo, quien se encuentra fallecido, habiéndose allanado la denunciada, se acogerá a su respecto la excepción de falta de legitimación activa y será excluido de aquellas personas a favor de quienes se interpone la presente acción.
DECIMOSEGUNDO: Que, haciéndose cargo el legislador del principio de tutela judicial efectiva, dentro de la lógica de la protección de la parte más débil de la relación laboral, en el artículo 493 del Código del Trabajo, dentro del título destinado al procedimiento de tutela laboral, en el que se inserta la acción que nos ocupa, introdujo una reducción probatoria, consistente en la obligación del trabajador de presentar indicios suficientes de la vulneración de garantías fundamentales que alega. Esta técnica, reducción probatoria, no implica inversión del onus probandi, puesto que no significa que sea suficiente la mera alegación de una lesión a un derecho fundamental, para que se traslade al empleador la carga probatoria, sino que ella consiste en aliviar la posición del trabajador exigiéndole un principio de prueba por el cual acredite indicios de la conducta lesiva, esto es, acredite hechos que generen la sospecha fundada, razonable, en orden a la existencia de la lesión que alega. En consecuencia, se hace necesario despejar, como primera cuestión relevante orientada a la decisión del asunto controvertido, si la demandante cumplió con este estándar probatorio exigido. De lo que se ha dicho hasta acá, no existe controversia acerca de la existencia de la interposición de la acción judicial por parte de los trabajadores respecto de quienes, se viene diciendo, se habría vulnerado la garantía de indemnidad laboral. En efecto, esta acción se interpuso y se interpuso el 08 de octubre de 2007 a través de la presentación de la demanda respectiva en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Tribunal que lo distribuyó ingresándose el libelo al 1° Juzgado del Trabajo de Valparaíso, en el que actualmente se tramita. También y efectivamente entre los trabajadores por los que allí se accionó (en total 30) se encuentran comprendidos aquellos diecinueve por los que se acciona en la presente causa. De este modo podríamos decir, que se encuentra presente en este juicio y acreditado sin necesidad de mayor análisis al respecto, el primer presupuesto fáctico del problema que nos ocupa. A la pregunta si los trabajadores por los que se acciona en la presente causa ejercieron una acción judicial, la respuesta es afirmativa. Se estima oportuno dejar constancia aquí que lo que se resguarda a través de la garantía de indemnidad es el derecho que tiene todo trabajador a ejercer sus derechos, entre otros a interponer las denuncias administrativas o ejercer las acciones judiciales que estime pertinentes sin que por ello deba sufrir como represalia, como se denuncia en autos, aviso de despido, y es evidente que la garantía no puede estar sujeta al resultado de la acción, esto es, si le es en definitiva favorable o no al trabajador, o por el contrario, si el resultado deviene en desfavorable para el empleador, ni tampoco, en el caso de marras, si el aviso de tal despido se materializa o no. La garantía de indemnidad veda al empleador la posibilidad de ocasionar daño por el simple hecho de formular el trabajador una reclamación de derechos. Seguidamente se dirá que la voz “represalia” que utiliza el legislador en el artículo 485 del código del ramo, de acuerdo con diversos diccionarios de la lengua española significa: “Respuesta de castigo o venganza por alguna agresión u ofensa”, “Mal que una persona causa a otra en venganza o satisfacción de un agravio”, palabra que también es sinónimo de: desquite, resarcimiento, revancha, venganza. Por su parte, “mal” se encuentra definida en las mismas fuentes como: daño material o moral. De manera que el mal, el daño, que se cierne sobre el o los trabajadores, debe ser consecuencia de una decisión adoptada por el empleador como respuesta, como reacción frente a una conducta que se estima por el empleador agraviante, para resarcirse de ella, para encontrar satisfacción frente a lo que estima un agravio. Pero, continuemos en el análisis de los indicios. ¿Es posible concluir, del examen de la prueba rendida en estos autos, que existan tales indicios? En primer lugar, diremos que es un hecho también, porque es público y notorio, que entre la interposición de la demanda, de la acción judicial y el aviso de despido que recibieron los trabajadores por los que se ha accionado, medió un año y nueve meses. Esto pudiera no ser suficiente para descartar la represalia, sin embargo, también es cierto que ésta, la represalia, en principio, supone una reacción próxima en el tiempo, cercana al estímulo que la provoca, más o menos inmediata, lo que en el presente caso, no ocurre, si no que por el contrario, entre la interposición de la acción judicial que se estima como el hecho frente al que el empleador habría reaccionado en represalia y el acto que la constituiría ha mediado, como se dijo, un año y nueve meses. Respecto del resto de la prueba rendida a estos efectos por la denunciante, tomemos las declaraciones de los testigos de esta parte: Heraldo Enrique Valdebenito Pérez y René Ganímedes Jara Encalada, el primero de ellos es el vicepresidente de la Federación de Trabajadores Portuarios, que es parte en la presente causa, de modo que a juicio de esta sentenciadora su declaración no puede ser considerada como una declaración de testigos propiamente dado que por definición, los testigos son terceros, no pudiendo ser considerado Valdebenito Pérez como tal. Sin perjuicio de lo cual, su declaración no aporta nada en materia de indicios relevantes, toda vez que de ella se desprende que en cuanto a la afirmación en orden a que los avisos de despido que afecta a los socios del sindicato Sicosem sea una reacción de la empresa a la demanda a la que nos venimos refiriendo, Valdebenito repite lo que ha oído decir a los propios trabajadores y dirigentes denunciantes, sin que pueda desprenderse de sus dichos otros antecedentes adicionales al respecto. Lo mismo ocurre en relación a esto último y la declaración de Jara Encalada, quien siendo dirigente del sector, aunque no de las organizaciones denunciantes, también se refiere a estos antecedentes del mismo modo que el primero. En este sentido, las declaraciones de los testigos no son relevantes para la determinación de la existencia de indicios. Ahora bien, el resto de las pruebas rendidas con este objeto: la documental. Esta prueba, se refiere a las gestiones administrativas llevadas a cabo por el grupo de once trabajadores despedidos efectivamente por el denunciado, que no son aquellos por los que se denuncia en estos autos, son: cartas de despido y reclamos interpuestos por todos ellos el 24 de julio de 2009. Entre otras cuestiones, estos trabajadores también denunciaron despido vulneratorio por indemnidad laboral lo que dio origen a la comisión 05012009-1776 la que fue informada por el fiscalizador Juan Carlos Avalos Montoya el 27 de agosto pasado y que contempla un resumen de entrevistas realizadas al Presidente del sindicato de base denunciante Sr. Osvaldo Campaña y al representante legal de la empresa Cosem S.A. El primero, al igual que en esta causa, refiere que a su juicio los despidos obedecen a la interposición de la demanda por las horas extras agregando que la razón para pensar así son: que la actividad portuaria sigue y la debe atender la empresa con trabajadores eventuales y porque el día 2 de septiembre de 2009 los trabajadores se encuentran citados al Tribunal de la causa, lo que resulta efectivo y así se desprende de la causa traída a la vista, donde fueron citados los demandantes a petición de la demandada y a absolver posiciones, para la fecha indicada, constando también de dicho expediente que el mismo día de la citación, esto es el 2 de septiembre de 2009 las partes, de común acuerdo suspendieron la diligencia (fs. 79). Por su parte, el representante legal de la empresa en la entrevista, negó la existencia de vínculos entre la demanda de horas extras y los despidos de los trabajadores, indicando que la decisión tenía su origen en la disminución de la actividad económica de la empresa en un 40% de los turnos entre 2008 y 2009, agregando que han pasado casi dos años entre la interposición de la demanda y el término de los contratos y que en los finiquitos de los que fueron despedidos y firmaron dicha convención se agregó reserva de derecho por la mencionada demanda. Esto último fue verificado por el funcionario teniendo para ello a la vista los mencionados finiquitos. También tuvo a la vista las notificaciones de despido, la demanda interpuesta sobre horas extras por el sindicato y un documento interno de la empresa que refiere a la disminución de los turnos portuarios entre enero de 2008 y junio de 2009 en un 42%. De este informe, la abogada dependiente de la inspección del trabajo de Valparaíso, Paola Marinkovic Gómez, concluye que ha existido vulneración al derecho a no ser objeto de represalias en el ámbito laboral por el ejercicio de acciones judiciales, sin embargo, es necesario destacar, que en el informe evacuado por esta profesional no hay más antecedentes que los que tuvo en vista el fiscalizador ya referidos ni razonamiento de ninguna especie. Concluyen estos antecedentes documentales con el acta de mediación de 14 de septiembre de 2009 en la que no hubo resultados positivos, la denunciada no reconoce vulneración, concluyendo la repartición que se ha informado a la denunciada que denunciará la vulneración al Tribunal del Trabajo. A la fecha de la dictación de la presente denuncia, la inspección del trabajo no ha interpuesto la referida denuncia, constándose por esta sentenciadora, en cambio, que los trabajadores despedidos, por estos hechos, sí lo hicieron en forma particular, ingresando a este Tribunal la causa T-53 que se encuentra en actual tramitación fijada la fecha de la audiencia de juicio para el 12 de febrero próximo y en la que no se ha hecho parte la repartición pública referida, pudiendo hacerlo. Se incorporó también por la denunciante, acta de reunión informativa de 07 de julio de 2009 del sindicato de base denunciante en la que se informó del despido de que habían sido objeto once trabajadores y lo que ocurriría con los restantes 19 trabajadores referidos a esta denuncia, en ella una persona de nombre Juan Serrano dijo en relación con esta medida, que ella puede ser por represalia de la demanda de la media hora.
DECIMOTERCERO: Que, toca aquí referirse a lo que entenderemos por garantía de indemnidad y al ámbito en que se aplica su noción en materia laboral. La garantía de indemnidad como se conoce en el derecho comparado y han dicho algunos autores nacionales como el Profesor José Luis Ugarte en su obra “el nuevo Derecho del Trabajo” en el capitulo V dedicado a “Los derechos fundamentales y la nueva tutela laboral”, es un derecho fundamental no expresamente previsto por el texto constitucional, aunque fundado en un derecho fundamental constitucional- el de tutela judicial efectiva-, y protegido por la acción de tutela en el nuevo procedimiento: el derecho a no ser objeto de represalias en el ámbito laboral por el ejercicio de acciones administrativas o judiciales. La garantía de indemnidad, continúa el profesor Ugarte, citando la doctrina, veda al empleador la posibilidad de ocasionar daño por el simple hecho de formular el trabajador una reclamación de derechos, pudiendo revestir los mecanismos de represalia empresarial distintas modalidades, como lo son, entre otras, el despido. Ha de asegurarse la situación al trabajador, a la parte más débil de la relación laboral, la posibilidad del ejercicio de cualquier actuación para reclamar una posición jurídica ante quien ostenta en esta relación una posición de privilegio, frente a quien no se encuentra en posición de igualdad por la existencia de una clara relación de subordinación del trabajador y supremacía del empleador. Como todo derecho fundamental, la garantía de indemnidad constituye un límite a los poderes empresariales, reconocido en el inciso primero, del artículo 5º, del Código del Trabajo, el que reconoce “la función limitadora de los derechos fundamentales respecto de los poderes empresariales...”, actuando en nuestro sistema jurídico laboral como ejes modeladores y conformadores de la idea de la “ciudadanía en la empresa”, límites infranqueables de los poderes empresariales, entre los cuales se encuentra despedir. Ahora bien, como lo ha sostenido el citado Profesor Ugarte, la norma contenida en el artículo 485 del Código del Trabajo inciso 3° es un derecho fundamental, que a diferencia del resto de los derechos protegidos por el referido artículo que están reenviados al texto constitucional, tiene la estructura propia de una regla en cuanto fija de antemano las condiciones de aplicación de la misma en las relaciones laborales y , cuando el trabajador, o la organización sindical a la que se encuentran afiliados los trabajadores, como en el caso de marras, haya ejercido, entre otras posibilidades, una acción judicial, tienen derecho a no ser objeto de represalias de cualquier naturaleza, esta regla entonces, a diferencia de los derechos fundamentales estructurados como principios no deben ponderarse ni balancearse con otros derechos, no hay represalias justificadas o proporcionadas. Si existió represalia, frente al ejercicio legítimo de una acción judicial, existió vulneración de la garantía de indemnidad de la que es titular el actor. De las probanzas rendidas por los denunciantes, esta sentenciadora, no arriba a la conclusión en orden a que hubiera existido la represalia a que se refieren los actores. La prueba rendida al efecto no satisface, a juicio de esta sentenciadora, los estándares de la prueba indiciaria, y no lo hace puesto que de ella solo es posible concluir que efectivamente se inició y se encuentra pendiente un juicio en el que es parte el sindicato de base denunciante, demanda que se interpuso en contra de la denunciada de autos, entre otros, en representación de los trabajadores cuya garantía de indemnidad se estima conculcada. También, porque no lo ha negado la denunciada, es posible concluir que ésta tuvo la intensión de despedir a los trabajadores por los que se denuncia, sin que lo hubiera hecho concretamente. Pero esto no es todo en materia de falta de indicios de vulneración, pues de la prueba rendida que fue incorporada con el objeto de acreditar indiciariamente la supuesta represalia, no es posible concluir que ella hubiera tenido lugar, primero, por cuanto, como se dijo ya antes en esta misma sentencia, el tiempo que media entre la acción judicial y la iniciativa de la denunciada en orden a despedir, impide concluir que ésta última hubiera sido consecuencia del ejercicio del legítimo derecho a interponer la referida acción, que hubiera sido el antecedente obligado de la decisión que se ha pretendido por el empleador, pero también por cuanto, a pesar de la incorporación de la prueba documental también analizada y la conclusión a que arribó la dirección del trabajo en la fiscalización llevada a efecto, ésta resulta insuficiente dado que no se refiere a los trabajadores por los que se acciona en el presente juicio y porque en dichas actuaciones, en cuanto ellas pudiera contener antecedentes que de acuerdo con el DFL N° 2 de 1967, ley orgánica del servicio fiscalizador, en su artículo 23, pudiera tener el carácter de presunción legal de veracidad, tampoco aporta gran cosa. Tal como se dijo, las declaraciones del dirigente Sr. Campaña se limita a afirmar que ha habido represalia, la que niega el Sr. Hurtado Lattapiat en la misma gestión y no existe mayor desarrollo de otros antecedentes. A mayor abundamiento, la denunciante ha alegado también que la denunciada empresa ha incurrido en lesión de la garantía de no discriminación, según se desprende de lo dicho en el libelo de inicio. Sin embargo, tal como lo plantea, esta discriminación que se reprocha se encontraría presente en la propia represalia que igualmente se le imputa, sería, en los términos planteados, parte de esta misma conducta de reacción y expresión de la misma, por lo que no advirtiéndose indicios de la existencia, como se ha dicho hasta aquí, de la mencionada actitud de parte de la denunciada, no es posible considerar que ella además pudiera ser y al mismo tiempo una actitud discriminatoria. Que, en las circunstancias anotadas en el presente considerando y en el que le precede, en los cuales se ha dejado establecido que de acuerdo a la prueba rendida no se ha logrado el estándar probatorio de la existencia de la vulneración de derechos fundamentales alegados por la actora, porque no se acreditó, ni aún indiciariamente, los hechos que habrían permitido tal vulneración, se hace procedente desechar la demanda interpuesta por este capítulo.
DECIMOCUARTO: Que, lo que se ha dicho precedentemente, en orden a que se desestimará la demanda interpuesta, no significa, de modo alguno, que se estime que los despidos de que ha pretendido hacer objeto la denunciada a los trabajadores por los que se ha accionado, puedan ser justificados. Esta sentenciadora no ha hecho tal calificación. No es posible, ni jurídicamente procedente hacerlo, primero y en gran medida, porque los despidos no han tenido lugar, razón por la que no puede este tribunal, entrar a juzgar a priori que la causal en la que se pretendió despedir a estos trabajadores, sin hacerlo, pudiera ser justificado o no. Ello no es posible, hacerlo sería autorizar al empleador a utilizar una causal con la venia del Tribunal aún antes que los despidos se materialicen. Recordemos que no estamos en el caso en que se esté ventilando una causa por desafuero laboral, caso en que ello sería procedente. Esta razón, entre otras que se expresarán más adelante, justifica que, ex profeso, no se hubiera analizado la prueba tendiente a demostrar la razonabilidad o fundamentos de la medida que la empresa denunciada quiso implementar respecto de los trabajadores involucrados en la presente denuncia. Dicho de otro modo, si no se hará lugar a la denuncia de autos, es porque, como se explicó latamente en los considerandos precedentes, esta sentenciadora no encontró prueba suficiente para estimar, si quiera a nivel de indicios, que entre la interposición de la acción de octubre de 2007 y la intensión manifestada por el empleador de despedir a estos 19 trabajadores, un año y nueve meses después, hubiera un relación que permita calificarla como represalia, en los términos ya expresados, de ser la segunda, efecto, intensión de reacción, consecuencia por reproche, respecto de la primera, teniendo presente, además, que como también se expresó ya en esta sentencia, no hay represalias justificadas o proporcionadas.

Y, visto, además, lo dispuesto en los artículos 2° y 5° de la Constitución Política de la República, artículo 23 del DFL N° 2 de 1967 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, Ley orgánica de la Dirección del Trabajo, artículos 446 y siguientes, 485 y siguientes del código del trabajo, se declara:

I. Que, no se hace lugar a la incidencia de falta de legitimación activa interpuesta por la denunciada, en cuanto por ésta se intenta excluir como legítimos denunciantes a la FEDERACIÓN DE TRABAJADORES PORTUARIOS Y AFINES DE VALPARAÍSO y a la CONFEDERACIÓN DE GENTES DE MAR, quienes, por el contrario han ejercido legítimamente la presente acción.
II. Que, se hace lugar a la incidencia de falta de legitimación activa interpuesta por la denunciada, en cuanto por ésta se intentó excluir al trabajador fallecido Francisco Verdugo Sanhueza, el que queda, en consecuencia excluido de entre los trabajadores por los que las organizaciones sindicales han accionado en el presente juicio.
III. Que, no se hace lugar a la demanda de vulneración de derechos fundamentales en procedimiento de tutela laboral.
IV. Que, no se condena a la denunciada al pago de las costas de la causa por estimar el tribunal que tuvo motivos plausibles para litigar.

RIT T-40-2009
RUC 09- 4-0018271-7



Regístrese, notifíquese a las partes y archívese en su oportunidad.
Pronunciada por doña Ximena Cárcamo Zamora, Juez Titular del Juzgado de Letras del Trabajo de Valparaíso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada